Suscriptor digital

Cheever revisitado, entre el sueño y la pesadilla

Víctor Hugo Ghitta
(0)
28 de abril de 2018  

Escribir sobre la penosa búsqueda del yo, un rostro apenas entrevisto en la ventanilla de un tren; escribir sobre los continentes y las poblaciones de nuestros sueños, sobre el amor y la muerte, el bien y el mal, el fin del mundo". Ese era el propósito de John Cheever. Cuentista excepcional, para muchos una suerte de Chejov americano, su obra lleva la marca de la melancolía y el dolor más íntimo, cuando no el peso de lo francamente sombrío. Cheever (1912-1982) fue el retratista de la alta burguesía entre los años 40 y 60; según sus propias palabras, fue el narrador de "un mundo perdido en el cual Nueva York aún estaba llena de la luz del río, donde se escuchaban cuartetos de Benny Goodman en la radio y cuando casi todo el mundo usaba sombrero". El mejor Cheever es este reunido por Penguin Random House en sus Cuentos (con piezas deslumbrantes como "El nadador" y "La geometría del amor"), reedición que coincide con la de sus Cartas, correspondencia que incluye el diálogo postal que mantuvo con figuras como John Updike, Saul Bellow y Philip Roth.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?