Hacia dónde va la medicina estética

La ciencia y la tecnología intentan avanzar hacia procedimientos más naturales, no quirúrgicos, y se valoran cada vez más los que ya están muy probados por sobre las novedades, según las ponencias del congreso antiaging que se realizó recientemente en Buenos Aires.
La ciencia y la tecnología intentan avanzar hacia procedimientos más naturales, no quirúrgicos, y se valoran cada vez más los que ya están muy probados por sobre las novedades, según las ponencias del congreso antiaging que se realizó recientemente en Buenos Aires. Fuente: LA NACION - Crédito: Galickas
Malú Pandolfo
(0)
28 de abril de 2018  

Corrección de nariz sin bisturí, seudolifting por medio de ácido hialurónico, opciones para contar con el beneficio de sustancias para mejorar la piel sin agujas. Las nuevas propuestas de procedimientos estéticos buscan la mayor naturalidad y la menor invasión posibles. Un avance en favor de la estética que se puso de manifiesto en la última edición del congreso antiaging (Beauty Antiaging & Aesthetics Sessions) que se realizó en Buenos Aires.

"Hay que estar en la última, pero usar la penúltima", sentenció Ernesto Pérez Hernández, dermatólogo de la Universidad Complutense de Madrid, al referirse a los últimos y más eficaces tratamientos estéticos. Destacó su preferencia por aquellos procedimientos que tienen más estudios clínicos que los avalan en comparación con los recién salidos de fábrica. En esto coincidió con la cirujana Griselda Seleme, para quien "no siempre lo novedoso es lo mejor. Lo más efectivo es lo que tiene un mayor tiempo de uso". Es que los profesionales más serios y respetados buscan garantía de seguridad en la experiencia, antes de practicar las técnicas en sus pacientes. En el caso de las sustancias inyectables, la seguridad está exclusivamente en aquellos reabsorbibles. "Cualquier reacción o la misma evolución producto del envejecimiento no va a generar una complicación en estos casos", precisó la cirujana.

Así, entre mesas redondas, debates, demostraciones y prácticas en vivo, se desarrolló el congreso médico que, desde 2014, año a año se lleva a cabo en Buenos Aires y se replica en Asunción, Santiago de Chile, Montevideo, Miami y Madrid, con una fuerte impronta práctica, demostraciones, videos y técnicas en vivo.

Los principales temas de esta edición fueron los inyectables, los dispositivos tecnológicos y la dermocosmética.

SIETE TRATAMIENTOS QUE MARCARON LA AGENDA DEL CONGRESO

1- Energía cinética. Para inyectar sin agujas, consiste en un jet de aire. Aplicada por medio de una máquina a alta velocidad, introduce sustancias como ácido hialurónico o vitaminas para mejorar la calidad de la piel: revitaliza la dermis sin quemar la piel y además trata estrías y cicatrices de todo tipo. Se aplica mediante un disparo de aire comprimido de alta velocidad que llega hasta 6 milímetros de profundidad, alcanza el nivel de la dermis, por lo que no es un relleno, sino que cumple la función de un skinbooster. Si bien se considera no invasiva, técnica genera microtraumas por donde ingresan los activos. "Hay estudios clínicos que avalan el tratamiento que se practica desde 2007 en Asia y en España desde hace un año y medio", aseguró el español Pérez Hernández. En estrías suele alcanzar una sesión y para revitalizar son tres mensuales.

2- Láseres aggiornados. "Parecían de ciencia ficción y hoy los ves hasta en el supermercado", dijo Pérez Hernández. Desarrollo mediante, hoy los láseres son capaces de sacar pigmentos, lo que los vuelve ideales para eliminar tatuajes, incluso si son de colores. Los láseres específicos disparan muy rápidamente, barriendo el pigmento sin dañar la piel circundante.

3- Ácido hialurónico. Es otra estrella en el mundo de la estética con muchos años de práctica y ahora se lo aplica, con cánulas, para rinomodelación no quirúrgica, o modelación de la nariz sin bisturí. La técnica, que se realiza en una sesión, cuenta con aprobación científica, y corrige asimetrías, gibas y puntas de nariz caídas. El efecto dura más de un año.

4- Rellenos. Respecto a los rellenos propiamente dichos, estos ya no se limitan a las arrugas y pliegues del rostro. Hoy se buscan efectos indirectos. El resultado es comparable a un pseudolifting. Por el paso del tiempo los ligamentos de la cara se deslizan y los tejidos tienden a caer. Para evitarlo se aplica ácido hialurónico en el medio de la cara, debajo del ligamento que queda sostenido y se levanta así el óvalo facial.

5- Bioestimulación. Con la seguridad debida, la bioestimulación, es decir la aplicación de sustancias que generan tensión del tejido y estimulación de fibroblastos para generar colágeno propio, devuelve tensión a la piel de manera natural. Aprobada por la Food and Drug Administration (FDA), la hidroxiapatita de calcio se inyecta para dar volumen y renovar colágeno en mejillas, cuello y manos. Esto mejora el óvalo y redefine el cuello y su acción dura un año. Se trata de micropartículas de calcio que se aplican con cánulas en la dermis. Para su aplicación, la sustancia se diluye y se le agrega una anestesia para minimizar la molestia. Se recomiendan tres aplicaciones cada dos meses.

6- Hilos reabsorbibles. Otra técnica es la aplicación de hilos reabsorbibles. Surge en cardiocirugía, para suturas reabsorbibles a largo plazo. "Hace siete años los coreanos empezaron a usarlos en la piel. Dan tonicidad porque activan el fibroblasto. Cuando se absorbe el hilo queda el trayecto fibroso, por lo que su acción dura dos años", afirmó Escobar.

7- Toxina botulínica. Cuenta con la seguridad que le dan sus años de uso. Y se presentaron novedades en su aplicación. Se considera uno de los productos más seguros, con resultados evidentes y el que menos complicaciones tiene. Entre los múltiples usos que se siguen descubriendo, se supo que hasta llegan fuera del ámbito de la estética. La aplicación de la toxina ayuda en casos de depresión crónica y migraña. En hiperhidrosis axilar, del cuero cabelludo y palmar es una solución para atenuar la excesiva sudoración. En lo específicamente estético, una nueva modalidad de aplicación de la toxina apunta a respetar las emociones. "Se bloquean determinados músculos para erosionar expresiones negativas, pero no se paralizan otros, como por ejemplo el músculo orbicular o de la pata de gallo, para no transformar una sonrisa verdadera en una sonrisa falsa. Por otra parte, si querés asombrarte, tenés que mover la frente, no se la puede paralizar totalmente", describió el dermatólogo Sergio Escobar, director del encuentro.

Para evitar problemas siempre se aconseja buscar médicos referenciados, fijándose en sus experiencias comprobables, el material propio publicado, asistencia a congresos y pertenencia a sociedades o asociaciones médicas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?