Suscriptor digital

¡Un ibuprofeno por ahí!

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
6 de mayo de 2018  

"No nos asusta la suba del dólar".

(De Marcos Peña).

"Relajate. Disfrutá las vacaciones", me dijo la farmacéutica al venderme la última caja de ibuprofeno previa a la licencia anual. "Y haceme caso -me amonestó-: no abras el mail, olvidate de Twitter, apagá el teléfono". Lo hice. Un éxito. Volví de la playa con la frente en alto (básicamente porque no miraba el celular), las ojeras retraídas y el blíster sin abrir.

Cuando me fui, todavía resonaban los dichos de Barrionuevo al asumir como interventor en el PJ: "Que vengan todos al peronismo, hasta Cristina con su prontuario". Messi ganaba otra Copa del Rey y arrancaba una polémica institucional de fondo: si Antonia debía o no viajar al Mundial. No mucho más.

A la vuelta, me esperaba una pila de diarios. Puse a cargar el celular y empecé a leer. ¿El resultado? Me quedé sin ibuprofenos.

Me enteré de que los intendentes del conurbano ganan $144.000 en promedio por mes. Los jueces federales jubilados, $205.000. En San Luis, los empleados administrativos tuvieron un fin de semana de nueve días corridos, gracias a la lapicera floja de Rodríguez Saá.

En las calles, hubo un corpiñazo, un verdurazo, un ruidazo, un panazo y una marcha de las velas.

Los socios de Cambiemos se dieron ánimo en Quilmes para que Dios no desuna lo que la política amontona, y Monzó le avisó a Macri que no cuenten más con él para enfilar los patitos de Diputados.

En La Plata, una policía presa en su casa le puso la tobillera electrónica al perro y salió a robar. Y, para colmo, se publicó una nota que dice que el asado de obra es un rito que declina por el precio de la carne y el servicio de las viandas. Ni que hablar de las tarifas o de la trepada del dólar, que, salvo a Marcos Peña, asusta hasta a los muñecos inflables de las estaciones de servicio.

¡Un poco de cordura! No es tanto pedir. Miren cómo se amolda el mundo. Kim Jong-un jugó fideo fino en la frontera con su par de Corea del Sur. Raulito Castro le prestó el timón de Cuba a Díaz-Canel. Y Trump admitió haberle pagado por su silencio a una estrella porno para que no le quedara un rojo en la declaración de ganancias.

Seamos racionales. Miremos para adelante. Al peronismo federal, por ejemplo. Cafiero reemplazó a Luder; Menem corrió a Cafiero; Duhalde dejó atrás a Menem y los Kirchner patearon a Duhalde. Ojo que dicen que ahora va en serio. Se juntan gobernadores y legisladores del PJ, el massismo y el randazzismo. Lo llaman renovación...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?