El Gobierno debe revisar todas las variables económicas de este año

8 de mayo de 2018  • 21:42

A continuación, los principales conceptos:

  • No estamos frente a una turbulencia pasajera. Lo que vivimos da cuenta de que el Gobierno ha tomado consciencia de ello.
  • El Estado vuelve a negociar un acuerdo con el FMI, 17 años después. Fue una medida bastante sorpresiva, se terminó resolviendo ayer a la tarde noche.
  • Se activó el plan B, que era pedir un acompañamiento al FMI. Ayer se reunieron Mauricio Macri, Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Luis Caputo pero no se filtró la información.
  • En el Gobierno dicen que la línea de crédito que se busca es flexible o contingente; un respaldo al Banco Central frente a cualquier corrida cambiaria. No es un pedido de préstamo para utilizarlo inmediatamente, sino como una espalda financiera. Con ello se busca dar una señal al mercado.
  • Oficialmente no hay un monto. En principio, es un dinero que se espera no tener que usarlo.
  • El FMI es un trauma psicológico, social y cultural para los argentinos.
  • La última vez que la Argentina debió recurrir fue con la gestión de De la Rúa, con una convertibilidad que crujía. En la crisis de 2001 y 2002 el FMI participó de manera efectiva en la economía y la política.
  • Con Lavagna al frente de Economía, en la gestión de Néstor Kirchner, llega la decisión de pagar 9000 millones de dólares de una sola vez para sacarse la tutela del FMI.
  • Se presenta un replanteo del escenario económico. Hasta ahora había un escenario internacional, ese mundo se terminó y empieza otro.
  • También empieza una nueva etapa para las coordenadas económicas argentinas. Se inicia un período diferente donde el Gobierno debe revisar todas las variables económicas previstas para este año. Los presupuestos casi no tienen validez.
  • Macri está blanqueando que se contaba con ciertas facilidades porque a nivel mundial había dinero disponible.
  • Hay una limitación en los instrumentos: la tasa y el déficit. Quemaron las naves de lo que tenían a mano y necesitaron recurrir a la última instancia que es un organismo internacional.
  • Esto expone la vulnerabilidad de la Argentina al clima financiero y económico global. La Argentina exhibió un nivel de fragilidad que no estábamos viendo.
  • Macri nunca imaginó que el horizonte se iba a adelantar tanto: Se supone que le 80% de la deuda está comprometida y asegurada.
  • La Argentina está demasiado expuesta por su déficit estructural.
  • Al principio de la corrida, el Gobierno estaba subestimando el caso.

TEMAS EN ESTA NOTA