Hay cada vez más mujeres que comandan bandas criminales

Brisa Amaral, fue arrestada en Rosario acusada de dirigir el plan narco de los Funes
Brisa Amaral, fue arrestada en Rosario acusada de dirigir el plan narco de los Funes
Gabriel Di Nicola
(0)
6 de mayo de 2018  

Hasta el lunes pasado, Zahira Ludmila Bustamante, de 19 años, no tenía antecedentes penales. Vivía en Mataderos con su bebe de ocho meses. Hoy está presa. Se sospecha que, por medio de mensajes de WhatsApp, coordinó el copamiento de la comisaría 1» de La Matanza, donde fue herida de gravedad la sargento Rocío Villarreal. La muchacha había pretendido liberar a su novio, Leandro Aranda, preso por un homicidio. Para intentar ese golpe, se puso, según la investigación judicial, al frente de la banda de su pareja. Es una situación repetida en los últimos meses: peligrosas organizaciones criminales actúan ahora bajo el comando de mujeres.

Una situación similar se detectó en Rosario en los últimos días, con una adolescente detenida como jefa de un clan narco. Y el año pasado en el conurbano se desbarataron al menos una docena de bandas lideradas por mujeres.

Más allá de la docena de casos en los que se detectó el año pasado la jefatura criminal de mujeres en el conurbano, en los primeros meses de 2018 la policía bonaerense atrapó a otras tres organizaciones lideradas por mujeres. Se trató de dos investigaciones por narcotráfico y una causa enfocada en las amenazas recibidas por "feriantes" del Parque Pereyra Iraola.

Los primeros días de enero pasado, detectives de la policía bonaerense detuvieron en Villa Gesell a una mujer de 55 años conocida como "la abuela Cielo". Se trató de una investigación de seis meses con vigilancias y seguimientos encubiertos. La causa se inició por una denuncia de vecinos que dijeron sentirse amenazados. La sospechosa estaba a cargo de un sobrino que cumple una condena por infracción a la ley de drogas. Para la Justicia, esa mujer era jefa de una banda narco.

En la última semana de febrero pasado fue apresada una mujer identificada como "Marcela", la líder de una organización criminal que exigía dinero a los feriantes del Parque Pereyra Iraola a cambio de permitir el armado de puestos de venta. "Era una organización que tenía conexión con el caso del predio ferial de La Salada ya que existen escuchas que así lo comprueban", explicaron voceros de la investigación.

En los asentamientos más peligrosos del conurbano se detectaron grupos de narcotraficantes que tenían control femenino, al igual que los delincuentes que intentaron copar la comisaría en La Matanza
En los asentamientos más peligrosos del conurbano se detectaron grupos de narcotraficantes que tenían control femenino, al igual que los delincuentes que intentaron copar la comisaría en La Matanza Fuente: Archivo

El 22 del mes pasado fue detenida la "Turca", acusada de encabezar una importante banda narco que tenía su base de operaciones en San Miguel. "La investigación permitió identificar a la cabecilla de la banda, apodada la 'Turca', quien fraccionaba la cocaína en su domicilio y operaba en distintos puntos de venta", explicó una fuente policial.

Esos casos de mujeres que quedan al frente de las bandas, en muchos casos por ser la pareja de un líder detenido o asesinado, ocurren en varios distritos. Conocido es el terror que provocaban en Mendoza los sicarios conocidos como "los angelitos de la Yaqui", en referencia al grupo comandado por Sandra Vargas. Esa mujer fue condenada en 2016 a 15 años de prisión.

El mes pasado se conoció que una joven de 18 años, Brisa Amaral, se había transformado en una jefa narco en Rosario tras la ejecución de su novio, Jonathan Funes. Fue detenida por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en un operativo que se apoyó en 40 allanamientos para golpear al clan Funes, grupo narcocriminal que manejaba una red de 25 puntos de venta de estupefacientes con una violencia extrema en la disputa por el territorio contra el clan Caminos, que provocó un recrudecimiento de los asesinatos, con más de 70 muertes este año.

El año pasado, en distintas investigaciones, la policía bonaerense desbarató al menos a 12 bandas narcos comandadas por mujeres

Por ejemplo, en julio de 2017, en la villa Santos Vega, en Lomas del Mirador, La Matanza, los detectives policiales detuvieron a dos mujeres identificadas como la "Bruja" y a "Pelo Duro". Según fuentes policiales, la "Bruja", también apodada "Piru", "había adquirido su apodo en el barrio por los supuestos rituales de hechicería que realizaba para maldecir los búnkeres de droga de la competencia. Junto con su novia, conocida como 'Pelo Duro', daba las directivas a otras mujeres de la organización, quienes se encargaban a repartir la droga a distintos vendedores ubicados en puntos de comercialización al menudeo".

Unos días antes, en San Martín, personal policial desarticuló la denominada banda de "Cleopatra". Se trataba de una pequeña organización que fraccionaba y comercializa droga en Villa Lynch bajo el comando de una mujer.

Durante los primeros días de enero de 2017, detectives de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Matanza secuestraron más de 10.000 dosis de paco y 15 kilos de marihuana que eran comercializados por una banda liderada por una mujer conocida como la "Reina Rusa".

"En este caso hemos logrado desbaratar una banda que comercializaba gran cantidad de droga y principalmente sustancias como el paco, que mata a nuestros jóvenes y daña a los sectores más humildes", había asegurado el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, al presentar el resultado de ese procedimiento contra la banda liderada por la "Reina Rusa".

Según la investigación, esa mujer dominaba la villa conocida como Puerta de Hierro desde el ocaso de "Pelusa", el líder narco detenido por la policía bonaerense. Tras la caída de ese jefe narco, la "Reina Rusa" tomó el control y comenzó a captar a familias del barrio para expandir su negocio de drogas.

Los enclaves más peligrosos y violentos del conurbano, como esa villa llamada Puerta de Hierro, conocen hoy historias de mujeres al mando de organizaciones criminales. En abril pasado tuvo que ser empleado el grupo táctico Halcón para capturar a una mujer señalada como la "reina de Fuerte Apache", que comandaba allí un grupo narco.

Si bien ahora el mando criminal de mujeres aparece más seguido en las investigaciones judiciales, hay un antecedente en 2003, en pleno auge de los secuestros extorsivos, cuando una adolescente de 15 años encabezaba una organización conocida como "la banda de los enanos".

El amor, como explicación de la defensa

  • Zahira Ludmila Bustamante está detenida en la Alcaidía N° 3 de La Plata. Anteayer escribió una "carta abierta" donde pidió perdón y aseguró que su "única culpa" había sido enamorarse. "Actué por amor", sostuvo. También dijo que reza para que la sargento Rocío Villarreal pueda volver a caminar. Y negó ser la jefa de la banda que atacó la comisaría en San Justo.
  • La fiscal Alejandra Núñez le imputó el delito de homicidio en grado de tentativa agravado. Para los detectives de la policía bonaerense que colaboran en la investigación no hay dudas de que planificó el copamiento de la seccional y que su objetivo era rescatar a su pareja y padre de su bebé de 8 meses.
  • "La usaron los cómplices de Aranda porque está enamorada. No participó del copamiento de la comisaría. Solo reconoció como propio un mensaje de WhatsApp donde le dice a su pareja que 'quedate tranquilo mi amor que te voy a sacar'", explicó a LA NACION uno de los abogados de Bustamante, Jorge Irineo.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios