Moyano denunció irregularidades en las causas en su contra

Pidió ser querellante y precisó maniobras de "tráfico de influencias"
Pidió ser querellante y precisó maniobras de "tráfico de influencias" Fuente: Archivo - Crédito: Aníbal Greco / LA NACION
(0)
9 de mayo de 2018  

Hugo Moyano presentó ayer en la Justicia una denuncia por tráfico de influencias y peculado en una suerte de contraataque ante las causas judiciales que se amontonan en su contra. Considera que "hay un plan sistemático" en su contra.

El exjefe de la CGT y líder del sindicato de los camioneros denunció irregularidades en los diferentes procesos judiciales. Por ejemplo, precisó vínculos entre la defensa del barrabrava Pablo "Bebote" Álvarez y miembros del Ministerio de Seguridad, y cuestionó que la investigación por presunto lavado de dinero en su rol como presidente del club Independiente se desarrolle en una fiscalía de Lomas de Zamora y no en Avellaneda, el distrito donde está la institución.

También calificó de "inverosímil" la denuncia que hizo en su contra Ennio Vitorini, secretario de gobierno de de Vicente López, cuyo intendente es Jorge Macri.

A través del abogado Daniel Llermanos, Moyano se defendió con una denuncia que tiene 25 páginas. El caso fue sorteado y recayó en el juzgado de Ariel Lijo y en la fiscalía de Ramiro González.

"Hay fuertes sospechas de que diversos funcionarios del Gobierno han tenido reuniones con algunos magistrados y fiscales" con el objeto de impulsar investigaciones contra Moyano, señaló Llermanos.

En su contraataque, el sindicalista acusa una suerte de malversación de fondos públicos para orquestar y sostener en medios de comunicación y redes sociales una "campaña permanente con la exclusiva finalidad de causar desprestigio y para estimular reacciones adversas en el Poder Judicial". En este contexto, el gremialista hizo nombres propios y pidió una pericia contable para que audite los montos percibidos en concepto de pautas publicitarias por organismos oficiales que recibieron los periodistas Luis Majul y Alfredo Leuco.

Además de su presentación en los tribunales, Moyano dio ayer una conferencia de prensa en Independiente para defenderse de las revelaciones que exhiben pagos del club a la barra brava en el marco de una de las causas en la que se lo investiga a él y a su hijo Pablo por lavado de dinero.

"Con la poca simpatía que nos tiene el Presidente a mí y a Pablo, si tuvieran algo ya nos hubieran metido en cana, pero no tienen nada", dijo el líder de los camioneros.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.