Confirman la condena por violación del exfutbolista de Independiente Alexis Zárate

Alexis Zárate, el día de su condena, en septiembre pasado
Alexis Zárate, el día de su condena, en septiembre pasado Fuente: LA NACION
Gustavo Carabajal
(0)
3 de mayo de 2018  • 20:04

La Sala II de la Cámara de Casación Penal bonaerense rechazó el recurso presentado por la defensa del exfutbolista de Independiente Alexis Zárate y confirmó la condena a seis años y medio de prisión por abuso sexual agravado que, en septiembre pasado, le impuso el Tribunal Oral N°1 de Lomas de Zamora.

La resolución fue dictada por los camaristas Fernando Luis Mancini y Martín Ordoqui, que tuvieron en cuenta la cuestión de género y tomaron como prueba la declaración de la víctima, Giuliana Peralta, a quien entrevistaron personalmente. Debido a que la condena es de cumplimiento efectivo, el Tribunal que condenó al futbolista deberá decidir si ordena la detención del futbolista en las próximas horas, según informaron a LA NACION fuentes judiciales.

Zárate, de 23 años, está actualmente en Letonia, donde juega en el FK Liepaja desde fines de marzo. Llegó a Europa con permiso de la Justicia para poder desempeñarse en otra liga profesional. Su defensa había pedido que se le permitiera fijar domicilio en esa exrepública soviética, pero el mes pasado el tribunal le denegó el pedido, le ordenó que fije domicilio en Avellaneda y le indicó que debía presentarse el 10 de este mes. La Argentina y Letonia no tienen convenio recíproco de extradición.

A partir de la reconstrucción del hecho realizada durante el proceso judicial se determinó que el 16 de marzo de 2014, Giuliana Peralta fue llevada por su novio de entonces, el delantero de Independiente Martín Benítez, al departamento que compartían Zárate y otro futbolista, en Brandsen 5980, Wilde.

La pareja mantuvo relaciones sexuales. Se quedaron dormidos. Avanzada la madrugada llegaron Zárate y otro futbolista. Giuliana no recuerda en qué momento le corrieron la ropa interior, pero sí que, segundos después de ser penetrada, alguien que no era su novio le dijo al oído: "¿Vos te cuidás?"

Comenzó a forcejear y a gritar, sin lograr que Benítez se despertara; sólo cuando Zárate eyaculó y salió del cuarto, ella gritó "me violaron" y zamarreó a su pareja, que al fin abrió los ojos. El delantero intentó calmarla y hacerla desistir de contar lo que había pasado, pero Giuliana, vejada, sólo quería irse de ahí. Llegó a su casa y cuando al mediodía su madre la vio, demacrada, fue a la comisaría y puso en marcha la maquinaria judicial.

"Espero que se haga justicia y que vaya preso, por mí y por todas las chicas a las que les puede llegar a pasar esto", sostuvo la joven luego de escuchar el veredicto que, ahora, está a un solo paso de cumplirse de forma efectiva.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?