Murió Alfie Evans, el bebé que había motivado una batalla legal en el Reino Unido

Hacía cinco días que habían desconectado su respirador artificial, pese a la oposición de sus padres; tenia una enfermedad degenerativa irreversible
Hacía cinco días que habían desconectado su respirador artificial, pese a la oposición de sus padres; tenia una enfermedad degenerativa irreversible Crédito: Alfies Army Official vía AP
(0)
28 de abril de 2018  • 10:44

LONDRES.- Alfie Evans, el bebe de 23 meses que fue centro de una batalla legal en el Reino Unido , murió esta madrugada en el hospital Alder Hey de Liverpool, según confirmó su padre, Thomas Evans. Hacía casi una semana que los médicos habían desconectado el respirador artificial por orden judicial, pese a la oposición de sus padres. Tenía una enfermedad neurológica degenerativa e irreversible y estaba en "estado semivegetativo", casi sin función cerebral.

Alfie había motivado una larga batalla judicial de sus padres por lograr, en vano, prolongar el tratamiento contra la opinión de los médicos, un caso que movilizó hasta al Vaticano.

"Mi gladiador bajó su escudo y se ganó sus alas a las 2.30. Totalmente desconsolado. Te amo, mi niño", escribió Thomas Evans en su cuenta de Facebook.

Los médicos que atendían al niño en Liverpool habían considerado que no había que seguir tratándolo, pero sus padres, Kate James y Thomas Evans, lucharon durante meses para intentar convencer a los jueces de que les permitieran trasladarlo a Italia , donde sería atendido. Su pedido habían llegado hasta el papa Francisco , quien los había respaldado: había pedido que se escucharan los deseos de los padres y había apuntado a que "solo Dios puede decidir" quién muere. El gobierno italiano incluso había concedido la nacionalidad a Alfie y había ofrecido un avión militar para trasladarlo a Roma. Esta mañana, el pontífice lamentó la muerte de Alfie y dijo que estaba "profundamente afectado".

Según la ley británica, puede solicitarse la intervención de los tribunales cuando padres y médicos no están de acuerdo en el tratamiento que debe recibir un menor. La justicia británica había rechazado este miércoles un último recurso de James y Evans.

El hospital Alder Hey de Liverpool, donde Alfie estaba ingresado desde diciembre de 2016, emitió hoy un comunicado: "Todos nosotros lo sentimos mucho por Alfie, Kate, Tom y toda su familia, y nuestros pensamientos están con ellos. Este ha sido un momento devastador para ellos y pedimos que se respete su privacidad y la del personal del Alder Hey".

Evans dio las gracias al personal del centro de salud "por su dignidad y profesionalidad durante lo que debe haber sido un momento increíblemente difícil también para ellos".

Según el establecimiento médico, Alfie, nacido el 9 de mayo de 2016, sufría una patología neurodegenerativa rara y para la cual no existía tratamiento. Sus médicos consideraban que no era conveniente continuar tratándolo. El soporte vital a Alfie había sido retirado el lunes tras una serie de fallos judiciales que respaldaron la opinión de los médicos.

Agencias AFP y AP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.