ETA, el grupo vasco que sembró terror en España durante medio siglo, finalmente se disuelve

ETA había anunciado el fin de los atentados en 2011
ETA había anunciado el fin de los atentados en 2011 Fuente: AP
Silvia Pisani
(0)
2 de mayo de 2018  • 10:32

MADRID.- Tuvo que pasar más de medio siglo y, en medio, llevarse más de 800 vidas inocentes y numerosos heridos.Pero, al fin, la banda terrorista vasca ETA –o lo que queda de ella– anunció hoy en España la "completa disolución de todas sus estructuras" y el final de su "iniciativa política".

Lo hizo a través de una carta que hizo llegar a diferentes instituciones y medios políticos. La desaparición de la banda terrorista que impuso el secuestro y el asesinato como método tiene fecha el pasado 16 de abril. Pero el texto se acaba de conocer. La misiva asegura la intención de "dar por terminados su ciclo histórico y su función, dando fin a su recorrido".

La banda nació en 1958 con el pretendido objetivo de luchar por la independencia de las provincias vascas de España y de Francia.

Días atrás, en otra carta, pidió perdón a algunas de sus miles de víctimas –entre muertos, heridos y afectados- pero no a todas.

En el texto difundido hoy, que complementa el anterior, no ahonda en autocrítica alguna. Sí asegura que la organización "ha disuelto completamente todas sus estructuras y ha dado por terminada su iniciativa política".

ETA termina, pero "el conflicto", no

Pero el texto desliza que, desde su perspectiva, los problemas no han terminado y que si bien la banda se disuelve, el "conflicto", cuya naturaleza no aclara no se acaba.

La expresión alude, sin duda, a la intención de un país independiente con las provincias vascas de España y de Francia. "El conflicto no comenzó con ETA y no termina con el final del recorrido de ETA", añade la misiva.

La banda dice en su escrito que el País Vasco está ahora ante "una nueva oportunidad para cerrar definitivamente el ciclo de conflicto y construir su futuro entre todos", y pide no repetir errores ni dejar "que los problemas se pudran".

"Años de confrontación han dejado heridas profundas y hay que darles la cura adecuada. Algunas todavía están sangrando, porque el sufrimiento no es cosa del pasado", añade.

Absoluta derrota

En rigor, el final de ETA, comenzó en octubre de 2011. Por entonces, cercada y derrotada policialmente, anunció el final de los atentados terroristas.

Desde entonces, ha estado buscando que ese paso se traduzca en alguna suerte de beneficio para algunos de sus más de 300 integrantes presos.

Se estima que hoy la estructura de ETA se reduce a una decena o tal vez dos, de personas en libertad con una capacidad de acción muy limitada, y más de 350 presos que guardan cárcel en distintas instituciones de España.

Tras décadas de sangre y miedo, hoy ha anunciado un final que muchos daban ya por descontado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.