González Fraga justificó la suba de la tasa de los créditos hipotecarios: "Lo hacemos para seguir prestando"

Javier González Fraga se reunió el sábado con los gerentes generales de las 634 sucursales de la entidad
Javier González Fraga se reunió el sábado con los gerentes generales de las 634 sucursales de la entidad Crédito: Prensa Banco Nación
Sofía Diamante
(0)
30 de abril de 2018  • 09:31

La volatilidad financiera de la última semana no amargó lo planes del Banco Nación (BNA) que, en miras a su aniversario de 130 años, en 2021, su presidente, Javier González Fraga , reunió el sábado a los gerentes generales de las 634 sucursales para bajar un mensaje: "El banco está para apoyar la actividad productiva. Nuestra razón de ser es prestar. Subimos la tasa de interés de los créditos hipotecarios para seguir prestando y para que el sistema sea eterno. Y para eso, también es necesario que salgan a captar todos los depósitos posibles".

El segundo encuentro federal de gerentes del banco se llevó a cabo a menos de 500 metros de la casa central, en el Centro Cultural Kirchner (CCK), donde las más de 1100 personas colmaron la sala Ballena Azul y se llevaron como obsequio el libro "No permanecer caído", la historia de Los Espartanos, el equipo de rugby nacido en 2009 en el pabellón 8 de la cárcel de máxima seguridad de San Martín.

La reunión sirvió de antesala para un mes que encuentra al mayor prestatario de créditos hipotecarios con subas de tasas al 6,5% y al 8% anual para los clientes con o sin cuenta sueldo en la entidad, respectivamente. A esas tasas se le suman la unidad de indexación UVA.

"El aumento de tasas es para darle continuidad al proyecto. El sistema está creciendo a un ritmo mayor ahora porque hay un stock de atraso, pero en algún momento se va a normalizar. Cuando eso pase, el ritmo de crecimiento de los créditos debería estar en el orden de los US$3000 millones por año. Esa cifra sale de mirar lo que ocurre en Chile y en Brasil , donde el sistema funciona muy bien y donde el crecimiento es del 0,5% del producto por año. En la Argentina, eso equivale a $60.000 millones. Este año vamos a estar en los $100.000 millones; solo el Banco Nación va a prestar $60.000 millones", explicó González Fraga, y señaló que más allá del aumento sigue habiendo colas de decenas de miles de tomadores. "Nadie se ha asustado por las tasas nuevas", agregó.

El año pasado, el banco otorgó 26.248 créditos hipotecarios por $31.728 millones, lo que significó un incremento anual de 342% en cantidad de tomadores. En el primer trimestre de 2018, la entidad lleva otorgados 14.661 créditos, equivalentes a $19.301 millones. "Cada 46 segundos sale una familia con una escritura bajo el brazo. Aumentar las tasas es la parte dura. Lo importante es acomodar plazos y la relación cuota e ingresos", señaló, y permitió considerar excepciones cuando el atraso de pago se debe a responsabilidades que exceden al tomador.

El aumento de tasas se debe a que el BNA está a la espera de que se apruebe la ley de Financiamiento Productivo, que brindará una serie de beneficios fiscales para la descarga de paquetes de títulos hipotecarios en el mercado de capitales. "La tasa a la que se descuenta está en alrededor del 5%. Toda cartera que se coloca por debajo del 5% es castigada cuando se sale a vender. No se puede vender con una tasa de interés mayor a la que presta", explicó González Fraga.

En busca de liquidez

Al mismo ritmo que creció el otorgamiento de créditos, también bajó el ratio de liquidez del BNA. Mientras que en diciembre de 2016 era del 50,7%, un año después cayó a 30,6% y para junio se espera llegar a niveles cercanos al 20%. "Es un punto cómodo todavía. Pero tenemos que ser capaces de captar todos los pesos que anden por ahí. A partir del miércoles salimos a buscar depósitos ofreciendo UVA más el 5% de interés a 90 días. Nuestro crecimiento dependía antes de la voluntad de prestar; este año va a depender también de la capacidad de captar", alertó el economista a los gerentes.

Asimismo, el presidente anunció que están trabajando en un plan para abrir 200 sucursales nuevas "en un plazo relativamente corto". Acorde con los nuevos permisos del Banco Central, las próximas sedes serán salones con cajeros y terminales de autoservicio. "Casi no van a tener empleados, para que vengan los millennials. Tal vez pondremos expendedoras de gaseosas o de café. Tenemos que abrir muchísimas más sucursales, nosotros no somos como los bancos que atienden a sus clientes a través de home banking. Todas las semanas recibo intendentes que me piden una sucursal para su lugar. Ojalá lleguemos pronto a los mil locales, como tienen los bancos públicos en Brasil, Alemania o España, por ejemplo", dijo el excandidato a vicepresidente por la UCR .

Dentro de esta misma apuesta, la entidad buscará pegar un salto tecnológico y aumentar su presencia en el mercado, que actualmente es del 14,5%. "Queremos volver a ser el 20%, aunque esto va a llevar años", dijo González Fraga.

Para llegar a ese objetivo, el banco apuesta a incluir en el sistema financiero a las más de 3,5 millones de personas que tienen potencial de recibir microcréditos, según la Foncap (una organización dedicada al desarrollo de finanzas inclusivas). "Tenemos una gran oportunidad ahí. Las microfinanzas es uno de los grandes pilares del banco, es de las líneas mimadas. Tenemos que ser un actor fundamental en el ecosistema emprendedor", comentó el presidente, que señaló también los planes a futuro de financiar las exportaciones de bienes de consumo y de capital de las pymes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.