Suscriptor digital

Guiño de Merkel a Trump por el pacto nuclear con Irán

Fuente: Reuters - Crédito: Kai Pfaffenbach
En la Casa Blanca, dijo que el acuerdo "no es perfecto"; gestos de acercamiento
Rafael Mathus Ruiz
(0)
28 de abril de 2018  

WASHINGTON.- En un guiño al presidente norteamericano, Donald Trump , la canciller alemana, Angela Merkel , afirmó ayer en la Casa Blanca que el acuerdo con Irán "no es perfecto", al calificarlo solo como un "primer paso" que ayudó a frenar el programa nuclear de Teherán.

"Creo que, obviamente, este acuerdo es cualquier cosa menos perfecto. No resolverá todos los problemas con Irán. Es una pieza de un mosaico, un bloque, si se quiere, sobre el que podemos construir una estructura", indicó Merkel, en una conferencia de prensa junto a Trump en la Casa Blanca, al cierre de una visita que duró tan solo tres horas.

La frase de la canciller alemana volvió a marcar otro acercamiento entre Europa y Washington respecto del acuerdo con Irán, el histórico logro diplomático sellado en 2015 cuya continuidad pende de un hilo ante la posibilidad de que Trump se niegue a certificarlo el próximo 12 de mayo, y abra de esa forma la puerta para cortar la asistencia financiera a Teherán, y volver a imponer sanciones. Irán dijo que, sin Estados Unidos, se retirará del pacto.

Merkel reforzó la ofensiva diplomática europea que abrió, días atrás, el presidente francés, Emmanuel Macron, que propuso buscar "un nuevo acuerdo" más amplio, que contemplara algunas de las preocupaciones que ha marcado Trump, crítico acérrimo del pacto firmado en 2015.

Aunque Trump nunca tuvo con Merkel la química que gestó con Macron -a quien el magnate lo agasajó esta semana con la primera visita de Estado de su presidencia-, el presiente recibió a la canciller con dos besos, la llamó "una mujer extraordinaria" y la felicitó por su último triunfo electoral. Merkel devolvió gentilezas, al agradecerle su "muy cálida recepción". Era su primer viaje fuera de Europa desde su última reelección, que le dio un cuarto mandato.

La agenda era abundante en temas ríspidos. Los dos temas centrales, tal como ocurrió con Macron, fueron el futuro del acuerdo nuclear de Irán y la disputa comercial entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, desatado por la decisión de Trump de imponer tarifas a las importaciones de acero y aluminio. Ese punto, otra vez, pareció ser en el que menos avances lograron ambos mandatarios.

Trump volvió a advertir que no permitirá que Irán obtenga un arma nuclear, y su flamante secretario de Estado, Mike Pompeo, insistió en que si el acuerdo persiste tal como fue firmado, sin "soluciones sustanciales" a sus deficiencias, el presidente republicano retirará a Estados Unidos. Pero Pompeo, que viajó a Bruselas para su primera reunión en la OTAN, también remarcó que aún no hay una decisión final. "No hay una decisión tomada", señaló.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?