Premios Platino 2018: cinco razones para seguir de cerca los pasos de una fiesta que se consolida

Una mirada a la entrega de los galardones más importante de habla hispana
Una mirada a la entrega de los galardones más importante de habla hispana Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Premios Platino
Silvina Ajmat
(0)
30 de abril de 2018  • 10:36

PLAYA DEL CARMEN.- Si Xcaret es un parque temático que busca mostrar a los visitantes de todo el mundo las maravillas naturales de la península de Yucatán, anoche sin dudas cumplió su objetivo. El parque se convirtió en el centro neurálgico de la gran fiesta del cine iberoamericano, los premios Platino , que llevaron hasta este lugar recóndito, entre selva y playa, a las más de 60 celebridades que no quisieron perderse la entrega de premios que ya se ubica como la más importante de habla hispana, en la que se impuso Una mujer fantástica .

Ernesto Alterio en la rueda de prensa Premios de Honor
Ernesto Alterio en la rueda de prensa Premios de Honor Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Premios Platino

La cita era a partir de las 17 pero empezó mucho antes. Los invitados a participar de los premios Platino, ya sea como parte de la comitiva de alguna de las producciones audiovisuales nominadas, o como una de las celebridades que debía entregar un premio o actuar durante la velada, tuvieron varios eventos previos para interactuar, dialogar y disfrutar de las bondades de la hospitalidad mexicana. "Bienvenidos a casa", es la frase que se repite a cada paso por estas costas y sin dudas contribuye al disfrute de un paraíso de playa y mar como lo es el complejo Xcaret. Y lo que se propone como un premio a lo mejor de la producción audiovisual -cine y series- de Iberoamérica, se convirtió en esta, su quinta edición, en un verdadero acontecimiento de intercambio entre todos los talentos vinculados a la industria audiovisual: los premios Platino se han consagrado como el evento de mayor jerarquía para el cine y la televisión de América latina y España. Veamos por qué:

1. Figuras de gran repercusión. La organización de los Platino se ocupó de convocar personalidades relevantes de todos los ámbitos de cada país invitado, lo que garantizó el interés de la audiencia de todos los puntos del continente. Así, mientras de la Argentina viajaron hasta acá, además de la crew de las producciones nominadas -La cordillera, Zama, Un gallo para Esculapio, El maestro y Alanís- personajes como la China Suárez y Benjamín Vicuña, Tini Stoessel, Rodrigo de la Serna y Axel, España trajo a los protagonistas de las series del momento, como Ernesto Alterio, de Las chicas del cable, Asier Etxeandia, candidato a mejor actor por Velvet, y la cantante Malú. México tuvo a sus grandes figuras, como Eugenio Derbez, conductor de la gala, Adriana Barraza, premio de honor por su trayectoria, y Maná.

Maná, uno de los atractivos de la gala
Maná, uno de los atractivos de la gala Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Premios Platino

2. Los números musicales. Maná abrió y cerró la fiesta con sus grandes hits, y puso a las 3000 personas de la platea a bailar. Pero durante toda la noche los momentos musicales se llevaron las palmas: primero, Asier Etxeandia protagonizó uno de los momentos más divertidos de la noche, con un sketch junto a Derbez en el que decía que lamentaba no tener mucha participación en la fiesta, y terminaba cantando y bailando en el escenario una coreografía muy elaborada y dando rienda suelta a todo su histrionismo. Axel y Malú cantaron juntos "Que nadie sepa mi sufrir". El grupo Morat hizo lo propio y los que se llevaron todos los laureles fueron los raperos Arkano y Aczino, de España y México respectivamente, que improvisaron canciones con las palabras que les dictaban las estrellas.

3. Los detalles. Tanto los famosos como el resto de los 3000 invitados a la gala destacaron la manera en que los premios Platino cuidaron los detalles. Para empezar, pese a que la alfombra roja comenzó a las 17 y el.evento terminó cerca de las 23, nadie pasó hambre como en otras entregas de premios de larga duración. Se montó un espacio de cóctel al finalizar el recorrido de fotos y notas de la red carpet, con comida y bebidas para amenizar la velada. Luego, en la gala había puestos de bebidas y, para hacer frente al calor, en cada asiento esperaba a los invitados un abanico. El bonus track vino dado por un par de ojotas de goma para que las celebridades pudieran descansar: las mujeres, de los tacos altos y los hombres de los zapatos cerrados.

Adriana Barraza y su merecido premio a la trayectoria
Adriana Barraza y su merecido premio a la trayectoria Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Premios Platino

Sin sorpresas. La gran ganadora de la noche fue Una mujer fantástica. Nadie esperaba otra cosa, por lo que la expectativa no fue un elemento muy presente durante la ceremonia. Sin embargo, Daniela Vega aprovechó cada una de sus apariciones en el escenario para hacer un llamado importante a la reflexión y de hecho protagonizó uno de los momentos más importantes de la noche al hacer un llamado a ponerse de pie a todos por las mujeres que fueron abusadas en todo el mundo.

El tándem detrás de Una mujer fantástica: Sebastián Lelio, Daniela Veaga y Juan de Dios Larrain
El tándem detrás de Una mujer fantástica: Sebastián Lelio, Daniela Veaga y Juan de Dios Larrain Fuente: Archivo - Crédito: Prensa Premios Platino

4. La política, presente. Los discursos en apoyo a la lucha contra la violencia de género estuvieron siempre presentes y dejaron fuera de lugar algunos chistes machistas del presentador, Eugenio Derbez, quien pese a su voluntad de arengar contra los abusos no pudo evitar, aparentemente, dejar que entre sus gags se colaran humoradas de tinte misógino. La organización del evento decidió que los premios a mejor actriz y actor tanto de cine como de series se presentaran y entregaran al mismo tiempo. También hubo lugar para otros reclamos: Renata Pinheiro, ganadora del premio a mejor dirección de arte por su trabajo en Zama, pidió por la libertad de Lula Da Silva en su discurso. "Quiero que todos digamos Lula Libre". Por último, Adriana Barraza, ganadora del premio de honor, exigió "justicia y verdad" por los jóvenes desaparecidos en México.

5. Mucho más que una gala. Con un nivel de producción que deja poco que envidiar a los premios Oscar -lo comentó el propio presidente de la Academia de Hollywood, John Bailey, invitado especialísimo a esta entrega-, la noche tuvo su broche de oro con una gran fiesta para todos los invitados que tuvo lugar en la hacienda del parque Xcaret. Allí el intercambio entre realizadores, productores y artistas fue total. Entre brindis y bocados, hubo lugar para un networking importante para el enriquecimiento de la industria de todos los países involucrados. Pero no todo es negocios y la camaradería se disfrutó en todo momento. Los argentinos hicieron team festejando mutuamente los logros de cada quien. Pero fue la legión española la que se llevó el título de la más divertida de la noche. La dupla Asier Etxeandia-Hugo Silva se mantuvo durante toda la ceremonia a pura complicidad vivando a los ganadores de pie, cantando y bailando en los momentos musicales, y bromeando durante los cortes de la transmisión.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.