Boca, Racing y el problema de la cancha embarrada

Francisco Schiavo
Francisco Schiavo LA NACION
(0)
29 de abril de 2018  • 12:05

La lluvia trae suspicacias. Esta Superliga deja un tema pendiente y vale la pena pensar cuánto cambió en realidad el fútbol argentino. Gimnasia vs. Boca se suspendió diez minutos antes del horario del comienzo. Racing vs. Arsenal se postergó casi siete horas antes, cuando ya la lluvia era más débil. Intereses. Todo se trató de un tema de intereses.

Fue imposible alejarse de las suspicacias. Boca llegaba en un mal momento y con la infatigable persecución de Godoy Cruz, apenas a tres puntos con un juego más. Y, como si fuera poco, el conjunto xeneize decidirá el miércoles próximo su suerte en la Copa Libertadores, ante Junior, en la húmeda Barranquilla. Bueno fue cuidar la mente y las piernas.

Hubo cuestiones llamativas en la postergación. Pero una puntual. El árbitro Facundo Tello cambió de opinión en muy poco tiempo. "La cancha nos propone arrancar el partido", dijo, en Radio La Red. Y, tras una reunión con los capitanes de los equipos, un par de integrantes del cuerpo técnico y dirigentes, decidió la suspensión. Eran las 10.50. Todo sucedió en apenas 20 minutos. Tello, llamativamente, no se arriesgó a empezar el encuentro, como otras tantas veces ocurrió en el campeonato argentino.

Eso sí: es cierto que la lluvia nunca aflojó por la mañana, que el pronóstico meteorológico no daba demasiadas esperanzas y que, de complicarse, sería un riesgo para los futbolistas. Tan cierto como que desde temprano había versiones de que los xeneizes llegaron a La Plata con la intención de que el partido no se jugara.

Será imposible despegarse de las dudas por todo lo que se generó alrededor de Boca después de los dichos de Marcelo Gallardo. Esos de la "guardia alta" de River. Esos que señalaron que en cada puesto de poder había hinchas de Boca. De Mauricio Macri a Claudio "Chiqui" Tapia y el mismo Angelici. Por todo eso no quedaría bien que, ahora, el partido se jugara en el estadio Ciudad de La Plata y con público visitante. Si no habrá sido una doble victoria xeneize.

Lo de Racing también llamó la atención. ¿Habrá estado tan mal el campo? ¿El drenaje no hubiera funcionado con tantas horas de por medio y mucha menos lluvia? La Academia también jugará entre semana por la Copa Libertadores y a Arsenal, ya descendido, le da todo lo mismo a estas alturas.

Dos de los clubes más importantes de la Superliga estuvieron en medio de las suspicacias. El fútbol argentino siempre genera controversia. Incluso cuando no se juega. Y ni que hablar cuando se juega fuera de la cancha.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.