Kanye West habló sobre su adicción a los opioides y su escandalosa internación

El cantante se refirió a los factores que derivaron en el colapso nervioso que sufrió en noviembre de 2016
El cantante se refirió a los factores que derivaron en el colapso nervioso que sufrió en noviembre de 2016 Fuente: Archivo
(0)
1 de mayo de 2018  • 21:58

Kanye West tomó la decisión de comenzar a hablar sobre su salud. En principio, reveló que se sometió a un procedimiento de liposucción en 2016, apenas unos meses antes de la crisis psiquiátrica que lo llevó a permanecer internado durante 10 días. Además, el cantante aseguró que para ese entonces se encontraba sumido en una fuerte adicción a los opiáceos.

"Estoy en un lugar más fuerte que nunca después del desastre", dijo el rapero, de 40 años, en una entrevista con el programa radial The Breakfast Club's.

A su vez, expresó que aquel colapso fue causado por "miedo, estrés, control y manipulación" y reflexionó sobre las emociones que lo llevaron a sentirse como "un peón en un tablero de ajedrez".

"Estaba haciendo hincapié en cosas que crean validación, cosas de las que en realidad no tenían que preocuparme tanto... El concepto de competencia, y estar en competencia con tantos elementos a la vez", reveló.

"Estoy feliz de que haya sucedido. Estoy feliz de haber ido al otro lado y haber vuelto", dijo West sobre el hecho de haber sido hospitalizado. "No puedo expresarte cuán traumatizante es ese momento en el que tus amigos y familiares abandonan el hospital y luego te despiertas drogado", afirmó.

Luego, contó que desde aquel momento toma medicamentos: "Definitivamente. Es una solución imperfecta porque me tranquilizó. Pero hay muchas formas de calmarse".

Sin embargo, también confió que actualmente no realiza ningún tratamiento. "Utilizo el mundo como terapeuta. Cualquiera con quien hable es mi terapeuta. Los llevaré a la conversación de lo que estoy sintiendo en ese punto y obtendré su perspectiva. Me gusta simplemente hablar con conocidos, amigos, familiares, y los mantengo en el teléfono durante 45 minutos a la vez, hablando de cosas. Es un poco narcisista", analizó.

El rapero también concedió una entrevista a TMZ y decidió ir más allá en sus confesiones. Allí expresó que debido a la intervención a la que se había sometido para verse mejor desarrolló una adicción a los opiáceos.

"Fui drogadicto. Me convertí en adicto a los opioides. Dos días después de haber suspendido los opiáceos, estaba en el hospital. Dos días antes de ir al hospital, estaba tomando opiáceos. Me hice una cirugía plástica porque estaba tratando de verme bien para el afuera. Me hicieron una liposucción porque no quería que me llamaran gordo como llamaron a Rob Kardashian en mi boda. No quería que me llamaran gordo, así que me hicieron una liposucción y me dieron opiáceos. A partir de ese momento, comencé a tomar dos de ellos y terminé tomando siete pastillas por día".

Según explicó, ese fue el motivo del comportamiento errático que mantenía sobre el escenario y en las redes sociales en esa época.

También enumeró otros "factores" que llevaron a su colapso nervioso, como la polémica que protagonizó con Taylor Swift y el violento robo que sufrió su esposa, Kim Kardashian, en octubre de 2016, en París. "Me afectó porque soy un artista y me afectó emocionalmente. Es como si todas estas cosas hubieran estado preparadas para hacerme daño", dijo West. "El robo, no sé de dónde vino eso. ¿Era ese un plan más grande? También estar en el escenario cuatro veces por semana. Te agotas allí arriba".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.