Suscriptor digital

El peso cayó 8% pese a que el BCRA volvió a subir tasas y vender reservas

El dólar alcanzó los $23, ¿qué hará el Gobierno?

16:01
Video
Tuvo el mayor tropiezo diario desde la caída del cepo, lo que llevó el dólar a $23 para los grandes negocios; la corrida no paró, aunque el rendimiento de la Lebac que vence en 13 días trepó más de 8 puntos para quedar al 40% anual
Javier Blanco
(0)
4 de mayo de 2018  

La corrida contra el peso se aceleró ayer hasta el punto de que el Banco Central (BCRA) no pudo controlarla, pese a que volvió a subir fuerte las tasas de interés y a tratar de calmar la sed dolarizadora vendiendo otros US$451 millones de las reservas. El resultado fue una devaluación del 7,83% del peso, la mayor para un día desde la salida del cepo, que se movió a contramano del resto del mundo dejando a la vista que la crisis cambiaria tiene un alto componente doméstico vinculado a la vulnerabilidad que los inversores externos asignan a la economía local. Y una generalización de la corrida que en ámbitos oficiales y hasta algunos analistas habían catalogado de "institucional" (en alusión a que se había originado en un generalizado desarme de carteras de fondos de inversión en bancos extranjeros en Lebac), que ya contagió a los operadores y ahorristas locales.

Luego de varios rumores sobre anuncios, anoche se confirmó que la única comunicación oficial será una conferencia de prensa hoy en el Ministerio de Hacienda, pero no para hablar de la situación cambiaria sino de las metas fiscales.

"El mercado se descontroló y vive una situación de pánico. Creo que el Presidente debe enviar un mensaje de confianza y clarificar cuestiones de política monetaria y fiscal, porque si solo decís que no va a pasar nada, resulta contraproducente", advirtió el economista Germán Fermo en declaraciones radiales.

A esa reacción mucho aportaron los cambios de estrategia a los que apeló desde el comienzo de la crisis el BCRA, dado que la entidad pasó de plantarse en algún momento a defender el valor del peso (para evitar que acelere más la inflación), a convalidar deslizamientos que se suponían estaban en línea con la desvalorización que el resto de las monedas del mundo sufrían frente al dólar ante las señales de deterioro que mostraba el clima financiero global.

Elisa Carrió: "Quiero llevar tranquilidad a toda la Argentina, el dólar va a bajar"

00:45
Video

Sin embargo, ayer, con tasas estabilizadas en Estados Unidos y el resto de las monedas de la región y el mundo rebotando frente al dólar, el BCRA se corrió del mercado cambiario poco después del mediodía y de haber resuelto el segundo aumento de 3 puntos en el interés de referencia, que pasó del 27,25 al 33,25% en 3 jornadas hábiles, e incluso ampliar a 500 puntos el techo del corredor de pases para pasar a cobrarle 38,25% a los bancos que le pidieran préstamos.

Así, favoreció que la caída del peso se acelere de modo inusual, hasta el punto de que dos minutos antes del cierre de las operaciones, y cuando el dólar se operaba a $22,45 para la venta en la plaza mayorista, alguien cargó en el sistema una oferta de compra a $23 que se ejecutó de modo casi inmediato, haciendo que ese valor quede como cierre para la divisa. Así, al final del día, el valor mayorista del dólar quedó por encima de la cotización simbólica de $22,9860 que le asignó el relevamiento del BCRA al minorista.

"A mediodía, cuando el dólar se operaba en $21,75, en leve baja porque el BCRA había vendido ya unos US$400 millones de los US$600 millones se llevaban operados, el ente monetario se corrió y dejó que el tipo de cambio flotara libre cuando nadie lo esperaba. Provocó un desconcierto generalizado que terminó posibilitando el salto final", observó el analista Fernando Izzo, de ABC, Mercado de Cambios. "El billete estuvo muy presionado por demanda tanto local como offshore todo el día y pese a otra suba de tasas. En la parte final de la rueda, cuando se operaba a $22,45, el mercado se quedó sin vendedores hasta que sobre el filo del cierre dos operaciones marcaron los $23 de cierre", corroboró en su informe de la rueda Global Agro Broker.

La situación de estrés que se vivió en la plaza fue tal que no había nadie dispuesto a tomar riesgo en pesos pese a que los premios y las coberturas que se ofrecían eran muy elevados. Para tener una idea: avanzado el mediodía, el inversor que se hubiese animado a vender dólares a $22,40 y, con esos pesos, comprar una Lebac (que se operaba ya al 35%, con tasa convalidada por el BCRA) quedaba cubierto ganando a menos que el dólar llagase a superar los $30,30 a fin de año. Y aun así nadie se animó. De allí que, al final del día, la tasa de Lebac a vencer en 13 días quedó al 40% (subió 850 puntos en la jornada), mientras que las de los títulos a vencer en 49 y 76 días (junio y julio) quedaron al 37%.

Informe del día, el dólar llego a $23

01:23
Video

Todo eso fue gestando un abrupto salto del dólar que era precisamente lo que el BCRA venía proclamando que buscaba evitar, lo que invita a pensar (junto a las reuniones que se desarrollaron al más alto nivel del gobierno ayer) que tal vez juntó fuerzas para pasar a la acción hoy y tras haber comprobado que al pasarse 7 ruedas vendiendo reservas a pérdida no hizo más que sumar más nerviosismo al mercado.

Por lo pronto ayer "el BCRA no pudo, no supo o no quiso evitar que el dólar suba 8% en una rueda en la que apenas se negociaron US$966 millones, es decir, 34% menos de lo que había vendido el miércoles pasado. Creo que mañana [por hoy] tendremos la respuesta", apuntó el analista financiero Christian Buteler.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?