Boca campeón de la Superliga. El aporte colombiano: Barrios, Cardona y Fabra, vitales

Fabra, Barrios, Cardona y Sebastián Pérez, el aporte colombiano en el Boca campeón
Fabra, Barrios, Cardona y Sebastián Pérez, el aporte colombiano en el Boca campeón
Patricio Insua
(0)
9 de mayo de 2018  • 21:26

Todavía lejos del legado multicampeón que dejaron Óscar Córdoba, Jorge Bermúdez y Mauricio Serna, otra vez Boca celebró un título con una destacada presencia de futbolistas colombianos. Frank Fabra , Wilmar Barrios , Edwin Cardona y Sebastián Pérez marcaron esta vez el aporte cafetero en una nueva vuelta olímpica xeneize. Dinámica, fibra, pausa, pase y goles arribaron desde Nechí, Cartagena de Indias, Medellín y Envigado para teñirse de azul y oro.

A comienzos de 2016, Fabra fue el primero de los cuatro en llegar al club y en la conquista de la Superliga tuvo la mayor participación entre sus compatriotas con 23 partidos como titular. Barrios también estuvo desde el arranque en la misma cantidad de encuentros -pero con 35 minutos menos en cancha- y ocupó un lugar destacadísimo en esta consagración; fue, junto con Cristian Pavón, una de las figuras del equipo de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto. Cardona se incorporó para este torneo, proveniente del Monterrey mexicano, y Boca encontró alivio en su pausa y el filo de una pegada virtuosa; marcó cuatro goles, el más importante a River, de tiro libre para ganar el superclásico de la octava fecha en el Monumental. Sebastián Pérez tuvo menos participación; relegado luego de la rotura de ligamentos cruzados que sufrió en abril del año pasado, acotó su aporte a los 60 minutos que jugó ante Chacarita y los 79 frente a Newell´s. El hecho de no bajar nunca los brazos lo premió: por una fatiga muscular de última hora de Barrios, terminó siendo titular en el partido decisivo y sumar otros 90 minutos.

[R][R][R][R][R][R]#bocajuniors [R]

Una publicación compartida de Wilmar Barrios (@wilkpo) el

Con la llegada de Emmanuel Mas apareció una alternativa natural para Fabra -y también un competidor, en una disputa que ganó el antioqueño-, mientras que el lugar de Cardona era más accesible de cubrir ante una ausencia, incluso con Carlos Tevez corriéndose a ese sector. Sin embargo, Barrios se transformó en una pieza insustituible, en un futbolista determinante en la estructura de los Mellizos. Cuando Boca no lo tuvo, por una fractura en su mano izquierda el año pasado y por un desgarro en este, sintió mucho su ausencia. Guillermo y sus compañeros destacaron lo difícil que es encontrar en el contexto sudamericano un futbolista que realice la tarea que lleva adelante el ex Deportes Tolima. Clave en la recuperación, el anticipo y las coberturas, también se dio el gusto al marcar un gol, el del triunfo 1-0 ante Estudiantes, en La Plata, con el que Boca había cerrado la primera parte del torneo.

"Este es un reto importante para mí, pero lo quiero asumir", había asegurado Cardona en su llegada antes del arranque de la Superliga, en una presentación en la que firmaba su perfil: "Soy un jugador que siempre se va a entregar al 100 por ciento y que se caracteriza por el buen juego. Vengo a aportar lo mío". El profesor Javier Valdecantos afinó su contextura en la pretemporada realizada en enero en Cardales y el propio futbolista superó la incomodidad inicial que había tenido al ser ubicado como extremo izquierdo para luego acomodar sus características a esa posición.

Barrios y Fabra, a pura risa
Barrios y Fabra, a pura risa Crédito: Javier García Martino / Prensa Boca

Destacándose más en el avance hacia el campo rival que en el retroceso, Fabra cobró importancia con sus escaladas por el sector izquierdo. Esa dinámica lo convirtió recurrentemente en descarga y hasta le permitió llegar al gol: marcó el del triunfo ante Temperley y el último de la goleada 4-0 ante Vélez.

La era más gloriosa de la historia de Boca tuvo un trío que quedó instalado para siempre en el recuerdo de los hinchas, el que componían Córdoba, Bermúdez y Serna. Ellos tres eran los garantes de la granítica solidez de aquel equipo tres veces campeón del torneo argentino, dos de la Copa Libertadores y vencedor en Tokio de la última final internacional que perdió el Real Madrid, en 2000. La exitosa presencia colombiana se extendió luego en Luis Amaranto Perea (campeón en 2003 del torneo Apertura y las copas Libertadores e Intercontinental) y Fabián Vargas (el colombiano más ganador en Boca con nueve títulos) para ahora prolongar su continuidad en Fabra, Barrios y Pérez, que consiguieron su segundo título en el club, y Cardona, con su primer campeonato xeienze.

Al azul y amarillo de Boca se agrega otra vez el rojo para que los colores de la bandera de Colombia aparezcan en una nueva celebración. Ese fútbol con ritmo de vallenato y aroma a café otra vez dejó su marca en una celebración del club de la Ribera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.