srcset

Mix de texturas y mucha luz en un departamento de Belgrano

Sol van Dorssen
(0)
2 de mayo de 2018  

Casi como si se tratara de la escena de una película, una familia abrió las puertas de su nueva casa tras unas vacaciones y encontró todo tal cual lo había imaginado. "Estaba terminada, pintada y decorada hasta el último detalle: no faltaba nada, lista para instalarse", explica la arquitecta Diana Reisfeld.

Habían pasado ocho meses desde que un matrimonio con tres hijos la convocara para reacondicionar y equipar el departamento que acababan de comprar en una torre de Belgrano, desafío que aceptó gustosa. Conscientes de su trayectoria, los dueños le dieron libertad total para hacer lo que mejor le pareciera en esos 300m2 con vista soñada y construcción de calidad.

Reisfeld no dudó: mantuvo los pisos de madera originales del living y creó un poderoso mix de texturas que aportaron calidez. "Se quedaron con todo lo que les llevé. Fue una dinámica de trabajo fabulosa, con un resultado redondo".

La obra circular de la artista Jacinta Grondona es una presencia fuerte en el living, que llama la atención sin invadir.
La obra circular de la artista Jacinta Grondona es una presencia fuerte en el living, que llama la atención sin invadir. Crédito: Santiago Ciuffo

"Tiramos abajo varias paredes para ganar luz y ampliar el living, que sumó tres zonas bien delimitadas: el living propiamente dicho, un espacio de relax y el área del family room".

Acá las paredes fueron revestidas con enchapado en melamina ‘Touch’ de Masisa. En una de ellas se colocó un paño de papel (Raldúa) que suma color y textura, y marca sutilmente un límite más íntimo dentro del ambiente (ver en la foto de apertura).

Al igual que los sillones con género de Bozart, la mesa ratona –que combina tapa de mármol (Ragolia) con patas abrazadas por tientos de cuero– es un diseño del Estudio Reisfeld. Sobre ella, jarrón de cristal alto con hojas (Otra Sudestada) y contenedores de cuero de Vacavaliente (Tienda Malba).

La arquitecta Diana Reisfeld posa junto a macetas con pie blanco de Solsken. A la derecha, un mullido sillón de dos cuerpos con almohadones (Landmark) y mesas auxiliares.
La arquitecta Diana Reisfeld posa junto a macetas con pie blanco de Solsken. A la derecha, un mullido sillón de dos cuerpos con almohadones (Landmark) y mesas auxiliares. Crédito: Santiago Ciuffo

Sobre la mesa del comedor –el único mueble que la familia mantuvo de su casa anterior–, lámparas colgantes de hilo natural (Solsken). Acompañan sillas de Walmer.
Sobre la mesa del comedor –el único mueble que la familia mantuvo de su casa anterior–, lámparas colgantes de hilo natural (Solsken). Acompañan sillas de Walmer. Crédito: Santiago Ciuffo

Junto a la ventana, butacas y mesas auxiliares (Solsken). Además, pufs (Vivai, Punta del Este), alfombra (Mihran) y faroles en el piso (George Home Couture).

El vajillero de estilo chino fue diseñado por Reisfeld en raíz de fresno.
El vajillero de estilo chino fue diseñado por Reisfeld en raíz de fresno. Crédito: Santiago Ciuffo

Sin interrupciones, la vista desde el comedor hacia el living y el escritorio deja ver los ventanales protegidos con cortinas roller de Hunter Douglas (Solare), que dejan pasar equilibradamente la luz y de noche ofrecen la riqueza de su trama.

En el rincón de trabajo, escritorio (Estudio Reisfeld) y la silla de cuero (Walmer).
En el rincón de trabajo, escritorio (Estudio Reisfeld) y la silla de cuero (Walmer). Crédito: Santiago Ciuffo

"Ganamos espacio por todos lados y avanzamos sobre el balcón con un cerramiento para ubicar el escritorio. Salvo los pisos del living, se hizo todo a nuevo".

