Confrontación entre el macrismo y la UCR por la vacante de un tribunal electoral

Crédito: Archivo
Apoyan a candidatos diferentes; la definición quedará en manos del Presidente; la mesa chica del Gobierno tiene a su favorito
Hernán Cappiello
(0)
7 de mayo de 2018  

El Gobierno se apresta a completar esta semana la integración de la Cámara Nacional Electoral. Se trata de un tribunal clave donde se resuelven, antes de llegar a la Corte, las discusiones electorales más sensibles, desde las denuncias de fraude hasta la habilitación de una candidatura a presidente o la intervención de un partido, como ocurre ahora con el justicialismo.

La Cámara Nacional Electoral está integrada por los jueces Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera, dos históricos magistrados que, con perfil bajo y mano firme, vienen dictando resoluciones que incomodaron al kirchnerismo.

De hecho, colocaron a un expresidente como Carlos Menem fuera de la pelea electoral por sus condenas por corrupción.

La Corte Suprema luego revirtió ese fallo, que le permitió a Menem postularse en 2017 y renovar su banca como senador nacional, a diferencia de lo ocurrido en Brasil, donde Lula da Silva, solo con un fallo de cámara, quedó preso e inhabilitado.

Con el fallecimiento, en 2016, de Rodolfo Muné, a los 87 años, en la cámara se abrió una vacante que nunca se cubrió. Ahora el concurso para cubrirla en el Consejo de la Magistratura está llegando al final.

La terna

El representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura , Juan Mahiques, propuso que el presidente Mauricio Macri elija al candidato de una terna.

Está compuesta por los siguientes candidatos:

-Alejandra Lázzaro, secretaria de la cámara, radical, que cuenta con el apoyo incondicional del partido.

-Raúl Bejas, juez federal de Tucumán, que también compite para camarista federal en su provincia.

-Hernán Gonçalves Figueiredo, secretario judicial de la Cámara Electoral, que cuenta con el apoyo de la mesa chica del Gobierno en temas judiciales, incluidos José Torello, Mahiques y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Los tres primeros del concurso están separados por pocos puntos: Lázzaro tiene 170,75; Bejas, 167,30, y Gonçalves Figueiredo, 166,9.

El radicalismo está haciendo un fuerte lobby por Lázzaro. Tiene como argumentos que resultó primera, su condición de mujer y la larga tradición en el partido. El presidente del partido, Alfredo Cornejo, le pidió audiencia a Macri para abogar en su favor y Mario Negri también expresó su apoyo.

Pero todo hace pensar que las gestiones tendrán poco futuro.

Un temor que abrigaron algunos sectores políticos fue que la terna no se respetara y hubiera algunas deserciones para permitir el ingreso de nuevos candidatos. Esta idea fue alimentada porque Bejas aspira a otro cargo en la Cámara de Tucumán. Si lo eligieran para ese lugar podría incorporarse a la terna el que está actualmente cuarto: Alberto Elgassi, secretario de el Superior Tribunal de Justicia de la ciudad y cercano a Pro.

Elgassi estaba séptimo y ascendió en la lista a instancias de Juan Mahiques.

Sin embargo, las fuentes consultadas por LA NACION en el Gobierno y en el Consejo de la Magistratura desestimaron esta idea. Negaron que una modificación en la terna sea posible y, por el contrario, señalaron que este jueves será votada por el Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura y luego será llevada al plenario donde Mahiques se encarga de reunir los votos.

Con Lázzaro en la lista, el oficialismo confía en que tendrá el voto de los radicales, y con Gonçalves Figueiredo, el voto de los peronistas -que no le ponen ninguna objeción- para que la terna pase por el consejo.

Diferencias en el oficialismo

En el Gobierno aseguran que una vez que el asunto llegue al escritorio de Macri la decisión entre los tres ya estará tomada: se juegan porque Gonçalves Figueiredo será el elegido para enviar su pliego al Senado.

El radicalismo descuenta que hará oír su enojo porque entiende que los antecedentes de Lázzaro la colocan en un lugar privilegiado.

No obstante el peso político de los socios de la alianza electoral, parece no alcanzar esta vez.

Gonçalves Figueiredo es un funcionario que desde hace 10 años está en la Cámara Electoral. Llegó allí por concurso, y además de ser doctor en Derecho es profesor titular en la UBA y en San Martín.

Es además autor de un manual de derecho electoral de referencia y consultor de la OEA en temas electorales.

Los jueces Dalla Via y Corcuera -hasta ahora sus jefes- no objetaron su ascenso.

Si la terna avanzara y finalmente Mauricio Macri enviara su pliego al Senado, comenzará un plazo de 15 días para presentar impugnaciones al cabo de los cuales los senadores tratarán el asunto y lo votarán.

Con el candidato así avalado, el presidente finalmente lo nombrará por decreto, lo que podría ocurrir antes de mediados de año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.