Aldosivi le ganó 3-1 a Almagro y ascendió a Primera

Argentina Primera B (Nacional) Final
  • 3
Aldosivi

Aldosivi

  • Arnaldo González /
  • Emiliano Ellacopulos /
  • Cristian Chávez
  • 1
Almagro

Almagro

  • Leonardo Acosta
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
4 de mayo de 2018  • 17:08

Ezequiel Parnisari se toma la cabeza. No para de mirar al cielo y maldecir, una y otra vez, por el penal que acaba de cometer. Con sus manos ahora se tapa la cara, mientras a un costado suyo, Leonardo Acosta, delantero de Almagro , festeja el empate parcial arrodillado en el césped. Mientras el defensor de Aldosivi todavía se reprocha a sí mismo, su compañero Emiliano Ellacopulos estampa el 2-1, segundos después del saque desde el círculo central. Parnisari no puede hacer otra cosa que desplomarse en el suelo, cara contra el piso y brazos extendidos. Sus compañeros de defensa, el arquero Sebastián Moyano y hasta los suplentes corren a abrazarlo para fundirse en un festejo que piden que sea eterno. Aldosivi es de primera. Otra vez.

Pasó menos de un año de aquella dolorosa derrota 3-0 con Olimpo del 26 de junio de 2017 que condenó al Tiburón a jugar en la segunda categoría del fútbol argentino tras aquel primer e histórico ascenso en 2014. Tiempo necesario para cicatrizar la herida: armó uno de los mejores planteles de la B Nacional, sumó al goleador Fernando Telechea (marcó 12 goles en el torneo) y fue uno de los grandes animadores durante toda la temporada. Así, no solo logró el ascenso, sino que también consiguió su primer título nacional.

La final en Arsenal ante Almagro fue el broche de oro para Aldosivi: impuso su jerarquía para ganar 3-1 con goles de González (de penal), Ellacopulos y Chávez. Pese a que no dominó el juego durante los 90 minutos y por momentos el Tricolor mereció el empate, golpeó en los momentos justos, aprovechó las deficiencias defensivas y las desatenciones del rival y se convirtió en un justo ganador del partido decisivo por el ascenso.

Con la lluvia como gran protagonista del primer tiempo y con Claudio "Chiqui" Tapia presente en uno de los palcos, la final se jugó como tal: mucha pierna fuerte, imprecisiones típicas de partidos con los nervios a flor de piel, reclamos constantes a la terna arbitral y el aliento incesante de ambas parcialidades. Sí, en otro capítulo de las aventuras de este increíble fútbol argentino, las hinchadas de ambos clubes presenciaron el juego y convivieron con tranquilidad, tal como sucedió en el partido decisivo de la Primera B Metropolitana.

"Tenemos que ascender, este es el año", anticiparon antes del inicio del juego los hinchas de Aldosivi, que inundaron la popular visitante del Viaducto con camisetas, banderas y globos verdes y amarillos. A cada gol, a cada atajada de Moyano, a cada quite de Somoza y a cada pincelada de González, deliraron al ritmo de un equipo que, conducido por Gustavo González desde fines de noviembre, consiguió en Sarandí su lugar en la próxima Superliga y evitó el reducido. "Oh, somos de Primera, que la cuenten, como quieran", festejaron cuando Pitana marcó el pitazo final.

El Tiburón forjó el ascenso de a poco y con creces. Estuvo diez partidos invicto entre la fecha 8 y la 18, con cinco triunfos y cinco empates. Pero en el cierre del torneo, la irregularidad que casi todos los equipos tuvieron durante la temporada se apoderó del Tiburón (ganó tres, empató uno y perdió tres) y no pudo afianzarse en la cima, posición que tuvo entre la jornada 21 y 23 y terminó perdiendo en la anteúltima fecha. La victoria 2-0 ante Estudiantes de San Luis en la última fecha y el empate 0-0 de Almagro con Brown en Puerto Madryn le dieron la chance de la final. Y no la desaprovechó.

El conjunto marplatense debutará en la Superliga en el próximo semestre y escribirá una nueva página gloriosa de su historia, que se suma a la escrita durante los torneos nacionales de 1974, 1975 y 1976, y la reciente participación en primera entre 2015 y 2017. La Feliz está de fiesta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?