Once: la Justicia aumentó la pena para Jaime, y Schiavi quedó a un paso de prisión

La Cámara de Casación ratificó las condenas y afirmó que la tragedia ocurrió no solo por la negligencia del motorman, sino también por las pésimas condiciones del tren
La Cámara de Casación ratificó las condenas y afirmó que la tragedia ocurrió no solo por la negligencia del motorman, sino también por las pésimas condiciones del tren Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
9 de mayo de 2018  

Aunque ya no estaba en la Secretaría de Transporte al momento del choque del tren, Ricardo Jaime fue el gran responsable de la tragedia de Once que causó 51 muertos en 2012. Esa fue la interpretación que hizo ayer la Cámara de Casación, que elevó la pena para el exfuncionario -detenido desde 2015- y unificó su condena por distintos delitos en ocho años de prisión.

La Cámara de Casación ratificó ayer las sentencias de funcionarios y empresarios por la tragedia ocurrida en la terminal de la línea Sarmiento, dos años y medio después de la sentencia dictada por el Tribunal Oral (TOF) Nº 2.

El tribunal atenuó la pena para el exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi de ocho a cinco años de prisión; para Claudio Cirigliano -el exdueño de TBA, la concesionaria del servicio-, de nueve a siete años, y para otros 16 exdirectivos, de los cuales cuatro tendrán ahora penas sin cumplimiento efectivo.

Familiares de la tragedia de Once destacaron la ratificación de condenas a funcionarios - Fuente: Té

1:50
Video

Los camaristas Juan Carlos Gemignani, Eduardo Riggi y Carlos Mahiques entendieron que el choque se ocasionó no solo por una negligente conducción del maquinista Marcos Córdoba. "El resultado finalmente acaecido no puede encontrarse y centrarse en un solo factor de riesgo o en la deficiente conducción de la unidad, sino que, más bien, ha obedecido a una multiplicidad de causas y circunstancias que en distintos lapsos temporales se fueron sucediendo", señalaron los jueces. Y enumeraron, entre la prueba ofrecida, otros factores, como las pésimas condiciones en que se explotaba el servicio y la ausencia de controles del Estado.

Jaime se desempeñó desde 2003 hasta 2009 en la Secretaría de Transporte bajo las órdenes de Néstor Kirchner. La Cámara de Casación entendió que Jaime orquestó un sistema para hacer negocios con el Estado en detrimento de la calidad del transporte ferroviario. Por eso, el tribunal ratificó la condena por administración fraudulenta con el agravado de que ese delito provocó el accidente de Once y lo inhabilitó de manera perpetua para ejercer cargos públicos.

Los camaristas elevaron entonces la pena de Jaime de seis a siete años y fijaron una condena única (que incluye otros delitos) de ocho años. Jaime ya había sido condenado por dádivas tanto de la empresa TBA como de Terminales de Buenos Aires (TEBA), que concesionaba la estación de ómnibus de Retiro.

Schiavi, su sucesor en Transporte, continuó -sostiene la Cámara- con esa política que deterioró los trenes y que tuvo como desenlace la tragedia del 22 de febrero de 2012. Riggi y Mahiques (Gemignani votó en disidencia) le bajaron la pena de ocho a cinco años de prisión, pero el exfuncionario igualmente quedó a un paso de ser detenido. Su defensa está habilitada para pedir un recurso extraordinario ante la Corte Suprema. En caso de que la Cámara de Casación no se lo permita, la sentencia se hará efectiva.

Algo similar ocurrió con Cirigliano, cuya condena bajó de nueve años a siete. Los camaristas entendieron que como empresario no puede tener la misma responsabilidad que funcionarios públicos como Jaime, a pesar de que el exdueño de TBA fue un partícipe necesario de la maniobra que originó la tragedia.

También otros 16 directivos de la línea gerencial de TBA y su controlante Cometrans que habían sido condenados por el TOF Nº 2 gozaron de reducciones de penas por parte de la Cámara de Casación.

Los casos más significativos son los de José Doce Portas, Alejandro Lopardo, Oscar Gariboglio y Pedro Ranieri, que habían sido condenados a cuatro años de prisión, pero cuya nueva condena fue fijada por Casación en tres años, lo que permite eludir el cumplimiento efectivo de la prisión.

El maquinista

La situación del maquinista Marcos Córdoba, a quien el resto de los condenados señalaron como el culpable del choque, se mantuvo prácticamente igual: el tribunal redujo unos meses su condena, que será ahora de tres años y tres meses de prisión. Córdoba permanece -con asistencia psicológica- como operario del tren Sarmiento.

La mañana del 22 de febrero de 2012, una formación del tren Sarmiento chocó contra la cabecera de la estación Once: causó 51 muertes -entre ellas, la de una mujer embarazada, por lo que la Cámara de Casación habla de 52 decesos- y 789 heridos. Casi cuatro años después, el TOF Nº 2 de la Capital condenó en diciembre de 2015 a 21 acusados por el accidente, entre ellos, Jaime, Schiavi, Cirigliano y Córdoba. Ese tribunal ordenó, además, investigar al entonces ministro de Planificación Julio De Vido sobre su responsabilidad en estas maniobras.

De hecho, De Vido -detenido por otra causa judicial- enfrenta ahora un juicio oral para determinar si el deterioro del sistema de transporte ferroviario y la falta de control eran responsabilidades que debía cumplir.

María Luján Rey, madre de Lucas Menghini, una de las víctimas del accidente, celebró el fallo: "Por fin se hizo justicia. Es un gran logro para todos que hayan sido condenados funcionarios y empresarios. Está claro que la tragedia de Once nunca tendría que haber ocurrido, pero que los funcionarios no hicieron nada por evitarla".

Los principales condenados

Políticos, empresarios y el motorman

Jaime y Schiavi, complicados ante la Justicia
Jaime y Schiavi, complicados ante la Justicia Fuente: Archivo

Ricardo Jaime

  • Condena original: 6 años
  • Nueva condena: 7 años
  • La Cámara de Casación fijó, además, una condena única para todos los delitos de 8 años. Está preso desde fines de 2015

Juan Pablo Schiavi

  • Condena original: 8 años
  • Nueva condena: 5 años
  • Fue el funcionario más beneficiado. El tribunal entendió que continuó con la estructura ilegal que había armado Jaime

Claudio Cirigliano

  • Condena original: 9 años
  • Nueva condena: 7 años
  • El entonces dueño de TBA, la empresa concesionaria, fue partícipe necesario para la administración fraudulenta que causó la tragedia

Marcos Córdoba

  • Condena original: 42 meses
  • Nueva condena: 39 meses
  • El motorman, señalado por todos los condenados como el responsable del choque, fue beneficiado con una pequeña reducción de su pena

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.