Boca busca su consagración en la Superliga: cómo formará este domingo ante Unión

El posible regreso de Wanchope Abila al equipo titular de Boca
El posible regreso de Wanchope Abila al equipo titular de Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Patricio Insua
(0)
4 de mayo de 2018  • 11:03

La comodidad en una competencia contrasta con el nulo margen de error en la otra. La Superliga lo tiene a Boca a un paso del título, mientras que en la Copa Libertadores no depende de sí mismo para clasificarse a los octavos de final. Después del empate con Junior, en Barranquilla, el conjunto de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto (que hoy cumplen 45 años) recibirá a Unión en el partido que puede consagrarlo otra vez como campeón del fútbol argentino.

En Colombia, los desbordes del infatigable Cristian Pavón otra vez no encontraron referencia frente al arco rival. La posición de Tevez es un dilema sin solución desde el regreso de Carlitos desde China. Ante los santefecinos Ramón Ábila volvería a ser el centrodelantero, con Tevez retrasándose sobre la izquierda. La duda para el fin de semana está en la presencia o no de Wilmar Barrios , quien reapareció ante Junior después del desgarro que había sufrido pero, exhausto, debió ser reemplazado en los últimos minutos.

Así, la formación para enfrentar al Tatengue se perfila con Agustín Rossi; Leonardo Jara, Santiago Vergini, Lisandro Magallán, Frank Fabra; Emanuel Reynoso, Barrios o Sebastián Pérez, Pablo Pérez; Tevez, Ábila y Pavón. Los Mellizos definirán la alineación en la práctica táctica del sábado por la mañana en el complejo Pedro Pompilio.

Para conseguir el bicampeonato el domingo en la Bombonera, el Xeneize depende de lo que suceda con Godoy Cruz el sábado ante Argentinos Juniors. Si los mendocinos pierden en el estadio Diego Armando Maradona, a Boca le alcanzará un punto para ser campeón, mientras que si el Bicho y el Tomba igualan, dará la vuelta olímpica con un triunfo. Una victoria del equipo de Diego Davove le impediría a Boca festejar este fin de semana.

San Lorenzo, que juega esta noche con Belgrano, también tiene chances matemáticas de ser campeón, aunque remotas: debería ganar los dos partidos que le quedan y esperar a Godoy Cruz caiga en uno de sus compromisos y Boca los tres partidos que le quedan, con Unión, Huracán y Gimnasia, para así forzar un desempate.

Con la ventaja que consiguió y los más de 500 días que lleva como líder del fútbol argentino, Boca sabe que está ante un título que no puede escapársele. Esa solvencia contrasta con la incómoda situación en la Copa Libertadores: el miércoles 16, en su último partido del semestre, deberá ganarle a Alianza Lima y esperar un favor de Palmeiras ante Junior. El xeneize prepara un festejo, pero con los dientes apretados por la tensión que le implica el complejo panorama en el principal objetivo trazado para este año.

Boca festeja el cumpleaños de los Mellizos

¡Feliz cumple, Mellis!

Una publicación compartida de Boca Juniors (@bocajrsoficial) el

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.