Cómo pega el alza del dólar en el día a día

Fuente: Archivo
Créditos hipotecarios, ahorros, combustibles y servicios, afectados
Pablo Fernández Blanco
(0)
28 de abril de 2018  

Más allá del eventual traslado a precios sobre la macroeconomía, la escalada del dólar en la última semana tiene efectos concretos sobre algunos consumos específicos, tanto de bienes como de servicios. A continuación, el detalle de algunos de ellos.

Ahorro: uno de los efectos más evidentes de la depreciación del peso frente al dólar es la erosión del poder adquisitivo de los ahorros, si están en moneda local, o su apreciación, si el atesoramiento estaba en la divisa norteamericana o alguna otra considerada "dura". En otros términos, quien a principios de esta semana tenía US$100, contaba con el equivalente a unos $2051, pero hoy dispone de $2094, es decir, un 2% más.

Créditos hipotecarios : Quienes tienen créditos hipotecarios preaprobados en pesos deberán rehacer las cuentas. Eso se debe a que las viviendas en el país se venden principalmente en dólares, y la devaluación los obliga a juntar más pesos para cancelar la operación.

El presidente del colegio inmobiliario de la ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, dijo a la agencia Télam que "esta semana hubo un parate en el mercado" inmobiliario por la fluctuación del dólar.

"La gente está preocupada. El que busca inmueble se da cuenta que necesita más pesos. Los créditos son en pesos y tiene que ver cuánto más necesita para comprar", explicó.

Servicios digitales: aunque está la opción de pagarlos en pesos, muchos servicios digitales que han tenido un desarrollo notable en el último tiempo, como Netflix y Spotify, todavía se cobran en dólares en algunos casos. De manera que sin haber aplicado un aumento en sus precios, el usuario que reciba la factura en moneda extranjera requerirá más pesos para hacerles frente. Esas empresas tienen sede fuera del país y una contabilidad altamente dolarizada.

Tecnología: Una parte importante de la tecnología se importa y se paga en dólares. En ese caso, el traslado a los precios del aumento en la divisa norteamericana golpea directamente, por ejemplo, en los valores de las computadoras, si bien su valor está bajo. Además, otros costos relacionados con la venta de esos productos, como el packaging y la logística, tiene menor incidencia en el precio final de venta del insumo que en otros productos tecnológicos más baratos.

Alimentos: al igual que en el caso de la tecnología, en los alimentos la apreciación del dólar se notará en el valor de los productos que vienen del exterior, cuya llegada favoreció gradualmente el Gobierno. Entre ellos están los whiskies de las marcas más conocidas y frutas como la banana.

Vacaciones: Viajar afuera también será más caro si se mide la compra en pesos, dado que los pasajes están atados al precio de los combustibles, que se mide en dólares. En menor medida, el hospedaje fuera del país puede verse afectado según la variación del tipo de cambio del destino. Europa o Estados Unidos, por caso, serán destinos más onerosos.

Combustibles : Los combustibles también están directamente atados al dólar. Un 80% de los costos de producción de las naftas y del gasoil se explican por el precio del petróleo, su principal materia prima, que está en dólares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.