Un paño fijo (foto de la izq.) integra la zona de TV con el pallier privado. A la derecha, mesa de apoyo con erizos de cerámica (George Home Couture).
Un paño fijo (foto de la izq.) integra la zona de TV con el pallier privado. A la derecha, mesa de apoyo con erizos de cerámica (George Home Couture). Crédito: Santiago Ciuffo

El costado y la parte de atrás del sillón fueron aprovechados para convertirse en bibliotecas y mesas de apoyo.
El costado y la parte de atrás del sillón fueron aprovechados para convertirse en bibliotecas y mesas de apoyo. Crédito: Santiago Ciuffo

En la zona de Tv, sofá en L (Estudio Reisfeld) con almohadones en blanco y negro (Ikea) y manta tejida (Landmark) para ver pelis con total relajación. Lo enfrenta una amplia biblioteca en melamina ‘Roble natural’ (Masisa), en la que hay objetos de deco y libros. Las mesas redondas del centro y las piezas de cerámica altas (Solsken) dan vida a un escenario del que disfrutan a diario los miembros de la familia.

Sobre la mesa, caminos de lino crudos con raya roja (Landmark), individuales redondos de fibras y bowls blancos (Agustina Cerato), y jarra de cristal (Landmark).
Sobre la mesa, caminos de lino crudos con raya roja (Landmark), individuales redondos de fibras y bowls blancos (Agustina Cerato), y jarra de cristal (Landmark). Crédito: Santiago Ciuffo

En la barra que pone límite a la mesa, campana para tortas (Landmark) y jarrones de cristal con flores y plantas aromáticas (Otra Sudestada).
En la barra que pone límite a la mesa, campana para tortas (Landmark) y jarrones de cristal con flores y plantas aromáticas (Otra Sudestada). Crédito: Santiago Ciuffo

Siempre se buscó que la cocina fuera un espacio de líneas puras. Se logró con éxito, y es uno de los lugares más usados de la casa.

El ambiente quedó totalmente integrado con el comedor diario con isla. Su piso fue renovado con porcelanato ‘Broadway lime’ de 60x60 (SBG), que combina a la perfección con los muebles laqueados en blanco (Barugel Azulay) y el revestimiento símil madera de las paredes (SBG).

Alacena corrediza: elegante, práctica y gran ahorradora de metros.
Alacena corrediza: elegante, práctica y gran ahorradora de metros. Crédito: Santiago Ciuffo

En la cama, almohadones (Claudia Adorno), manta (Zara Home). Completan el ambiente una butaca de cuero y mesa de luz (todo de Solsken).
En la cama, almohadones (Claudia Adorno), manta (Zara Home). Completan el ambiente una butaca de cuero y mesa de luz (todo de Solsken). Crédito: Santiago Ciuffo

El mix de texturas es una de mis señas de identidad. Me encanta jugar con los géneros, los distintos materiales, e ir cambiando
Diana Reisfeld

La remodelación tuvo el lenguaje común de apostar a una misma gama de tonos en todos los ambientes (entre el beige y los visones). El dormitorio principal es un ejemplo de esto. Acá se aprovechó una de las paredes con un mueble abierto y en la otra, sobre la que está apoyado el respaldo de la cama, se combinaron empapelados de distintas tramas y tonos (Raldúa). La cama y las mesas de luz fueron diseñadas por el Estudio Reisfeld con melamina (Masisa).

El vanitory, como la mayoría de los muebles del departamento, son de melamina de la firma Masisa.
El vanitory, como la mayoría de los muebles del departamento, son de melamina de la firma Masisa. Crédito: Santiago Ciuffo

Al baño cuadrado se lo reformó partiéndolo en dos compartimentos: el vanitory por un lado y los sanitarios tras una puerta esmerilada. Además, se revistió pisos y paredes en porcelanato Calacatta (SBG). Tanto para la ducha como para el lavatorio se usó grifería ‘Libby’ de FV (Barugel Azulay).

Texto: Ceclia Devanna.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios