Trigo: de la caja chica a la caja grande

Cristian Mira
Cristian Mira LA NACION
(0)
28 de abril de 2018  • 03:00

Después de la muy mala cosecha gruesa, el trigo de la nueva campaña asoma como una luz de esperanza. ¿Se transformará la caja chica de fin de año en la caja grande? Algunos indicios auguran una perspectiva optimista sobre el cereal.

El primer dato a tener en cuenta es el de las precipitaciones de las últimas semanas. Según los especialistas en clima, los perfiles afectados por la sequía de la primavera y del verano comenzaron a recuperarse. No obstante, todavía se necesitan más lluvias. Fue por eso que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó que el área sembrada con el cereal crecería 3,5 por ciento respecto de la campaña pasada porque todavía hay zonas secas.

"Si se dan las lluvias, con los precios que hay y la necesidad de pesos después de la mega seca se puede llegar a un aumento del área sembrada de 15%", estima Paulina Lescano, analista del mercado de granos.

Ese incremento representaría unas 850.000 hectáreas más y 2,5 millones de toneladas adicionales respecto del ciclo que concluyó este año, considera la especialista.

El mercado está dando buenas señales también. Según explicó un trabajo de la Federación de Acopiadores, que el mes próximo realizará el congreso A todo Trigo, es la primera vez en seis años que los stocks gloables del cereal caen. "Esto es muy positivo para nosotros porque va implicar una mayor firmeza en los precios", dijo Leandro Pierbattisti, asesor de la Federación de Acopiadores. Aunque falta para enero de 2019, las cotizaciones para ese fecha son 30 dólares superiores a lo que eran hace un año respecto de 2018 (US$ 160 contra US$ 190 la tonelada).

Lescano, por su parte, señala que para la campaña 2018/19 se espera una baja de 2% en la producción global. Esa cifra no es importante, pero el dato que aporta la especialista, en coincidencia con Pierbattisti, es que "los stocks finales de los principales países exportadores caerían entre un 10 y un 15 por ciento".

Mientras se espera una baja de la producción de Rusia, hoy el principal exportador mundial, Estados Unidos tuvo problemas con los trigos de invierno y los de primavera "arrancan muy retrasados en la siembra por suelos todavía congelados o con nieve", destaca Lescano.

Claro, de Rusia no solo se habla por el Mundial sino por la posibilidad de que su expansión triguera llegue a las cálidas costas de Brasil, el principal cliente argentino. Lescano no descarta que pueda vender a Brasil, "pero más que nada haciendo algún acuerdo en donde Brasil no le haga pagar el arancel extra Mercosur, a cambio de que Rusia importe productos de ellos".

Pierbattisti, en cambio, ve que el crecimiento ruso tiene un riesgo para la Argentina. "Podemos perder presencia, principalmente en los destinos latinoamericanos", dijo, según el informe de la Federación de Acopiadores.

Lo que resulta evidente es que la reducción a cero de los derechos de exportación y el desplome de las barreras al comercio derivó en un aumento de la producción. Un argumento más para sostener la escasa razonabilidad económica que tienen las retenciones como las que todavía pesan sobre la soja. Aunque continuarán el sendero de reducción hasta quedar en 18% a fines de 2019, la oleaginosa sigue siendo afectada por un tributo distorsivo que no lo tiene ningún otro rubro de la economía. Además, ahora que el Gobierno necesita dólares para mantener la divisa verde a raya, podría recurrir a la baja de retenciones para incentivar a quienes tienen soja sin vender. Conjeturas.

El otro desafío del trigo es continuar con la mejora de la tecnología. Todavía está pendiente la actualización del marco regulatorio de la industria de semillas que permita el reconocimiento al desarrollo intelectual por mejoramiento genético del cereal. El país necesita mejorar los rendimientos y la calidad del trigo. La Argentina podría recuperar los lugares de vanguardia que alguna vez tuvo si hubiera más empresas que estuvieran incentivadas a invertir en investigación y desarrollo. Segmentos como el del trigo candeal o la segregación por calidad parecen haber sido abandonados por la política de control y prohibición del anterior gobierno. Esa página se puede dejar atrás.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?