Se acerca la cita olímpica más importante en la historia de la Argentina: llegan a Buenos Aires las estrellas del futuro

Buenos Aires, sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud
Buenos Aires, sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud Fuente: Archivo
Germán Leza
(0)
4 de mayo de 2018  

Hace poco más de un lustro, el 17 de octubre de 2012, Buenos Aires presentaba el dossier para ser candidata de los Juegos de la Juventud. Después, en julio de 2018 le ganó la compulsa a Glasgow y a Medellín. La apuesta y el aval económico del gobierno de la ciudad porteña, entonces gobernada por Mauricio Macri, y el apoyo por escrito de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, líderes de los dos partidos políticos que se opusieron en las últimas elecciones presidenciales, fueron clave para que los próximos Juegos de la Juventud se celebren desde el 6 al 18 de octubre en la metrópolis del Río de la Plata. Pero, ¿qué son los Juegos Olímpicos de la Juventud? ¿Es el evento olímpico más relevante en la historia del país? ¿Dónde serán las sedes? ¿Qué deportes habrá y quiénes participan?

Los Juegos de la Juventud se llevan a cabo cada cuatro años, y como en los mayores, los hay de invierno y de verano. Singapur 2010 fue el primero de verano. Luego le siguieron Innsbruck 2012 (Austria, Juegos de invierno), Nanjing 2014 (China, de verano), Lillehammer 2016 (Noruega, de invierno). En el caso de la Argentina, desde el primer proyecto hasta lo que se verá en octubre de este año, el proyecto sufrió modificaciones. La letra del tango dice que 20 años no son nada, pero aquí seis años pueden representar un siglo. En el proyecto que finalmente triunfó en Lausana (Suiza), el dólar proyectado era de 4,5 pesos y la inflación ascendía al 5,7%. Según una alta fuente del gobierno de la ciudad de Buenos Aires que consultó LA NACION en 2012, se calculaba que el presupuesto de los Juegos ascendería a 300 millones de dólares, incluyendo la Villa Olímpica. Actualmente, suma 435 millones de dólares en total, el dólar cotiza cinco veces más y la inflación anual fue cercana al 25% en 2017 (24,8% según cifras del INDEC).

La Argentina, sin embargo, convenció al Comité Olímpico Internacional (COI) de su capacidad para organizar un evento deportivo que presupuestariamente es, en promedio, once veces menor que lo que cuesta celebrar unos Juegos de mayores, según una estimación promedio del costo de unos JJOO de verano. Y en relación a los últimos Panamericanos de Toronto es casi cinco veces menor. Es decir, desde los costos, los Juegos de la Juventud requieren menos dinero pero desde lo deportivo, por la participación de atletas de 15 a 18 años de todo el planeta, es el evento olímpico más importante que la Argentina haya cobijado.

En cuanto a este último punto, participarán casi 4000 atletas y por primera vez en un evento olímpico habrá igual cantidad de hombres y mujeres. Es el concepto que el COI denomina "gently equality" –igualdad de género – y que se pretende emular más adelante en los Juegos de mayores. En total, habrá 32 deportes que se repartirán en cuatro grandes sedes: Parque Olímpico de la Juventud (Parque Roca), Parque Tecnópolis (en Villa Martelli), Parque Urbano (en Puerto Madero) y Parque Verde (cercano a los lagos de Palermo). La Villa Olímpica, que se presentó oficialmente hoy, estará frente al Parque Olímpico. A su vez, harán su debut olímpico algunos deportes con los que el COI busca conquistar nuevas audiencias en la televisión. El rating es una preocupación en el departamento de marketing de la organización. Por eso, estos Juegos sumarán deportes que, por tradición, no forman parte de la programación olímpica, como breaking (break dance), escalada deportiva, karate –ambas disciplinas serán parte de Tokio 2020– y patinaje de velocidad sobre ruedas. Además, en la vela debutarán nuevas modalidades como el kiteboarding (kitesurf) y el nacra 15 (tendrá dos tripulantes), el futsal en fútbol, y el beach handball en el deporte homónimo. A su vez, el cross country volverá a ser olímpico luego de 94 años (París 1924 fueron sus últimos Juegos).

Para la Argentina, los YOGs (Juegos Olímpicos de la Juventud según sus siglas en inglés) podrían significar una oportunidad única para trabajar en la base y detectar los talentos desde una edad más temprana. A través del Ente Nacional de Alto Rendimiento (Enard) se trabajó en un plan en el que, desde 2014, fueron evaluados 700.000 chicas y chicos nacidos entre 2000 y 2003, en las 24 provincias del país. Así como en los Estados Unidos el semillero se apoya en el sistema educativo – por ejemplo, practican atletismo, deporte madre, en las escuelas y luego en las universidades–, en la Argentina los clubes forman una histórica red de detección. Sin embargo, esta forma de producción de futuros deportistas no alcanza para desarrollar las disciplinas menos populares y estructurales en el olimpismo como el atletismo, la natación o la gimnasia. La experiencia de los YOGs podría ser el puntapié inicial para una reestructuración del semillero argentino.

