Dilma Rousseff, en la Feria del Libro: "Libre o preso, Lula será elegido presidente de Brasil"

Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Marcelo Veneranda
(0)
1 de mayo de 2018  • 16:48

"En Brasil usaron la ley para violar la ley. El golpe buscó encuadrar a Brasil en el neoliberalismo, buscó acabar conmigo, con el PT y convertir a Lula en víctima de la Justicia", sostuvo la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff, quien llegó a la Feria Internacional del Libro 2018 de esta ciudad para presentar Lula: la verdad vencerá.

"Temo por la vida de Lula, temo por la comida que ingiere y el agua que toma, temo porque impidieron que lo visite un médico", dijo la exmandataria, y advirtió: "Libre o preso, Lula será elegido presidente de Brasil".

Rousseff también le dedicó una crítica al presidente Mauricio Macri. Fue cuando llamó a "protestar" contra la ruptura de la Unasur por parte de Argentina, Brasil, Perú y Colombia. "¡Qué atraso absurdo y miopía política tuvieron los gobiernos de esos países!", protestó.

El evento, organizado por Clacso, la universidad UMET y Página12, contó con la presencia del expresidente de Colombia Ernesto Samper y el exgobernador de la Ciudad de México Cuauhtémoc Cárdenas, además del líder del sindicato de encargados de edificios y dueño de Página12, Víctor Santa María, que ofició de anfitrión.

Tanto en el ingreso del Salón Jorge Luis Borges del predio de la Rural como en las pantallas gigantes que rodeaban el escenario principal se leyó el reclamo "Lula Livre", destinado al también expresidente brasileño Lula Da Silva, condenado por el juez de Curitiba Sergio Moro en el marco de la megainvestigación del Lava Jato.

"Lula libre" fue también el canto con el que el público recibió a la expresidenta, seguido del tribunero "M.M.L.P.Q.T.P", dedicado al Presidente, Mauricio Macri, y -una novedad- la reversión dedicada a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

Samper y Cárdenas compartieron escenario con Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo; el premio Nobel de la Paz Adolfo Perez Esquivel; el senador nacional Fernando Solanas (Proyecto Sur), los diputados nacionales Victoria Donda (Libres del Sur) y Felipe Solá (Frente Renovador) y el intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez.

Hugo Yasky, líder de una de las dos ramas de la CTA; el Arzobispo Auxiliar de Buenos Aires, Gustavo Carrara, completaban la nutrida comitiva que rodeó a Rousseff.

Todos, a su turno, le dedicaron unas palabras de Dilma, a la que coincidieron en llamar "presidenta legítima", y a Lula, al que sin fisuras definieron como un "preso político", situación que atribuyeron al "golpe blando" de quien sucedió a Rousseff en Brasil, Michel Temer, y al juez Moro.

Al terminar la presentación, Rousseff partió hacia la sede Azopardo de la CGT, donde está previsto, a partir de las 17, un acto con parte de la cúpula sindical por el Día del Trabajador.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?