El Trece apuesta por un clásico: así fue el regreso de Los 8 escalones

Guido Kaczka nuevamente al frente del popular ciclo.
Guido Kaczka nuevamente al frente del popular ciclo.
(0)
30 de abril de 2018  • 01:47

Con el objetivo mejorar su perfomance de las noches de domingo, el canal Trece sacó de la galera uno de los ciclos más populares de los últimos años: Los 8 escalones. El programa de preguntas y respuestas en el que un grupo de participantes desafía a dos jurados, volvió luego de un paréntesis de varios años. Nuevamente con la conducción de Guido Kaczka , el programa recibió a varios participantes que debieron enfrentarse al conocimiento de dos de los jurados más famosos del: Iván de Pineda y Teté Coustarot .

En su regreso, el programa no buscó darle una vuelta de tuerca al formato ni agregarle características que no sumaran, sino que simplemente apostó por su estructura clásica y por los grupos de participantes, que en este caso fueron primero unos hermanos, y luego tres amigas. En ese sentido, la intención fue concentrar el foco de atención en la dinámica estructura del ciclo sin caer en recursos que anteriormente no funcionaran, como la incorporación de famosos al juego.

Los 8 escalones fue durante el 2014 y 2015 uno de los programas de entretenimientos más importantes de la televisión argentina, logrando muy buenos números de rating y posicionándose como uno de los caballitos de batalla más sólidos del canal. Fue también el último programa en el que trabajó con frecuencia Gerardo Sofovich, quien se convirtió en uno de los jurados más populares, y que sorprendió a buena parte del público con su saber. Y por fuera de Iván y Teté, también pasaron por ese ciclo periodistas como Juan Di Natale o Fernando Niembro.

En su vuelta a la televisión, la cifra obtenida por el programa no logró acercarse a Bake Off, el reality culinario que emite en ese mismo horario Telefe. Mientras Los 8 escalones tuvo un número que en sus mejores momentos arañaba los siete puntos, Bake Off estaba lejos con un rating que superaba holgadamente los doce puntos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios