Clima de preocupación y especulaciones por los fondos en la Casa Rosada

Continúa la preocupación por la inflación, el crecimiento y "el ruido interno" por el pedido al FMI
Continúa la preocupación por la inflación, el crecimiento y "el ruido interno" por el pedido al FMI Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Mariano Obarrio
(0)
9 de mayo de 2018  

Tras el anuncio del regreso de la Argentina a un programa de financiamiento del Fondo Monetario Internacional ( FMI ), el gobierno de Mauricio Macri dejó trascender que pedirá un línea de crédito del orden de los 30.000 millones de dólares al organismo internacional, a tasas mucho más bajas que las del mercado, de alrededor de 4%, aunque todavía no existen cifras oficiales hasta que se concrete el viaje a Washington del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y parte del equipo económico.

Pero pese a la tranquilidad recuperada por las primeras conversaciones con la titular del FMI, Christine Lagarde , en la Casa Rosada cundieron preocupaciones por el impacto de la crisis en el crecimiento económico de 2018 y en la inflación de mayo, debido a la suba del dólar de estos días.

"Luego de la suba de tasas en los Estados Unidos, y la corrida contra el peso, va a ser un año duro para anunciar buenas noticias. Preveíamos otra cosa", dijo a LA NACION un funcionario de la Casa Rosada.

Mauricio Macri: "Decidí iniciar conversaciones con el FMI" - Fuente: YouTube

2:55
Video

En las reuniones económicas del Gobierno analizaron con preocupación que la sequía y la suba de tasas al 40% del Banco Central afectarán la previsión del crecimiento del PBI, que es del 3,5% en el presupuesto 2018, y que se preveía podía llegar al 4%. Se espera en cambio, ahora, que ese aumento de la actividad se ubique más cerca del 2,5%.

Más inquietud genera en la mesa económica la evolución de la inflación por la suba del tipo de cambio. El dólar llegó ayer a tocar los $23,90 en una jornada cargada de vaivenes. "El problema que están mirando ahora es si esa suba se trasladará a precios en la inflación de mayo", dijo otra fuente oficial.

En las reuniones económicas estiman que la inflación de mayo, que se pronosticaba que iba a bajar respecto de la de abril y acercarse al 1%, según las previsiones antes de la crisis, podría rozar en este nuevo escenario el 2%. En la Casa Rosada hay ministros que comenzaron a mascullar que el ministro de Producción, Francisco Cabrera , debería aplicar mayores controles en los supermercados y comercios para evitar la dinámica inflacionaria por especulación.

"Los supermercados ante cualquier movimiento del dólar se ponen a remarcar sin motivos", sugieren en despachos importantes.

Un alto funcionario que salía de la Casa Rosada dijo, en la más estricta reserva: "La medida que había que tomar es esta (el acuerdo con el FMI), porque no queremos devaluar para no tocar ninguna variable, y menos la inflación, y para salvaguardar el gradualismo".

También hay voces de autocrítica en la Casa Rosada respecto de haber sido "culposos" para pasar la tijera del ajuste de gastos y así aliviar la suba de tarifa y la baja de subsidios.

La decisión de recurrir al FMI fue tomada en medio de una discusión interna acerca de los efectos políticos que podía generar. El Presidente y el jefe del Gabinete, Marcos Peña , conocían que el valor simbólico de regresar al FMI podía agudizar las contradicciones con sectores de la oposición: el peronismo, la izquierda y el progresismo, en general.

"El Fondo de hoy no es el Fondo de los 90. Pero igual iba a generar ruido interno. Había que apurar el anuncio para bajar el dólar", señalaron en Balcarce 50.

Todo el equipo económico y los socios de Cambiemos cerraron filas. Pero la decisión de ir al FMI se tomó entre Macri, Peña; los vicejefes de gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio ; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó .

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.