Calendario de vacunación 2018: ¿cómo se usa y qué precauciones son importantes?

Cuando un bebé nace, en el hospital le aplican las primeras vacunas y le entregan a sus padres una Libreta de vacunación, un documento que se debe conservar ya que en él se anotarán todas las vacunas que recibe hasta la edad adulta.
Cuando un bebé nace, en el hospital le aplican las primeras vacunas y le entregan a sus padres una Libreta de vacunación, un documento que se debe conservar ya que en él se anotarán todas las vacunas que recibe hasta la edad adulta. Crédito: Pixabay
Daniela Chueke Perles
(0)
7 de mayo de 2018  • 16:00

Si bien el seguimiento de las vacunas lo realiza el pediatra es importante llevar un control en casa para estar al día y prevenir posibles contagios de las distintas enfermedades que se previenen con la vacunación.

En el calendario nacional de vacunación que elabora y difunde el Ministerio de Salud de la Nación constan todas las vacunas gratuitas y obligatorias a partir del día del nacimiento hasta los 16 años, con el número de dosis y la edad en que deben ser aplicadas.

Todas las vacunas que figuran en este calendario se pueden recibir en forma gratuita en centros de salud y hospitales públicos de todo el país.

Calendario oficial de vacunación 2018 elaborado por el Ministerio de Salud.
Calendario oficial de vacunación 2018 elaborado por el Ministerio de Salud. Crédito: Ministerio de Salud de La Nación

Preguntas al especialista

Responde la doctora Cristina Freuler, infectóloga, jefe del Departamento de Medicina Interna del Hospital Alemán

¿Cuáles son las vacunas no incluidas en el calendario que, sin embargo, conviene tener en cuenta? ¿Por qué, para quiénes y en qué ocasiones?

La Argentina tiene un calendario de vacunación de los más completos en el mundo. Son pocas las vacunas de la niñez que quedan afuera, salvo aquellas que pueden ser importantes ante una enfermedad no habitual que aparezca como brote o epidemia. En el caso de los adultos la vacuna contra el neumococo, indicada más allá de los 60 años o ante determinadas enfermedades o situaciones especiales, no se encuentra comprendida en el calendario oficial pero actualmente hay una campaña que se lleva adelante en conjunto con la Sociedad Argentina de Infectología ("Chau neumonía") que cubre su aplicación.

¿Hasta que edad contempla la vacunación el Calendario oficial?

Lo habitual es pensar en el calendario oficial como vigente hasta los 16 años, sin embargo es más abarcativo y tiene recomendaciones para la embarazada, la puérpera, los trabajadores de la salud y, en zonas determinadas, vacunas específicas para el riesgo que dicha zona representa (ej. vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina). Cada tanto se realizan campañas que involucran a todos o partes de los adultos como la ya mencionada contra el neumococo, la realizada contra la rubeola en 2006, o, actualmente, contra el sarampión, dado el aumento de esta enfermedad que se está registrando en el mundo.

Hay que tener en cuenta que muchos de los adultos no recibieron todas las vacunas recomendadas actualmente porque no existían en ese momento. Es aconsejable por lo tanto, hacer una consulta para actualizar el calendario y estar así protegido con todas las vacunas existentes hoy.

¿Cómo se usa este calendario y qué precauciones es importante tener?

Que una vacuna se encuentre en le Calendario nacional de vacunación implica que el Estado garantiza su aplicación gratuita en centros de salud y hospitales públicos de todo el país. Las entidades privadas no tienen obligación de proveerlas gratuitamente, aunque muchas lo hacen. Obviamente el profesional debe indicar a sus pacientes la necesidad de recibirlas.

Al salir de viaje... ¿Cómo saber cuándo hay que darse ciertas vacunas?

La vacunación del viajero comprende dos aspectos importantes pero muy distintos. Las vacunas obligatorias para ingresar a un país y las recomendadas. Las obligatorias son las que un país solicita contra enfermedades que no padece o que están en vías de erradicación por lo cuál y por razones lógicas, no quiere que sean re-introducidas, ej. fiebre amarilla . La única forma que tiene un país de asegurar que un viajero no llegue enfermo es porque está vacunado, por lo tanto exige un certificado que lo acredite. Si en un país determinada enfermedad es habitual no le preocupa que un viajero la introduzca y tampoco, mal que nos pese, que la sufra. Para clarificar el tema se pueden dar dos ejemplos opuestos con respecto a la Fiebre amarilla, que todos a esta altura, sabemos es transmitida por un determinado tipo de mosquito (Aedes). La India, que tiene ese tipo de mosquitos pero no la enfermedad, está muy preocupada porque alguien pueda llegar enfermo al país, ser picado por un mosquito y éste dispare una epidemia. Es por ello que no le otorga la visa a ninguna viajero que no demuestre estar vacunado. Brasil, que padece la enfermedad desde hace siglos, no exige la vacuna a ningún viajero, considera que es un tema de cada uno el protegerse.

¿Cómo saber qué corresponde antes de cada viaje? Lo mejor es consultar a un profesional. Actualmente, dentro de la infectología, existe una sub-especialidad, la Medicina del Viajero, que no solo indica cuales son las vacunas aconsejables, sino otras medidas para evitar enfermedades que no se previenen con vacunas: malaria, gastroenteritis, dengue, etc.

¿Qué más es importante considerar?

Las vacunas son, después del agua potable, la medida más importante que se haya puesto en práctica para el control de infecciones; ni la homeopatía las niega. Hay una moda "anti-vacunas" que no se sustenta en ninguna evidencia, y que está causando estragos. Deberíamos como sociedad tratar de llevar claridad con respecto a estos temas para que nadie tema vacunarse y podamos así seguir erradicando enfermedades, tal como se logró con la viruela.

Qué es la libreta de vacunación y por qué es un documento importante

Cuando un bebé nace, en el hospital le aplican las primeras vacunas y le entregan a sus padres una Libreta de vacunación, un documento que se debe conservar ya que en él se anotarán todas las vacunas que recibe hasta la edad adulta. Dicha libreta se debe exhibir en organismos educativos y oficiales como constancia de la vacunación gratuita y obligatoria y es requisito para la escolarización.

Según explica la Dra. Angela Gentile, jefa de Epidemiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y ex presidenta de la Sociedad Argentina De Pediatría (SAP) la tendencia en materia de vacunación a lo largo del país es llevar un registro online con la información de las personas vacunadas, por lo cual en un futuro podrá ser posible recibir la vacunación correspondiente, en todas las jurisdicciones, solo presentando el documento de identidad.

Por el momento, la libreta de vacunacion continúa siendo un documento importante. ¿Y qué pasa si al momento de llevar a los chicos a vacunar nos olvidamos de llevar la libreta? "Desde lo practico si una mamá se olvida el carnet de vacunación, los datos de sus hijos pueden ser rescatados. Igualmente, no hay ninguna ley que prohíba vacunar si no se tiene el carnet de vacunación en ese momento, se anota igual y se pide que lo conserve y lo lleve la próxima vez. Si no es una oportunidad perdida y a lo mejor esa mamá regresa con sus chicos mucho mas tarde o no regresa", responde Gentile.

Más información sobre vacunación en niños y adultos: Además de la gripe: qué enfermedades se previenen con vacunas para adultos y Calendario Nacional de Vacunación 2018

Fuente oficial: Ministerio de Salud de la Nación www.argentina.gob.ar/salud/vacunas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.