Suscriptor digital

Parte del paisaje

Héctor M. Guyot
Héctor M. Guyot LA NACION
(0)
3 de mayo de 2018  

Es el hombre y su circunstancia, dijo en sus meditaciones un recordado filósofo español. Y en la circunstancia entra el paisaje, que en algunos casos da la medida del hombre. Podría decirse que la montaña y el poncho del guía andino son la misma cosa. En su forma, en sus colores, responden al mismo principio. Puede verse al hombre en la montaña y viceversa. Del igual modo, la llama que descansa a su lado tiene el mismo color que la tierra seca de esa cumbre provisoria a la que ha llegado el contingente de turistas. El grupo ha andado cuesta arriba durante dos horas hasta alcanzar esa terraza ubicada a 5000 metros de altura. Mientras contemplan la belleza austera de los Andes peruanos, cerca de Cuzco, los visitantes recuperan el aire perdido en el ascenso. ¿Cuántos kilómetros han debido hacer desde sus hogares para despojarse de todo y maravillarse ante la nada? Ajenos, el hombre y la llama esperan. Son, más que nunca, parte del paisaje.ß

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?