Suscriptor digital

Los músicos se alejan de Pity Álvarez tras el escándalo en Tucumán

Después del fallido show en la capital de la provincia, el guitarrista y el bajista decidieron no continuar en la banda. “Creo que no hay futuro para Viejas Locas”, asegura el sonidista Fernando Parra
Manuel Buscalia
(0)
27 de abril de 2018  • 11:19

“Creo que no hay futuro para Viejas Locas”, le dijo a Rolling Stone el sonidista de la banda, Fernando Parra, semanas después del show en Tucumán que iba a marcar el regreso de Pity Álvarez a los escenarios después de un año y 5 meses, pero que no se realizó. El músico llegó 8 horas tarde al lugar y el público reaccionó frente a la demora de la peor manera: en los incidentes que se generaron en el estadio de Argentinos del Norte una torre de sonido, varios equipos del staff técnico y puestos de merchandising terminaron prendidos fuego.

“Hicimos un presupuesto de los equipos que perdimos en el show y suman alrededor de 50.000 dólares”, reveló Parra. Pero el costo no fue solamente material. “Es un momento de mierda para todos, estamos dolidos y tristes”, agrega el guitarrista Juan del Río, que decidió abandonar el grupo después del no-show y aseguró: “No están dadas las condiciones para seguir. Por mi parte es la segunda vez que me bajo y es la definitiva”. Es la misma decisión que tomó el bajista Gabriel Prajsnar, que integró la última versión de Intoxicados y era parte de Viejas Locas desde 2013. “Ya no toco más ahí. Le deseo lo mejor a Pity y a los que estén, de verdad, pero ya no tengo nada que ver”, le dijo a RS. Contactado por este medio, el baterista Fernando Samalea, que iba a hacer su debut en la formación, prefirió no hacer declaraciones. Y Pity no respondió a los intentos de contacto por parte de esta redacción.

Entre el incendio, los saqueos y los destrozos, se perdieron tres computadoras, seis placas de video, cables, una consola de luces, otra de sonido y la batería que Fernando Samalea se había hecho especialmente para el show. “Vi el fuego en la torre de sonido con dos de los chicos ahí y pensé en lo peor”, recuerda ahora Alejandro Beltrame, realizador y camarógrafo que fue testigo de los incidentes desde el escenario. “Presencié cómo mis compañeros, profesionales y buena gente, perdieron todo”, dice.

"Estamos dolidos y tristes”, dice el guitarrista Juan del Río, que decidió abandonar el grupo después del no-show.

El final de la historia del regreso fallido no estuvo en línea con lo que había pasado en los meses previos al 7 de abril, en los que Viejas Locas llevó adelante una rutina flexible de ensayos con relativa normalidad y hasta daba señales de afianzamiento. “Veníamos preparando la vuelta desde el año pasado, poniendo a punto las cuerdas”, dice Del Río. “Después con la incorporación de Samalea nos pusimos a ensayar, muy lúcidos, repasando concienzudamente hasta tres veces la lista de temas cada vez que nos juntábamos.” En un posteo de Facebook reciente, el ex baterista de Gustavo Cerati y Charly García elogiaba al líder del grupo. “Pity, persona noble, mente híperinteligente y mucho sentido del humor, sensibilidad y ternura. En su órbita, da gusto ser una vieja loca que rueda por las calles”, definía en la publicación.

Mientras el ex líder de Intoxicados aseguró en una carta que a su vuelta a Capital se dio cuenta que fue "estafado, usado y engañado", otro detalle enoja más al equipo del Pity: cerca de las 20:30 del día del show, alrededor de 8.000 personas –que habían pagado las entradas de 700 pesos en efectivo– esperaban frente al escenario cuando funcionarios de la Dirección de Bromatología y Control de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán ingresaron al predio para entregar un acta de comprobación y clausura, que pesaba sobre el estadio hace varios días. Desde el staff de Viejas Locas dicen que se enteraron de la clausura “cuando cayeron de la Municipalidad” y piensan “que Pity los estafó a todos”.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?