Tres series para ver durante el finde de lluvia (o de sol)

Neil Patrick Harris deja atrás a la sombra de Barney Stinson, y logra otra gran interpretación con Olaf en Una serie de eventos desafortunados..
Neil Patrick Harris deja atrás a la sombra de Barney Stinson, y logra otra gran interpretación con Olaf en Una serie de eventos desafortunados..
Martín Fernández Cruz
(0)
5 de mayo de 2018  • 02:28

Una comedia imprescindible: Monty Python´s Flying Circus

La llegada a Netflix del catálogo completo de los Monty Python es una de las mejores noticias que pudo recibir el usuario de esa plataforma. El servicio streaming incorporó a su grilla todos los episodios del ciclo titulado Monty Python´s Flying Circus, un programa por el que desfilaban imposibles ideas como una competencia para ver quién podía resumir mejor En busca del tiempo perdido, de Proust, como así también el partido de fútbol entre filósofos de todas las épocas, o el clásico sketch sobre el uso bélico que tuvo en la lucha contra el nazismo el chiste más gracioso del mundo. Reencontrarse con los Monty Python es visitar uno de los momentos más importantes en la historia de la televisión inglesa, y el absurdo humor del que hace gala el grupo de comediantes no envejeció en absoluto, aunque hayan pasado casi cincuenta años desde su debut. Y si Flying Circus deja al espectador con gusto a poco, Netflix también puso a disposición las películas del grupo, entre las que se encuentra Los caballeros de la mesa cuadrada, unas de las más originales relecturas de las leyendas Artúricas y un film que incluye una salvaje batalla contra un peligrosos conejito.

Un policial inclasificable: Happy!

El escritor Grant Morrison es uno de los autores más complejos y atractivos de la historieta moderna. Títulos de su autoría como El asco, Los invisibles o incluso su mirada sobre Animal Man, son relatos tan apegados a la lógica de la historieta que solo pueden comprenderse a través de ese medio. Pero Happy! es una de esas felices excepciones que pudo trasladarse con éxito a otro tipo de formato. La historia aquí es la de un ex policía borracho y sin demasiado futuro, que luego de estar a un paso de la muerte descubre que alucina con la presencia de un tierno unicornio llamado Happy. Ese animalito que solo el protagonista puede ver, le asegura que es el amigo imaginario de una niña que fue secuestrada por un brutal asesino. A partir de allí, la historia se adentra en un violento y corrupto mundo en el cual el sádico protagonista deberá abrirse paso sin perder la cordura. Si bien Happy! es una serie no apta para estómagos delicados, su humor negro conquistará el corazón de aquellos que buscan ficciones que ignoren por completo los límites del buen gusto.

Y una ficción para toda la familia: Una serie de eventos desafortunados

Basada en la saga de libros escritos por Daniel Handler, Una serie de eventos desafortunados cuenta la historia de tres huérfanos que deben sobrevivir a los maquiávelicos planes de su tío Olaf, que intentará deshacerse de ellos para quedarse con una suculenta herencia. La serie, aunque apuntada al público infantil, engancha a los adultos por su tono macabro, y por la presencia de grandes actores de culto como Nathan Fillion, Will Arnett o Patric Warbuton, que pueden jugar en un registro muy distinto al que tienen acostumbrado a su público. Y en ese sentido, el enorme trabajo de Neil Patrick Harris como el villano de las mil formas, le permite al actor convertirse en el gran atractivo de esta ficción. Con un marcado ritmo de fábula, unos escenarios salidos de un libro infantil y un tono inesperadamente oscuro, la serie es una propuesta ideal para hacer maratón en familia durante todo el fin de semana.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.