srcset

Entrevista exclusiva

Erasure: "No sentimos nostalgia por los ochentas"

Martín Artigas
(0)
5 de mayo de 2018  • 00:10

Erasure pudo seguir el camino de la mayoría de las bandas que acariciaban la gloria en los 80 y, tarde o temprano, se esfumaban con la misma rapidez con la que habían alcanzado la cima. Pero no: Vince Clarke y Andy Bell le hicieron frente a los augurios y, con británica tozudez, siguieron adelante, grabaron nuevos discos, se repusieron de sus crisis personales y mantuvieron en pie el estandarte de su sociedad creativa.

Justamente, su visita a la Argentina no se apoya en el simple "revival ochentoso", sino en promocionar su más reciente álbum World Be Gone (en realidad, se trata de un trabajo doble, si se tiene en cuenta esa reversión que es World Beyond, orquestada por la Echo Collective). Así, a 7 años de su última presentación en el Luna Park, el dúo formando en 1985 regresa esta noche al palacio de deportes porteño para presentar nuevas canciones matizadas entre esas "que sabemos todos". El domingo, en tanto, harán lo propio en el Metropolitano de Rosario.

Recién llegados de Santiago de Chile, lucen cansados, aunque también entusiasmados. "Acá todo sucede con mucha intensidad, y eso es fantástico", dice Clarke, fundador de bandas como Depeche Mode y Yazoo, sentado frente a un porrón de cerveza de marca nacional. Bell, el carismático cantante del dúo, asiente, con una enorme sonrisa. Son los únicos huéspedes en el bar del hotel de Recoleta en el que recibieron a LA NACION, pero aún así hablan despacio, como tratando de no incomodar a nadie.

-¿Cuál es el concepto detrás de este nuevo álbum, World Be Gone?

Bell: -Creo que no tuvimos un concepto en el comienzo. En realidad con Vince pensamos en hacer un disco siguiendo la línea de Erasure (1995), algo más lento e instrumental, del estilo "canciones para el final de una película". El me envió cinco temas, los escuché y me parecieron muy buenos, pero decidí no seguir escuchándolos para que se mantengan frescos en mi oído al momento de ponernos a trabajar con las letras. Tenía un par de ideas dando vueltas, pero decidí no plasmarlas hasta que nos encontramos y volvimos a escucharlas juntos. De algún modo, Vince fue mi musa al momento de ponerme a escribir. El álbum habla mucho de política, de las cosas que están sucediendo en el mundo.

Sí, el synthpop bailable de Erasure también puede hablar del Brexit, de Donald Trump, de xenofobia y hasta rendirle tributo al movimiento Act Up, ese que en los 80 luchaba por los derechos de los portadores de VIH en Estados Unidos y Europa. "Todo fue como un gran rompecabezas, con piezas que se fueron juntando y creando un disco, dándole un sentido. Y quedamos muy satisfechos con el resultado final", asegura Bell.

-¿Ese es el modo en el que suelen trabajar, tratando de que sea algo más lúdico?

Bell: -Bueno, creo que es distinto cada vez. En esta ocasión lo tomamos con calma.

Clarke: -Tampoco tuvimos presión por parte de la compañía disquera en cuanto a tiempos. Escribimos, corregimos, volvimos a escribir. Eso hizo que fuera un proceso más largo pero también más divertido. Fue bueno sentarnos a escribir cuando teníamos ganas sin tener a nadie señalándonos el reloj (risas).

Erasure, "Love you to the sky" - Fuente: Youtube

04:27
Video

-¿Cómo es trabajar durante tantos años juntos? ¿Nunca se cansan el uno del otro?

Clarke: -No, en realidad no pasamos tanto tiempo juntos, no nos vemos en lo cotidiano. Entonces, a la hora de componer, los dos experimentamos cosas distintas, y eso se refleja en las letras de nuestras canciones. A veces uno está en Florida y el otro está en Londres, o en Nueva York. Todo es muy llevadero de ese modo (risas).

Bell: -Cuando no estamos juntos, quizás cruzamos un email cada seis meses (risas).

-¿Y cuando están en plena gira?

Clarke: -Cuando estamos de gira es distinto porque estamos trabajando duro, viajando, cansados. Hacemos causa común porque los dos nos sentimos igual de agotados.

