La princesa que quería ser libre: la hija del emir de Dubai quiso huir del país y está desaparecida

Una imagen tomada del video de Sheikha Latifa
Una imagen tomada del video de Sheikha Latifa Fuente: AP
(0)
8 de mayo de 2018  

DUBAI.- Sus amigos dicen que la vieron por última vez el 4 de marzo pasado cuando un grupo comando interceptó su velero en el Mar Arábigo y ella fue arrastrada lejos, mientras pateaba y gritaba. Desde entonces, se desconoce el paradero de la princesa Sheikha Latifa bint Mohammed al-Maktoum, hija del emir de Dubai Mohamed bin Rashid al-Maktum.

Según sus amigos, el caso de la princesa no se trata de un simple secuestro. La historia es más enrevesada de lo que parece a simple vista. Días antes de desaparecer, Latifa, de 32 años, había grabado un video en Youtube en donde dijo que quería huir del Emirato y acusaba a su padre de maltratarla.

Sheikha Latifa - Fuente: Youtube

39:36
Video

"Este video me puede ayudar porque la única cosa por la que se interesa mi padre es por él mismo. Él podría matar a gente para mantener su propia reputación", sostiene Latifa, en el video que dura 40 minutos y difundió su abogado norteamericano.

Latifa cuenta también que su hermana Shamsa huyó en 2000 a Gran Bretaña , pero fue detenida y repatriada, y ella misma trató de huir por primera vez en 2002 a Omán, pero fue detenida en la frontera y después, "torturada". Dice que luego la dejaron en libertad, pero la mantuvieron la mantuvieron muy controlada. "Este video podría salvar mi vida. Si lo estás viendo, no es una buena noticia, o estoy muerta o estoy en una situación muy, muy mala", agrega.

El sábado pasado la organización Human Rights Watch (HRW) pidió a las autoridades de Dubai que expliquen "inmediatamente" donde se encuentra la princesa Latifa, porque en caso contrario podría considerarse "una desaparición forzosa".

Las acusaciones de un supuesto escape marítimo invaden la imagen cuidadosamente controlada que mantiene la familia del jeque Al-Maktoum, que no solo gobierna Dubai sino que es el primer ministro y vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Se cree que el jeque tiene varias docenas de hijos de múltiples esposas. Algunos de sus hijos e hijas aparecen frecuentemente en los medios locales y en Internet, pero otros rara vez se dejan ver.

El 17 de abril, el gobierno de Dubai rompió el silencio sobre este rocambolesco caso. Sin entrar en detalles, una fuente próxima al gobierno afirmó que la princesa Latifa había sido "traída de vuelta" y que se encontraba "bien". Definió el caso como "un asunto privado" que fue "explotado" por una "banda de estafadores".

La detención de Latifa se produjo en un abordaje a un barco en el que viajaba con varios amigos cerca de la costa de Goa, en el que participó la guardia costera de la India, según una testigo consultada por HRW. HRW recordó que ha documentado numerosos casos de desapariciones forzosas en los Emiratos.

El grupo de derechos citó a la finlandesa Tiina Jauhiainen, descrita como amiga de Sheikha Latifa, y una de los muchos extranjeros a bordo del yate, que dijo que la Guardia Costera india participó en el ataque al buque en coordinación con las autoridades de los EAU.

Jauhiainen dijo que el 22 de marzo las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos le permitieron regresar a Finlandia. Al bordo del barco también iba Herve Jaubert, un exespía francés que le dijo a The Associated Press que fue él quien ayudó a organizar el intento de escape.

Cómo se gestó el escape

Jaubert, un exagente de la agencia francesa de espionaje DGSE, llegó por primera vez a los Emiratos Árabes Unidos en 2004 como parte de un plan para construir submarinos para los ricos en el proyecto de Dubai World, un conglomerado que pertenecía al gobierno. Pero Dubai World colapsó en la crisis financiera de los emiratos de 2009, en la que varios extranjeros huyeron de deudas impagas en una nación donde los deudores van a la cárcel.

Con problemas financieros y amenazas por parte de las autoridades, Jaubert dijo que escapó usando una burka de mujer que cubría su equipo de buceo. Así llegó a una balsa y luego se encontró con un velero que lo esperó en aguas internacionales. En 2010 escribió el libro "Escape from Dubai", que hizo que Sheikha Latifa se contactara con él, dijo.

"Ella me dijo quién era y tuve mucho cuidado", sostuvo Jaubert y contó que le tomó ocho años a Sheikha Latifa decidir huir. Tanto Jaubert como Sheikha hicieron llamadas y enviaron mails a principios de marzo para solicitar asilo político para ella en Estados Unidos, dijo Heathcock, un abogado de inmigración.

Ayudada por su amiga Tiina Jauhiainen, la princesa logró llegar al vecino Omán y luego tomó un pequeño bote para encontrarse con Jaubert y su tripulación a bordo de su velero con bandera estadounidense, el Nostromo, dijo el ex espía.

El Nostromo navegó hacia la costa india, pero tres buques de guerra indios y dos emiratíes lo interceptaron el 4 de marzo, dijo Jaubert. Un equipo de comandos abordó el velero en el Mar Arábigo a unos 380 kilómetros al suroeste de Bombay, según Jaubert.

"En ese momento me dijeron que mantuviera los ojos cerrados, con la amenaza de recibir un disparo si no cumplía", dijo. "Luego oí que alguien hablaba árabe y Latifa dijo: "Tírenme aquí, simplemente no me lleven de vuelta a los EAU'".

Agencias AP y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.