¿Pero qué pasó con otros atletas argentinos que participaron en los anteriores Juegos de la Juventud de Singapur 2010 y Nanjing 2014? ¿Pudieron capitalizar su experiencia? Braian Toledo, lanzador de jabalina, ganó la única medalla de oro para la delegación nacional en Singapur 2010. Después, fue finalista en el Mundial de Pekín 2015 y en los Juegos de Río de Janeiro. Otros atletas como Federico Bruno (1500 metros) y Belén Casetta (3000 metros con obstáculos), que también compitieron en Singapur 2010, actualmente son los principales referentes de pista y estuvieron en el último Mundial de Londres 2017. En Nanjing 2014, por ejemplo, se destacó la tiradora Fernanda Russo (10 metros rifle aire comprimido), que obtuvo la medalla de plata. Luego, consiguió una histórica presea de plata en mayores en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y logró su primera participación en los Juegos de Río 2016.

Se espera que Buenos Aires 2018, por la inversión hecha desde 2014 y por la localía, produzca la mejor actuación argentina en la corta historia de los Juegos de la Juventud. Pero lo más relevante no será eso. De hecho, no hay medallero oficial en los YOGs. Precisamente, porque lo que se pretende inculcar no son sólo los resultados. El concepto no es incrementar la presión sobre los jóvenes atletas sino alimentar "valores olímpicos, como respeto, amistad y excelencia", según destaca la página oficial de los Juegos. Es todo un desafío para un mundo que corre desesperadamente detrás de las medallas a caballo de cualquier método, legal o ilegal, como el dopaje.

La medalla que se utilizará en los Juegos
La medalla que se utilizará en los Juegos Crédito: Prensa Buenos Aires 2018

Villa Olímpica

La tormenta que azotó la ciudad de Buenos Aires postergó la inauguración de la Villa Olímpica de los Juegos de la Juventud, que debió haber sido el viernes 26 de abril. En total, se albergarán a 3998 atletas en departamentos de dos y tres ambientes en 31 edificios de hasta ocho pisos de altura. La Villa se ubica en un predio de 3,5 hectáreas en el Sur de la ciudad de Buenos Aires, en Villa Soldati, frente al Parque Olímpico de la Juventud.

Braian Toledo se lanzó al estrellato

En Singapur 2010, cuando tenía 16 años, Braian Toledo lanzó su jabalina más lejos que todos y consiguió la primera medalla dorada para la delegación argentina en la historia de estos Juegos.

Nacido en la localidad bonaerense de Marcos Paz, fue dando un salto de calidad a continuación, al punto de participar de Londres 2012 y disputar la final y clasificarse 10º en los últimos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

"Hago lo que me gusta, así que no siento ninguna presión", sostenía Braian hace casi 8 años, luego de llevar su jabalina a 81,78m. Aquella muy buena base amateur, sin prejuicios, resultó clave para lograr afianzarse luego, en su competición como adulto.

Aprender y compartir, lema de Lillehammer

El olimpismo, la responsabilidad social, el desarrollo de habilidades, las expresiones –manejo responsable de las redes sociales y compartir experiencias– y el bienestar y la vida saludable fueron las cinco premisas de Lillehammer, los Juegos de la Juventud de invierno que se desarrollaron en 2016 en la ciudad noruega. La decisión fue aprovechar el encuentro y focalizar en un tinte cultural y social para el aprendizaje de los atletas.

Innsbruck 2012, ícono del deporte de invierno

Los primeros Juegos de Invierno de la Juventud tuvieron una inauguración atípica, con tres calderos encendidos en lugar de uno, como es tradicional en las ceremonias de ese tipo. A la ciudad austríaca se la eligió como "ícono del deporte de invierno" y las tres llamas fueron para conmemorar los dos anteriores Juegos Olímpicos de Invierno, que se hicieron en medio de las montañas tirolesas en 1964 y 1976.

El impulsor: para Jacques Rogge, un sueño cumplido

El belga Jacques Rogge llegó a la presidencia del COI en 2001 y fue fiel al principio de no mezclar política y deporte. Creó los Juegos de la Juventud como parte de su lucha por darle transparencia y atacar la corrupción en las instituciones olímpicas. Rogge pasó el último día de su mandato en Buenos Aires, donde en 2013 se hizo la asamblea que designó al actual presidente, el alemán Thomas Bach.

Nanjing 2014 bajó la vara de los costos

Tras una primera edición de los Juegos en Singapur, con un costo total de 323.3 millones de dólares, el Comité organizador de Nanjing logró bajar en poco más de 20 millones de la misma moneda norteamericana el gasto para el certamen de 2014, donde la inversión fue de 291 millones.

Bajo la premisa de reutilizar los inmuebles que ya estaban construidos –35 estadios fueron transformados de edificios ya existentes– para evitar elevar el presupuesto, en China decidieron ser un ejemplo en la organización y en la aplicación de los recursos. Así se respondió al pedido del COI de reducir la comercialización de los eventos deportivos y acompañar con más ingenio que dinero a la competencia, sobre todo para la fiesta inaugural.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.