Acordaron congelar el precio de los combustibles por dos meses

La columna de Pablo Fernández Blanco: "El inédito plan del Gobierno para frenar el aumento de naftas

03:55
Video
(0)
8 de mayo de 2018  • 20:59

Luego de que el ministro de Energía y Minería de la Nación Juan José Aranguren solicitara a las principales compañías petroleras que no aumenten los precios de sus combustibles por 60 días finalmente hubo un acuerdo. El objetivo de la medida era evitar otro elemento que sirviera para impulsar la inflación de este mes, además de moderar el impacto que tendrá sobre los sobre los precios la devaluación que viene sufriendo el peso desde la semana pasada.

Según pudo saber LA NACION, la cartera a cargo de Aranguren logró que YPF, Pan American Energy (que opera la red Axion) y Shell suscribieran a un Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria, e invitó a las restantes empresas de refinación y comercialización de combustibles a suscribirlo.

Según se informó, los Refinadores se comprometieron a no realizar modificaciones de los precios netos de impuestos actualmente vigentes de sus combustibles durante mayo y junio 2018 y fue firmado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren; el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez; el de Shell Argentina, Teófilo Lacroze; y el director ejecutivo de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni.

Se creará una cuenta compensatoria que incorporará al retraso acumulado (12%), los ajustes resultantes de eventuales variaciones adicionales de costos (petróleo crudo, tipo de cambio y precio de biocombustibles) no trasladados a precios en los meses de mayo y junio.

El acuerdo tendrá vigencia por un plazo de 8 meses a partir del pasado 1 de mayo de 2018, con las actuales cotizaciones del crudo Brent y la tasa de cambio vigente y el precio actual de los biocombustibles e impuestos, la variación de costos para el sector de refinación implicaría un incremento de precios de venta al público promedio de 12% en sus combustibles en todo el país.

La medida aspira a conseguir así que el impacto en la inflación sea menor
La medida aspira a conseguir así que el impacto en la inflación sea menor Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia

A partir del 5 de julio de 2018, los Refinadores adicionarán en el precio de sus combustibles el resultado de la cuenta compensatoria en seis cuotas mensuales consecutivas denominadas en dólares.

El problema que arrastra el precio de los combustibles es que el 80% de su costo está atado al valor del petróleo, que se compra y se vende en pesos, pero a una cotización atada al dólar. La devaluación del peso desde fines del mes pasado es del 6,94%. Eso implica que las petroleras deban juntar más pesos para pagar la materia prima.

En la actualidad los precios de referencia más bajos del mercado son los que expone YPF en la ciudad de Buenos Aires y que se ubican para la nafta súper en 25,24 pesos por litro, la nafta premium 29,28 pesos, el gasoil común a 22,5 pesos y el premium a 25,70 pesos.

En lo que va del año, las empresas aplicaron tres aumentos de precios en sus combustibles que acumularon un incremento en promedio de 12 por ciento, con variaciones según las marcas y los tipos de productos.

En las últimas jornadas desde el sector se analizaba un nuevo incremento debido a la revaluación local del dólar, a un incremento del crudo tipo Brent hasta el umbral de los 75 dólares por barril y al aumento del precio que el Ministerio de Energía fija para los biocombustibles que se utilizan para los cortes de naftas y gasoil.

Desde el primero de enero rige la libre disponibilidad de las petroleras para fijar los precios de los combustibles en función de las variaciones de mercado, a pesar de lo cual el año pasado lograron incrementar en torno al 30% sus precios, varios puntos arriba de la inflación.

De acuerdo al informe mensual del Ministerio de Energía, las ventas por bandera durante al tercer mes del año fueron del 55 por ciento para YPF, 22 por ciento para Shell, 12 por ciento Axion, 6 por ciento Pampa, mientras que el porcentaje restante está atomizado.

El último aumento de combustibles ocurrió a principios de abril, con subas promedio del 4,5%, si bien en el caso de YPF el número fue menor.

Informe de Pablo Fernández Blanco

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?