Los hermosos días

Fuente: Reuters Crédito: Darrin Zammit Lupi
2 de mayo de 2018  

La Fuente del Tritón, ubicada en la ciudad capital de la isla de Malta, La Valeta, ha recobrado recientemente todo su esplendor. Construida entre 1952 y 1959 por el escultor Vincent Apap, la fuente, de un atractivo indudable, había sucumbido a la herrumbre de los años. Finalizado un proyecto de restauración de cerca de cuatro millones de euros, este año los tritones lucen jóvenes, azules y brillantes, tal cual fueron concebidos. Un lujo, tal vez, pero al alcance de todos los paseantes, que ahora pueden volver a entregarse, bajo su influencia, a la ensoñación. Esa que el poeta argentino J.R. Wilcock, quizá también de cara al cielo, no pudo haber descripto mejor: "Y entre las nubes de la mañana, perderse en el aire, olvidar la eterna tristeza humana con el Pensamiento y la Gloria, mientras vibra el sol, y el aliento pérfido de la tierra huye envuelto en llamas, ¡y estar llegando donde se encierra la forma celeste de la Victoria!".

TEMAS EN ESTA NOTA