El refugio de Cristina, un oasis que esquivó la crisis

El Calafate, una de las ciudades más beneficiadas por el envío de fondos en el kirchnerismo, no sufrió la debacle económica del resto de la provincia
El Calafate, una de las ciudades más beneficiadas por el envío de fondos en el kirchnerismo, no sufrió la debacle económica del resto de la provincia Fuente: Archivo
Mariela Arias
(0)
6 de mayo de 2018  

EL CALAFATE.- La naturaleza aquí aún le gana sus batallas al hombre. En marzo, tras la ruptura del glaciar Perito Moreno, el lago Argentino aumentó su nivel y no respetó las decisiones humanas de construir sobre humedales. El hotel Los Sauces, el favorito de la expresidenta Cristina Kirchner , y las zonas contiguas quedaron rodeados por el agua. No hubo pasajeros evacuados. El hotel estaba vacío; en verdad, está cerrado hace más de dos años.

Es aquí adonde Cristina Kirchner regresa cada tanto. Sabe que no se encontrará con protestas, reclamos, pintadas ni nada que le recuerde el poder perdido. Su figura y sus propiedades forman parte de la curiosidad de los turistas argentinos. Aún ahora, cuando los visitantes escasean por la temporada baja, es común verlos, intentando una selfie frente a la tranquera de su chalet, algunos con la esperanza latente de que la expresidenta se asome.

Durante sus presidencias, Néstor y Cristina Kirchner derivaron para El Calafate obra pública que garantizó la infraestructura hotelera y el crecimiento demográfico. La llegada del gas natural, la extensión del interconectado, la pavimentación de la ruta que lleva a los glaciares, un anfiteatro, la costanera, la planta de agua potable. También aquí compraron más de 200.000 metros cuadrados de tierras fiscales y establecieron el eje de sus negocios turísticos.

Tras la salida del kirchnerismo del poder, El Calafate es la única ciudad de la provincia "quebrada", según el diagnóstico de Alicia Kirchner , que no sufrió el impacto. Lo confirma el intendente, Javier Belloni, un peronista que desde 2007 gestiona el municipio. Belloni tiene trato cercano con la expresidenta y aspira a ser algún día gobernador de Santa Cruz. Se enorgullece de tener las cuentas equilibradas, sin deudas y sin aportes de fondos nacionales. Desde Nación, se defienden: no tiene fondos porque no los pidió.

En 2008, ante la crisis internacional, varios hoteles se pusieron en venta. La movida fue aprovechada por la familia Kirchner, que compró dos y los sumó al que ya tenía. Con el inicio de las denuncias judiciales, uno está cerrado, y dos investigados en el marco de las causas por presunta corrupción.

Ni los cinematográficos allanamientos del fiscal Guillermo Marijuan investigando a Lázaro Báez hicieron mella en la imagen turística de la ciudad. Sus empresarios hoteleros desde siempre sostuvieron como un mantra que "El Calafate trascenderá al kirchnerismo". Y eso está ocurriendo. Casi medio millón de personas siguen visitando "el lugar en el mundo" de Cristina.

Hoy, a El Calafate le preocupa la reducción de vuelos de Aerolíneas Argentinas. Ese fue uno de los planteos que Belloni le llevó la semana pasada al ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Meticuloso con los números, asegura que el control y la recaudación son claves para una gestión ordenada.

En 2015, el intendente lanzó una precandidatura a gobernador, tejió alianzas e intentó imprimir su presencia en el territorio. Pese al esfuerzo, no logró ser el elegido por el kirchnerismo y se negó a integrar la fórmula con Alicia Kirchner. Tampoco a llevar su candidatura en un sublema. Hace semanas se expresó en contra de la ley de lemas y pidió por las redes sociales su derogación. Mantiene una relación distante con la gobernadora.

¿Es hoy el candidato del FPV para la gobernación? Belloni elude la respuesta directa. "Los compañeros deben entender que el partido necesita un recambio, y que la sociedad lo está reclamando en la provincia", dice a LA NACION. Afirma que Santa Cruz aún tiene pendiente una reconversión productiva.

Se define como peronista. En su amplio despacho se destacan la foto de Evita y de Perón. En la vereda frente a su casa, está instalada la sede del PJ local. Belloni necesita hoy de la estructura partidaria, que está en manos del kirchnerismo, tanto como el FPV necesita del capital político que Belloni cosechó. Sin embargo, al ser un líbero dentro del universo K, su candidatura es resistida.

Elecciones y obras pausadas

61% de votos en 2017

El Calafate fue el único distrito en donde el kirchnerismo mantuvo su hegemonía en las elecciones legislativas de 2017

1607 millones de dólares

Lleva invertido el Estado nacional en la usina de carbón de Río Turbio, que nunca funcionó. El gobierno de Mauricio Macri le rescindió el contrato a la empresa Isolux, que tenía a su cargo la obra y hay una causa judicial en marcha

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?