srcset

Entrevista exclusiva

Cris Morena: "Muchas veces no me sentí escuchada por ser mujer"

Paula Soler
(0)
9 de mayo de 2018  • 15:53

Alta, delgada, con inquietud juvenil inclina la cabeza para escuchar, en medio del bullicio, a quienes se le acercan y quieren compartir su visión acerca de lo que acaba de exponer en una charla sobre educación, en uno de los auditorios de LA NACION. Cris Morena , con una bota ortopédica que combina con su vestido negro y su borceguí de taco bajo, se abre paso de a poco, de manera elegante, entre las personas que se le siguen acercando para saludarla, pasarle sus datos o compartir alguna sonrisa. Luego, se dedica a charlar con LA NACION. Dice que tiene poco tiempo pero, dispuesta, se entrega al diálogo.

Con esa misma impronta juvenil, la mujer que era la secretaria linda y divertida, casi naíf de Mesa de Noticias en los 80, y hoy es una poderosa productora de una serie de exitosas tiras infanto juveniles, habla de manera calma sobre sus mil proyectos, sobre las negociaciones que mantiene con productoras nacionales e internacionales y sobre sus ficciones que verán la luz en inglés. Y si bien al escucharla surge la pregunta de cómo hace para lidiar en tantos frentes a la vez, ella se muestra tranquila y entusiasta, bien parada por el camino emprendido y aprendido.

"No paro de aprender y los chicos son los que más me han enseñado", explica. El aprender fue el eje de la charla de la que fue parte en el marco de la quinta jornada de Management 2020, organizada por LA NACION y Accenture, que contó con la presencia de profesionales de distintos sectores. Y ese aprender es el que suena cuando opina sobre una televisión abierta frente a un Netflix arrasador; cuando asegura que el rating no importa si algo está bien hecho, y cuando habla del proyecto de su vida, un método de aprendizaje que asegura revolucionará de tal modo que quizás las escuelas no sean más escuelas sino movimientos en los que se empodere a los niños y jóvenes desde el respeto.

Luego de sus éxitos como Floricienta, Casi Ángeles y Aliados, Cris Morena se concentra en proyectos de animación, una tira orientada a los jóvenes y otra para adultos que causa expectativa tanto a nivel local como internacional.

-¿En qué etapa están los proyectos con los que volverías a la televisión?

-Están en proceso. Estamos con Floricienta animada que nos va a llevar unos varios años terminarlo, junto a Discovery Kids, gente de Canal A y Mundo Loco, que es la productora asociada con Juan José Campanella en todo lo que es proyectos de animación. La otra producción es una película musical animada que estamos generando también con Campanella y yo le estoy haciendo toda la parte musical. Además, tengo otro proyecto con el Cirque du Soleil, que es una serie de chicos para Canadá... Estos tres proyectos los estoy haciendo en inglés... así que imaginate es todo un trabajo.

Otro proyecto para salir, ojalá en la pantalla abierta local, es uno para adultos. Estamos en una etapa interesante, se acaban de hacer los screening en Los Angeles y generaron mucho interés de un par de productoras. Ahora hay que hacer coalición entre varios grupos, un canal de Colombia con otro canal de afuera, para lograr hacer un producto de un nivel de calidad alto. Eso es complicado de lograr a la hora de armar el producto. La serie se llama Otro Mundo y es para jóvenes, muy linda. Es una gran historia de amor con mucha música, creatividad y fuerza vital. Y la otra es Finderland, que es una miniserie de 13 capítulos. Es un proyecto en el que estoy hace ya dos años, pero en otros lados me piden 60 capítulos, entonces estamos entre una enorme productora del mundo que quiere la miniserie, pero se quiere unir con la que pide 60 capítulos, así que estamos viendo si en vez de 60 son 30 y la hacemos.

La productora de ficciones infanto juveniles habló con LA NACION en el marco de una jornada sobre educación en Managment 2020
La productora de ficciones infanto juveniles habló con LA NACION en el marco de una jornada sobre educación en Managment 2020 Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

-¿Ya tenés los elencos completos?

-Todavía no. En Otro Mundo es un elenco nuevo. A mí me encantan los semilleros, los autodidactas y no tanto porque hay mucha gente que viene estudiando teatro, canto y baile, porque justamente todo se trata de aprender. Claro que van a estar rodeados de actores importantes para que los acompañen, sean sus maestros o guías. Para Finderland, que es para adultos, tenía unos nombres, pero como pasaron unos años creo que hay que cambiarlos.

-¿Cuál de estos proyectos es el más cercano a verse en la pantalla?

-Están los dos ahí.

