Dilma se reunió con Cristina, habló en la Feria del Libro y visitó la CGT

Dilma Rousseff, en la Argentina
Dilma Rousseff, en la Argentina Fuente: LA NACION
La expresidenta, destituida en 2016, dijo que teme por la vida de Lula dentro de la cárcel y criticó al gobierno de Macri
Marcelo Veneranda
(0)
2 de mayo de 2018  

Fue recibida al grito de "Lula libre" y bajo ese mismo coro, que grabó en un video junto al público para hacérselo llegar a Lula da Silva, partió. La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff -o "presidenta legítima", como coincidieron todos en llamarla ayer- colmó la Sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro de esta ciudad, donde presentó Lula: la verdad vencerá, dedicado al expresidente condenado por el juez Sergio Moro en el marco de la investigación del Lava Jato.

"Libre o preso, Lula será elegido presidente de Brasil", prometió Rousseff, en vista a los comicios presidenciales de octubre en el vecino país, que tienen a Lula como amplio favorito en las encuestas. La frase llegó poco después de una advertencia: "Temo por la vida de Lula, temo por la comida que ingiere y el agua que toma, temo porque impidieron que lo visite un médico".

"El golpe buscó encuadrar a Brasil en el neoliberalismo", agregó, y explicó que "el proceso de inclusión social" iniciado por el PT "despertó muchos monstruos en el poder político, económico y mediático" y, en particular, el "gran monstruo de la esclavitud", ese que, dijo, todavía resiente que "los negros hayan podido entrar a las universidades".

Rousseff también le dedicó una crítica al presidente Mauricio Macri. Fue cuando llamó a "protestar" contra la ruptura de la Unasur por parte de la Argentina, Brasil, Perú y Colombia. "¡Qué atraso absurdo y miopía política tuvieron los gobiernos de esos países!", protestó.

El evento, organizado por Clacso, la universidad UMET y Página 12, contó con la presencia del expresidente de Colombia Ernesto Samper y el exgobernador de la Ciudad de México Cuauhtémoc Cárdenas. El líder del sindicato de encargados de edificios (Suterh), Víctor Santa María, ofició de anfitrión.

"El verdugo de Lula es la Justicia mediática", sostuvo Samper, que identificó a medios, empresarios y jueces como "fuerzas oscuras que no quieren gobernar en democracia". Cárdenas, por su parte, calificó el impeachment que en 2016 llevó a la destitución de Rousseff y su reemplazo por Michel Temer como un "golpe que se completa con la prisión sin causa de Lula".

También tomaron la palabra los dirigentes políticos, sociales y académicos -una decena- que compartieron el escenario: el preludio terminó durando 80 minutos, en los que se condenó reiteradas veces a medios y poderes económicos por el "golpe blando" contra Dilma y Lula. El resto de los hechos investigados en el marco del Lava Jato, el mensalão y el petrolão no merecieron siquiera un paréntesis.

Dilma Rousseff, en la Argentina
Dilma Rousseff, en la Argentina Crédito: Twitter Clacso

Samper y Cárdenas compartieron escenario con Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo; el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; los legisladores Fernando Solanas (Proyecto Sur), Victoria Donda (Libres del Sur), Felipe Solá (Frente Renovador) y Hugo Yasky (Unidad Ciudadana); el intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez, y Gustavo Carrara, obispo auxiliar de Buenos Aires, entre otros.

"Lula libre" no fue el único canto que despidió a Rousseff de la Feria del Libro. El público también cantó contra Macri y una reversión destinada a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

En la previa, Rousseff visitó a la senadora y expresidenta Cristina Kirchner en su departamento de Recoleta. Además de Lula, la charla giró sobre "el ataque a los gobiernos populares, del retroceso social y económico de nuestros pueblos", según relató Cristina a través de Twitter.

Al caer la tarde, Rousseff visitó la sede Azopardo de la CGT, en el marco de la celebración del Día del Trabajador. Allí, la recibió parte de la cúpula sindical, encabezada por uno de los triunviros, Héctor Daer (Sanidad), Rodolfo Daer (Alimentación), Santa María y el expresidente Eduardo Duhalde.

Le entregaron un libro de Eva Perón. En ese marco, Rousseff cuestionó la reforma laboral encarada por Temer y la emparentó con la que intenta Cambiemos en el Congreso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.