Nuevo Barrio, un rincón de la Feria donde habita la bibliodiversidad

Nuevo Barrio en la Feria del Libro Fuente: LA NACION Crédito: Fabián Marelli
30 de abril de 2018  • 16:52

¿En qué sector de la Feria del Libro se encuentran, en un breve recorrido, libros de Henry James y lord Alfred Tennyson, Gabriela Wiener y César Aira, Marc Augé y Roberta Iannamico, Héctor Viel Temperley y el inmortal Cesare Pavese? En su tercera edición consecutiva, Nuevo Barrio se afianza como el espacio donde conviven la innovación y el riesgo a la hora de imaginar catálogos editoriales. Más de veinte sellos fueron invitados por Fundación El Libro para exponer en doce stands por primera vez, de manera gratuita, en una de las calles del Pabellón Amarillo de la Feria. Muchas de las editoriales que participaron en ediciones anteriores de Nuevo Barrio volvieron a la Feria en stands colectivos.

En el stand de La Fer de Rosario se agrupan diez editoriales rosarinas. Con ese nombre (Feria de Editoriales Rosarinas), una vez por mes se hace en esa ciudad una feria del libro independiente en la plaza Pringles, en la que participan más de cuarenta editoriales de Rosario y su zona de influencia. A Buenos Aires llegaron diez: Neutrinos, la encantadora editorial para chicos Libros Silvestres, Casagrande, Nube Negra, Editorial Municipal de Rosario y Big Sur son algunas de ellas. Entre los imperdibles de La Fer, figuran los nuevos libros de poesía de Valeria Tentoni y Sergio Raimondi, otro de los poetas que Bahía Blanca dio al país; los libros objeto para chicos de Laura Oriato (verdaderas piezas de arte editorial) y Canciones faunas, de Analía Giordanino y María Zeta. A tono con el Espacio de Diversidad, se puede encontrar el volumen Historieta LGBT, una compilación de trabajos publicada por EMR.

De Lomas de Zamora a La Rural, llega como invitada Sudestada, que se destaca por sus publicaciones sobre literatura, política, historia, música y periodismo. En Nuevo Barrio, los editores suelen atender los stands. "De las novedades, el más vendido es Voces del feminismo rebelde", cuentan. El libro de Agustina Lanza reúne testimonios de activistas e investigadoras como Silvia Federici, Liliana Daunes, Claudia Korol, Raquel Vivanco, Diana Maffía y Eva Giberti, entre otras. Para los chicos, Sudestada ideó la colección Aventureros, con libros ilustrados sobre vida y obra de Lionel Messi, "Manu" Ginóbili y el sindicalista Agustín Tosco, además de libros temáticos sobre la Pachamama y el movimiento Ni Una Menos.

La Luminosa es un sello dedicado a libros de fotógrafos. Cada volumen es una obra única y los ejemplares están numerados. Entre los artistas de la luz que integran el catálogo están Marcelo Brodsky, Florencia Reta y Julieta Escardó . La novedad de Melisa Scarcella, Luz mala , plantea una experiencia óptica para conservar en la bilblioteca. Otro de los hallazgos de Nuevo Barrio es Dedalus , editorial que cumple diez años en 2018. Orientada a las ciencias sociales y la narrativa, publica libros de Francis Scott Fitzgerald, Guennadi Aiguí y Bruno Latour. La novedad de este año es de un autor argentino, el doctor en Ciencias Sociales Daniel Mundo, que el miércoles presenta con la directora Albertina Carri Variaciones sobre el porno . Otro recomendado de Dedalus es la "etnoficción" del antropólogo Marc Augé , Diario de un sin techo .
En el Nuevo Barrio conviven la innovación y el riesgo a la hora de imaginar catálogos editoriales Fuente: LA NACION Crédito: Fabián Marelli

Dos notables sellos argentinos de poesía, Ediciones del Dock y Gog y Magog, comparten medianera en Nuevo Barrio. Del Dock publica libros de autores argentinos desde 1989. En su catálogo están los grandes, como Héctor Viel Temperley, Jacobo Fijman y Joaquín Giannuzzi, pero también la nueva generación de voces, como Graciela Batticuore, Elena Anníbali y Valeria Sardi. La novedad rutilante del sello porteño es la coedición de Trabajar cansa y de Y vendrá la muerte y tendrá tus ojos, del poeta italiano Cesare Pavese.

Gog y Magog pasará a la historia por haber publicado a Sharon Olds en español, pero en su catálogo también están Francis Ponge, Fabio Morábito y Haroldo de Campos. Se acaba de publicar el libro número 101: La línea del desierto, de Alicia Genovese. Los ejemplares llegaron a la Feria antes que a las librerías. En el stand hay toda una sección de poesía eslovena, muy visitada por la comunidad eslovena que reside en el país. Al parecer, los eslovenos son fans de sus poetas.

Malisia es un colectivo editorial de la ciudad de La Plata integrado por Club Hem, Malisia Editorial, EME revista editorial y Píxel. Allí se encuentran libros de narrativa, poesía, ensayos y de periodismo narrativo. Los libros de poesía de Club Hem tienen la virtud de ofrecer un poético "2 x 1", que reúnen obras de dos poetas, entre ellos Liliana Ponce, Horacio Fiebelkorn, Mauro Lo Coco y Reynaldo Jiménez. Entre los bestsellers del stand, pican en punta la serie de libros de Marina Arias, que cuenta una historia de amor en el conurbano bonaerense, y los inclasificables relatos de Carlos Ríos.

Fuente: LA NACION Crédito: Fabián Marelli

La selección de sellos argentinos incluye el stand de Wu Wei y Absentha Libros, cuyos catálogos se caracterizan por publicar novelas policiales, relatos cómicos, libros de periodismo y de poesía. Entre sus autores están Ricardo Strafacce, Roni Bandini y Sebastián Pandolfelli. Por último, Madreselva se destaca como una editorial de temas contemporáneos como estudios de género y contracultura, nacimiento y crianza, anarquismo, feminismo y temática LGTB. Sobresalen los títulos Cuerpos sin patrones, sobre el "activismo gordo"; una novela sobre el abuso sexual narrada desde diferentes puntos de vista ( Por qué volvías cada verano, de Belén López Peiró), y Porno Burka, de la española Brigitte Vasallo.

Este año, tres de las editoriales seleccionadas para Nuevo Barrio son extranjeras: Funambulistas, de Madrid; Hueders, de Santiago de Chile, y la estrepitosa Estruendomudo, de Lima. La primera reúne obras poco conocidas de Henry James y Edith Wharton, y Cegador, novela del premio Formentor 2018, Mircea Cartarescu ambientada en Bucarest en los años sesenta. La autora best seller de Funambulistas es japonesa y amante de las matemáticas: Yoko Ogawa. En Hueders, se encuentran libros para chicos, ensayos de firmas prestigiosas como Pierre Clastres y Walter Benjamin y narrativa latinoamericana. De la dibujante chilena Catalina Bu se halla Libro libre. Estruendomudo, la editorial del barrio de Surquillo, se destaca por sus libros de no ficción, de narrativa latinoamericana y de poesía. Se pueden encontrar libros de la impar Gabriela Wiener, Carlos Enrique Freyre, Alejandra Costamagna y Daniel Hidalgo. La bibliodiversidad mora en un barrio de papel dentro de la Feria.

TEMAS EN ESTA NOTA