Al estilo de Hong Kong

Los mejores sabores asiáticos replicados en este enclave del Barrio Chino Fuente: LA NACION Crédito: Martín Lucesole
29 de abril de 2018  

La cocina asiática arrasa en Buenos Aires. Pura o más o menos interpretada, mezclada o extendida a otras geografías, según los autores o los intérpretes más jóvenes. Felizmente quedan cocineros auténticos y tal vez no tan glamorosos, pero que siguen con los platos clásicos como se elaboraban caseramente.

En el superpoblado Barrio Chino, el restó de Liu y Lili posee una carta que abarca los productos de tantos países cercanos, cada vez más abundantes en los coloridos mercados de la vecindad, sobre todo pescados y mariscos de reconocida frescura que surten también a los cocineros porteños. Nacido en Hong Kong , Lui Cheuk Hung compra siempre el producto que se encuentra de temporada, por lo que la carta cambia con gran frecuencia.

Lui Cheuk Hung empezó a cocinar en su país a los 11 años, mientras que hace cuatro décadas que maneja fuegos aquí, donde realizó trabajos en varios restós porteños. Casi solo en sus hornallas, su mujer Lili comanda el salón y la brigada, últimamente con jóvenes sumados al staff de siempre.

No ha cambiado el comedor, amplio, sencillo, impecable, con poca deco, el rojo domina en algunas lámparas y faroles de papel plegado.

Con los varios dim sum, dumplings o food street norteamericanos (ya en la calle del Barrio Chino porteño) de exqusita masa y rellenos de la casa comienza el festín, presentados en vaporera de bambú. Segundo paso para los carnívoros las satte o brochettes de pollo o cordero, de cerdo las costillas asadas y panceta (285) y carne roja en platos picantes. La otra especialidad es el pato, preparado estilo Hong Kong y no Pekín, un must de la cocina china, laqueado en largo y cuidadoso proceso. Además, pollo con almendras (muy pedido, 300), tofu con carne picante (290) y cerdo laqueado (360).

Los champiñones nativos y las algas encantan a los veggies. El mar provee las especialidades: pescados enteros espectaculares, fritos, al vapor, picantes; vieiras, almejas, calamares y langostinos tan del gusto argentino. También hay variedad de curries muy apreciados, fideos, arroces, tofu y sopas. Todo se alegra más con la salsa de shoyu, sésamo, picante y ajo.

Puntaje: 8

Fuente: LA NACION Crédito: Martín Lucesole
El plato: Dim sum en vaporera de bambú Bebidas: La cerveza va muy bien con los sabores, también los tés, calientes o fríos. Algunos prefieren el vino rosado El pato: Hay que reservarlo un día antes de la comida, y demora una hora antes de servirse Para Gourmands: Ostras frescas, cangrejo y langosta (congelados) a pedido A la asiática: Para 4 o más, compartir las mesas con centro giratorio Para mejorar: Las cartas-menú