Unión-Talleres: el Tatengue festejó un triunfo que lo acerca a la Sudamericana y complica a River

Argentina Superliga
  • 3
Unión Santa Fe

Unión Santa Fe

  • Jonathan Bottinelli /
  • Yeimar Gómez /
  • Diego Zabala
  • 0
Talleres de Córdoba

Talleres de Córdoba

José E. Bordón
(0)
30 de abril de 2018  • 19:00

SANTA FE.- Unión volvió al triunfo después de cuatro fechas. Y ganó una de las tres finales que tiene por delante para coronar el sueño de ingresar, por primera vez, a un torneo internacional. Derrotó por 3 a 0 a Talleres de Córdoba , que ahora ve peligrar su lugar en la próxima Copa Libertadores, y provocó un festejo interminable que se trasladó a diferentes puntos de la ciudad. Claro que todavía falta: la próxima fecha va a la Bombonera y cierra como local con Independiente, dos que también se juegan cosas importantes en el campeonato argentino. Por lo pronto, ascendió al octavo puesto y dejó fuera de la zona de clasificación a River, que tiene pendiente su encuentro de esta fecha contra Estudiantes, a jugarse el 10 de mayo.

El cotejo tuvo un punto álgido sobre el final. Cuando el local ganaba 2 a 0 (Bottinelli y Yeimar Gómez Andrade, los centrales), Nereo Fernández le cometió penal a Arias y el arquero salvó el error conteniendo el disparo del mismo delantero. Y la tranquilidad se la otorgó el uruguayo Zabala, ampliando la diferencia en tiempo de descuento.

El 1-0 de Unión

Todo sucedió después de un primer período deslucido. Le costó más a Talleres adaptarse al planteo tatengue pero Unión no logró superar el orden defensivo de su adversario. Mauro Pittón y Franco Fragapane le dieron agilidad al medio para mover las piezas ofensivas, donde sobresalió Lucas Gamba, siempre claro e incisivo. Enfrente, el conjunto cordobés se resignó a la presión del local y no consiguió la profundidad que pretendía su técnico, Frank Kudelka, cansado de pedir más fútbol por los laterales.

Hubo más acciones defensivas que intenciones de crear y generar fútbol en las áreas rivales. Por eso, ni Nereo Fernández ni Guido Herrera tuvieron sobresaltos, aunque el golero de Talleres debió soportar la acción más clara de ese período, cuando sobre el final Diego Zabala enganchó de derecha a izquierda y su remate se fue apenas desviado.

El segundo del Tatengue

Pero el cotejo se "armó" desde el arranque del complemento. Un buen tiro libre de Balbi fue conectado de cabeza por Bottinelli -estaba unos centímetros adelantado- y abrió el juego. Talleres sintió el impacto y fue a buscar cerca del área local. La decisión provocó lo de siempre: desorden defensivo que el local aprovechó, porque cubrió mejor los espacios y aceleró cuando superó la línea del medio. Ni las variantes corrigieron el desorden de Talleres, que respetó demasiado a Unión. Y eso, el tatengue no lo perdonó. Otro buen remate de Balbi desde la esquina llegó a los pies de Gómez Andrade y así el colombiano pudo convertir su primer gol en primera división en el fútbol local.

Salvo la acción del penal, nunca estuvo comprometido el fútbol rojiblanco. Esta vez aprendió aquella lección del 2-0 arriba al 3-3 final con Tigre, la mañana del día de su cumpleaños (15 de abril).

Zabala convirtió el 3-0

Hubo satisfacción en el técnico Madelón y conformidad en los jugadores por un trabajo sólido. Talleres seguirá masticando la bronca de no haber sabido cambiar a tiempo para terminar confundido y ahora con cierta intranquilidad en el objetivo de estar en la Libertadores.

El penal que atajó Nereo Fernández

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.