El dólar superó los $21 y bajó, pero igual alcanzó un nuevo máximo histórico

El dólar superó los $21 antes de la intervención del BCRA
El dólar superó los $21 antes de la intervención del BCRA Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
(0)
27 de abril de 2018  • 10:48

El dólar minorista cerró hoy a $20,88 para la venta, tras haber superado la barrera de los $21 a la mañana cuando llegó a venderse a $21,20. Luego, la demanda de la moneda estadounidense comenzó a bajar una vez que se conoció que el Banco Central subió tres puntos su tasa de política monetaria, que pasó de 27,25% a 30,25%.

Sin embargo, el cierre de hoy volvió a marcar un nuevo máximo, cuatro centavos por encima de la cotización récord de ayer.

El BCRA subió la tasa de interés para frenar el dólar

7:35
Video

En tanto, en el segmento mayorista, la divisa terminó un centavo por debajo del cierre de ayer y se vendió a $20,54.

En las primeras operaciones del día, la divisa estadounidense en el mercado mayorista llegó a subir más de 35 centavos y tocó un máximo de $20,91.

Ante esta dinámica, que significaba una devaluación del peso del 1,7% en el día, el Banco Central volvió a aparecer con venta de reservas y anunció una fuerte suba de las tasas de interés para frenar la escalada.

Ayer, el dólar superó su marca histórica y cerró en $20,84, pese a una nueva intervención del BCRA, que convalidó una suba en la tasa de interés por primera vez en cuatro meses y vendió US$853,3 millones. El día anterior, había liquidado una suma récord de US$1471,7 millones.

Tras llegar a su máximo histórico, cómo seguirá el dólar

13:34
Video

La presión sobre el tipo de cambio se mantiene hace semanas por una persistente demanda en el mercado. La suba de tasas de interés en los Estados Unidos y la entrada en vigencia del impuesto a la renta financiera para inversores extranjeros son algunos de los factores que inciden en este contexto, sumado al impacto de la sequía sobre la cosecha y la consecuente disminución en el ingreso de divisas del sector agroexportador.

Cambio de escenario

La conferencia de prensa del 28 de diciembre en la que Marcos Peña, Nicolás Dujovne, Luis Caputo y Federico Sturzenegger anunciaron la 'recalibración' de las metas de inflación -pasaron de 12% a 15% para 2018- abrió un nuevo contexto para la política económica y monetaria del Gobierno.

A lo largo de los primeros dos años de gestión de Sturzenegger, el manejo de la tasa de interés había sido el instrumento de política monetaria elegido para operar sobre el tipo de cambio y la inflación, con intervenciones ocasionales en un régimen de "flotación administrada" del dólar.

Tras el 28D, la entidad relajó su política monetaria y aplicó sucesivos recortes en la tasa de interés de referencia, en una dinámica que derivó en un salto del 18% en el tipo de cambio en tres meses. Paralelamente, la inflación se aceleró, estimulada por aumentos de tarifas y el transporte: en el primer trimestre acumula un 6,7% a nivel nacional, según el Indec.

A partir del 5 de marzo, en un contexto de mayor demanda de dólares, el BCRA volvió a vender reservas al mercado -su última intervención había sido a mediados de 2017, antes de las PASO- para contener la suba del tipo de cambio y evitar así un mayor impacto sobre la inflación.

No obstante, luego de liquidar más de US$5000 millones en ese lapso, cambió su estrategia y dispuso la primera suba en la tasa de interés desde noviembre de 2017.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.