Bell: -Claro, nos quejamos los dos de los mismo, nos ponemos muy criticones.

-En este show interpretarán algunas canciones nuevas pero también sus clásicos. ¿Cómo se siente estar frente a una multitud, en cualquier lugar del mundo, coreando y bailando canciones que escribieron hace 25 o 30 años?

Bell: -Es maravilloso, nunca deja de sorprenderme y hasta de darme algunos escalofríos. Siempre hay gente muy joven en la audiencia que me hace preguntar cómo nos conocen, cómo saben qué canciones hacíamos en 1988 cuando quizás ni siquiera habían nacido. No tenemos idea cómo conocen esas canciones. Por estos días, a decir verdad, es difícil ver a la gente desde el escenario porque están todos con sus teléfonos arriba, filmando, ¡así que sólo vemos teléfonos! (Risas).

Clarke: -Es la mejor manera de saber qué canciones gustan y cuáles no, porque cuando son éxitos todos los teléfonos están arriba y cuando no.

Bell: -Por eso creo que me gustan las canciones más lentas, porque puedo concentrarme en lo que estoy haciendo y se que el público me está escuchando, me está prestando atención.

-Tienen muchos fans alrededor del mundo pero acá tienen algunos muy leales y también ruidosos. ¿Qué esperan de los shows que brindarán esta noche en Buenos Aires y mañana en Rosario?

Bell: -No me gusta crearme muchas expectativas, trato de estar tranquilo... ¡Aún cuando se que van a ser grandes shows!

Clarke: -La verdad es que siempre la hemos pasado muy bien en Argentina, aún después de que estuvimos varios años sin venir. Los fans aquí son realmente muy leales con Erasure y esta vez pudimos conocer a algunos en el aeropuerto.

-Erasure es considerado uno de los primeros exponentes del synthpop, aún cuando siempre parecen estar buscando nuevos sonidos, dispuestos a experimentar con otros estilos. ¿Esa fue la clave para mantener fresca su marca y, posiblemente, sobrevivir a los 80?

Bell: -Creo que la clave es Vince, que es un amante de los sintetizadores y un verdadero coleccionista de sonidos. Cuando escuchás una canción de Erasure, siempre suena algo nuevo en tu oído. Las canciones no quedan necesariamente en esa primera escucha, sino que van surgiendo nuevos componentes que has sido muy bien maridados y que afloran cada vez. Por eso siento que Vince nunca está desactualizado en su sonido, porque es original.

-Los 80 y los 90 suenan muy vivos en muchos artistas de la escena actual. ¿Sienten nostalgia por esos años?

Clarke: -¡No! ¡Para nada! En realidad, sentimos nostalgia por los años previos...

Bell: -Claro, por las bandas que sonaban por entonces, como The Human League, Orchestral Manoeuvres in the Dark. Era tan fascinante ver lo que sucedía en la escena musical por esos años. Es extraño porque ya no podés recuperar esa sensación cuando ves una banda nueva, esa cierta inocencia que teníamos en esa época.

-Andy, fuiste uno de los primeros artistas en hablar abiertamente acerca de tu sexualidad. ¿Crees que a través de tu actitud y de las letras de sus canciones le hicieron el camino un poco más fácil a algunos jóvenes?

Bell: -Creo que declararme gay fue parte de un movimiento que estaba sucediendo. Si fui corajudo al hacerlo en ese momento, no lo se. En realidad, para mí era algo natural y me sentía seguro conmigo mismo, entonces no sentí la necesidad de esconderlo como quizás les pasó a otros colegas. Creo que me dieron más nervios hablarlo con Vince apenas nos conocimos porque él era uno de los artistas más cool de la música en ese momento, venía de Depeche Mode, había fundado Yazoo. Luego me di cuenta que todo estaba bien. Creo que tomé la decisión correcta al contarlo, aún cuando creo que el mundo iba a cambiar de todos modos. Era inevitable que sucediera.

-¿Qué es lo que Erasure siempre ha querido decir a través de sus letras y su música?

Bell: -Hemos alentado a que la gente se exprese, a que no tenga miedo a mostrarse tal como es, a divertirse y a unirse, sin que nadie pueda decirles cómo actuar o qué decir. Siempre quisimos hacer música para que el que la escuche se sienta bien.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?