Racing-Universidad de Chile, por la Copa Libertadores: la Academia ganó y se clasificó a los octavos de final

Copa Libertadores Round
  • 1
Racing Club

Racing Club

  • Alejandro Donatti
  • 0
Universidad de Chile

Universidad de Chile

Nicolás Zuberman
(0)
3 de mayo de 2018  • 19:15

Racing es el primer equipo argentino clasificado a los octavos de final de la Copa Libertadores. No jugó bien, no brilló, no tuvo una buena presentación pero logró el primer objetivo del año: asegurarse el pase de ronda. Cuando los nervios se consumían en Avellaneda, un remate de afuera del área de Alejandro Donatti le dio a la Academia el 1 a 0. Así, quedó puntero en el Grupo 5 y debe definir el primer puesto ante Cruzeiro, en Belo Horizonte, el 22 de mayo.

Tuvo que pasar media hora de juego para que Racing le conociera la barba a Fernando De Paul, el arquero que ayer tuvo la Universidad de Chile. Fue un remate lejano de Lautaro Martínez. Fue, sobre todo, la prueba de que la Academia no podía encontrar su frecuencia en la noche. Eduardo Coudet dispuso el mismo once que igualó la semana pasada ante Vasco da Gama 1 a 1, la formación ideal que imagina desde enero. Pero igual que en Río de Janeiro fue un equipo espeso, sin esa frescura y esa electricidad que forman parte de la identidad que le impregnó Coudet.

El mediocampo con los apellidos de la guía telefónica -Centurión, Domínguez, González y Cardozo- apareció por tercera vez en el ciclo. Y no supo funcionar. Neri Cardozo anduvo primero por la izquierda y luego por la derecha, pero nunca encontró la manera para generar peligro con sus pases. La presencia de Diego González le quitó dinámica a la mitad de la cancha. Ricardo Centurión estuvo errático en los mano a mano cuando intentaba la individual. Y la presión, el arma más agresiva que tuvo la Academia en varios partidos de este año, no apareció en la primera mitad.

El resumen del encuentro

Para el segundo tiempo, Coudet movió el banco de suplentes. De entrada, les hizo lugar a Augusto Solari y Matías Zaracho. Salieron Cardozo y González. El Chacho buscaba más agilidad y dinámica. Algo de eso ganó Racing el segundo tiempo, pero los caminos al arco visitante nunca aparecieron: la muralla chilena parecía inquebrantable. Los cambios generaron algo de movilidad, pero eso se fue diluyendo. Apenas una vez había probado a De Paul en la segunda mitad, con un disparo de Centurión que resolvió bien el arquero chileno.

El flojo estado del campo de juego y el ritmo del equipo visitante, que llegó con una postura muy defensiva y decidido a hacer correr los minutos se volvieron un combo imposible para los nervios académicos. Cuando la presión empezaba a sentirse en Cilindro, llegó ese derechazo de Donatti que hizo olvidar todo lo anterior. Racing está en los octavos de final de esta Copa y ahora, para cerrar esta primera mitad de 2018, buscará conseguir tres triunfos en fila en la Superliga para asegurarse la presencia en la Libertadores del año que viene.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.