Suscriptor digital

Los impuestos provinciales y las tasas se llevan hasta un 30% de los pasajes aéreos

Los impuestos camuflados en las facturas comenzaron a discutirse a partir de la suba en las tarifas de los servicios
Los impuestos camuflados en las facturas comenzaron a discutirse a partir de la suba en las tarifas de los servicios Fuente: Archivo
Diego Cabot
(0)
29 de abril de 2018  • 19:13

La historia de los impuestos camuflados en distintas facturas de servicios se empezó a discutir a propósito de la suba de tarifas de electricidad y gas. Sin embargo, están presentes en una gran cantidad de servicios. Los pasajes de avión no son la excepción, tanto para vuelos internos como para los internacionales. Por cada ticket se facturan, directamente sobre la tarifa base, entre 21 y 30% de impuestos. Y allí hay tributos nacionales, provinciales y tasas para aportar al sistema de aeropuertos. Pero además, dentro de la tarifa base que consolida la aerolínea están implícitos todos los que paga la empresa.

En principio, el IVA es el principal impuesto. Los tickets que se venden para todos los vuelos que se realizan en el país pagan un IVA diferencial. Se aplica una alícuota del 10,5%, la mitad de lo que se paga en la mayoría de los bienes y servicios. Hay una excepción: ningún vuelo que tenga Ushuaia como punto de partida o de destino tributa este impuesto.

El impuesto tiene una particularidad respecto del transporte: el único medio que está exento es el taxi. El artículo 7 de la ley del IVA establece que "los servicios de taxímetros y remises con chofer realizados en el país, siempre que el recorrido no supere los 100 kilómetros, no pagarán IVA". Sin embargo, todos los otros transportes están alcanzados por un impuesto adicional del 10,5%.

Pero hay más. Cada pasaje que se expide incluye un rubro en la descripción "tasas e impuestos". Allí conviven varios adicionales que se facturan y que paga el pasajero.

La primera se denomina "tasa aeropuerto", que se factura como XR. Esta tasa, que paga el pasajero dentro de su boleto, es una suerte de peaje por usar las instalaciones aeroportuarias. La tarifa está regulada por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna). Según el cuadro vigente, hay tres tipos de aeropuertos. Los más importantes, clasificados en el grupo I, cobran a cada usuario que tiene como origen o destino ese tipo de estación un cargo de $74,33 más IVA, lo que da un importe de ida y vuelta de $177,19. Solo los vuelos a Ushuaia no pagan el IVA sobre este importe.

Si se toma en cuenta que el año pasado, según datos oficiales del Orsna, se vendieron 24,6 millones de tickets (la cuenta de pasajeros es ese número dividido por dos), la tasa aeroporturia que pagaron los viajeros llegó a $1827 millones. Eso es parte de lo que después se destina para hacer obras en los aeropuertos. Es decir, en el fondo de los anuncios está una enorme colecta que se hace entre los usuarios para financiar las obras.

Fuente: LA NACION

Desde la privatización, la Argentina optó por este sistema. Es decir, las mejoras en las aeroestaciones se financian con dinero que aportan los usuarios. Dicho de otra forma, es un esquema cerrado de pago por lo que se usa. Y claro, quien más viaja más aporta.

Además de este monto que termina en el Orsna, el fisco recaudó con esa tasa $386 millones en concepto de IVA. También se paga la llamada "tasa de seguridad", facturada como TQ, que es de $20 por tramo y no tributa IVA.

Estos dos cargos, que no son porcentajes, sino montos fijos, determinan que el impacto final de las tasas y los impuestos sobre los pasajes varíe según el billete. Por caso, en los más baratos impactan más que en los más caros.

Y finalmente, en la solapa cargos, está Ingresos Brutos. Todas las provincias se pusieron de acuerdo y cobran una de las alícuotas más altas de cualquier actividad: 4,5% de la tarifa básica va a parar a las provincias por este impuesto.

El impuesto a los ingresos brutos suele ser utilizado por los gobernadores como una zanahoria para las aerolíneas. De hecho, varios lo rebajan para intentar seducir a las empresas para poner más frecuencias. Córdoba, por caso, le ofreció una importante reducción a Aerolíneas Argentinas para que la línea aérea estatal instale un centro de operaciones en la provincia.

Estas tasas, además, tienen un correlato en los vuelos internacionales. Claro que ahí las tarifas son en dólares y no importa el destino. Cada pasajero que sale del país por los principales aeropuertos paga US$49 más IVA si es un vuelo internacional, y US$25,16 si es regional, en concepto de tasa aeroportuaria. Además, tendrá que dejar en ventanilla 10 dólares de tasa de seguridad.

La letra chica del ticket

Adicionales

Cada pasaje que se expide cuenta con un rubro en la descripción "tasas e impuestos". Allí conviven varios adicionales que se facturan y que paga el pasajero

Impacto económico

Por cada pasaje de avión se facturan, directamente sobre la tarifa base, entre 21 y 30% de impuestos. Y allí hay tributos nacionales, provinciales y tasas para aportar al sistema de aeropuertos

Financiamiento

Las obras de infraestructura en los aeropuertos se financian básicamente con el dinero que aportan los usuarios de las terminales aéreas. Desde la privatización del sistema aeroportuario, la Argentina optó por un esquema cerrado de pago por lo que se usa. Y claro, quien más viaja más aporta

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?