"Me contesta WhatsApp 12 horas tarde, ¿significa que no quiere hablar conmigo?"

La etiqueta del chat todavía no está bien definida y eso ocasiona confusiones
La etiqueta del chat todavía no está bien definida y eso ocasiona confusiones Crédito: Shutterstock
Consuelo
(0)
7 de mayo de 2018  • 17:21

Hola Consuelo, ¿cómo estás? Me ayudaron varias notas que leí con dudas que tenía, ¡pero tengo demasiadas!

Me gusta mucho un muchacho. Hablamos un montón, salimos, pero después él se puso cortante y desapareció. Yo tampoco le hablé a él porque me dio la idea de que se aburrió de mí. Después de varios meses, volvió a escribirme en WhatsApp.

El tema es que me habla y vuelve a abrir la conversación 12 horas después, le contesto ya sin mucho que decir y me deja en visto. Y así me cuesta volver a escribirle.

¡No sé si quiere hablar o no! Ayuda.

La Escéptica (23)

Estimada Escéptica:

Lo de los tiempos en WhatsApp es un tema: me da la impresión de que la etiqueta de WhatsApp todavía es un poco confusa, aunque hace ya años que es el medio de comunicación preferido de muchos argentinos. Quiero decir, es algo que me pregunto: ¿WhatsApp es como un mail, que se puede contestar dos o tres días después sin que nadie se ofenda? ¿O es como una llamada telefónica no atendiste, que se devuelve ni bien te das cuenta de que la recibiste? Mi sensación es que hay personas que usan WhatsApp con el criterio mail (pertenezco un poco a esa tribu) y personas que lo usan con el segundo criterio (este que vos parecés dar por sentado). Entonces, ¿a este chico no le interesás para nada, o sencillamente es de contestar los WhatsApp en diferido? En principio cualquiera de las dos opciones podría ser correcta.

Por otra parte, es difícil seguir conversaciones con tanta distancia, un poco como vos decís: una ya no sabe qué contestar si te contestan un "¿en qué andás?" quince horas después. Más allá de la etiqueta, digo, es medio desesperante, y es como que la conversación está siempre empezando de nuevo...insostenible.

Creo que lo que deberías hacer, sin más vueltas, es proponer una salida. Sé que suena un poco abrupto, pero leo demasiadas historias en las consultas sobre relaciones (especialmente en chicos y chicas de tu edad) en los que se chatea por meses sin pasar nunca al mundo de los átomos, y esas cosas siempre se terminan desinflando. Mi posición es que la tecnología es una forma genial de generar encuentros, conversar y conocer gente, pero los vínculos, especialmente cuando son vínculos sexoafectivos (no amistades, digamos), son algo que tiene que suceder necesariamente en el ámbito de los cuerpos. Está buenísimo chatear al principio, pero si no te juntás a tomar algo todo que en esto que te pasa a vos: dudas, neurosis y pronto distanciamiento. Si realmente te gusta, invitalo a un recital o algo así, sin mucha vuelta. "Che, voy a ir a ver tal cosa, querés venir?"; sin preámbulo y sin miedo. Si tiene ganas de verte te va a decir que sí, y si no, ya te sacás la duda y podés pasar a otra cosa. Y si no te dan ganas de invitarlo a salir...y quizás no te gusta tanto y te ahorrás un problema. Pero ese es mi consejo, básicamente: el vínculo que me contás ya agotó la instancia de la virtualidad. Realidad o descarte.

Contame cómo te va con eso.

Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.