-¿En qué pantalla se verían?

-Seguramente si Otro mundo lo hago en Colombia, se va a ver más rápido en Latinoamérica. Posiblemente se vea al mismo tiempo en la Argentina si logro hacer la triangulación con un canal de acá que aún ni puedo decir cuál. Sería en televisión abierta y también en otras plataformas, con mucho Internet, que es lo que siempre hacemos ahora para llegar de otra forma, muy disruptiva.

-¿Cómo ves a la televisión argentina frente a Netflix? ¿Es un competidor o una oportunidad?

-No lo veo como competencia a Netflix, no estamos compitiendo con Netflix porque es imposible. Creo que la televisión abierta argentina está en un proceso complicado porque las pautas publicitarias se fueron a otros espacios que tienen que ver con las redes y en la búsqueda de llegar más a la gente. Hoy por hoy, yo que trabajo para niños y jóvenes, sabemos que están todos en las redes. Entonces hay que tener un pensamiento mucho más global, abierto y disruptivo y enraizado en lo que ellos están buscando. Pero a mí me encantaría que este proyecto Otro Mundo pudiera salir en televisión abierta porque por ejemplo a 100 días para enamorarse le fue bastante bien. Me río un poco con esto de decir que algo "anduvo muy bien", porque el "anduvo muy bien" de hoy es lo que hace no tan poco era un fracaso. Hay que adecuarse a lo que está pasando.

-¿Adecuarse sin entrar en pánico? Hoy se levantan ficciones velozmente cuando los números no cierran...

-Sí, no hay que entrar en pánico para nada. Hay que olvidarse del rating y hacer las cosas bien. Cuando las cosas están bien hechas, funcionan.

-Se han dado producciones en la TV pública que les ha ido bien y han pasado a Netflix, como El Marginal, ¿sería un ejemplo?

-Sí, claro. Y me gusta cómo está trabajando la TV pública. Estuve en reunión con gente del canal y están trabajando con la plataforma Contar en Argentina [es una OVP, online video platform, totalmente gratuita], donde se van a ver contenidos originales de la Argentina. Es algo muy interesante y eso es lo que hay que tener en la cabeza.

Qué es aprender, según Cris Morena

Cris Morena no sólo centra sus energías en plasmar su creatividad en proyectos con visión internacional. Preocupada por el estado de la educación en el país, afirma que hoy por hoy la desvela e inspira otra cosa. "Hoy el proyecto de mi vida es 'Otro Mundo', que tiene que ver con con un movimiento revolucionario en el aprendizaje atravesado por las artes, lo tech, lo científico y audiovisual, atravesado por proyectos en común y objetivos, que es sobre lo que hablé en la charla", explica.

Veinte años después, el elenco del éxito de Cris Morena, Verano del 98 reúne a varias generaciones
Veinte años después, el elenco del éxito de Cris Morena, Verano del 98 reúne a varias generaciones

-En la charla de Managment 2020 hablaste sobre tu proyecto de aprendizaje, ¿de qué se trata?

-Estamos con un equipo interdisciplinario de pensamiento de diseño del método, que ojalá que el día de mañana pueda servir para el futuro del aprendizaje en la Argentina. Quizás no haya que aplicarlo a ningún lado, sino que haya colegios así... que quizás no sean colegios, quizás se llamen ´movimientos´ para estar en cambio permanente.

-Nada estanco...

-Nada. El aprendizaje es revolucionario, revoluciona para evolucionar.

-Para lograr esta idea de aprendizaje, te sirvió el trabajar más con adultos o con chicos?

-Soy una aprendiz de los niños, todo lo que sé lo he aprendido de ellos y hablo por boca de ellos. No es nada novedoso lo que digo. Lo que ellos están sintiendo e implorando es respeto y contención. Están pidiendo que alguien los acompañe en esta búsqueda de la curiosidad permanente, de la creatividad. Necesitamos que estos niños y jóvenes sean seres creativos a los que les brillen los ojos, hagan lo que hagan. Esos seres serán grandes emprendedores y artífices de sus vidas.

Cris Morena, junto con los chicos de Aliados
Cris Morena, junto con los chicos de Aliados

-Esa inquietud y curiosidad y pedido de respeto, ¿es un denominador común en las diferentes generaciones con las que trabajaste?

-Sí, yo les brindé todas las herramientas y funcionaron de una manera increíble. Funcionar no es la palabra. Se empoderaron de una manera increíble. En la charla sobre educación decían ´hay que enseñarles a´, pero no, ellos se empoderan solos cuando vos les brindás el espacio, el movimiento de contención, la guía y la motivación. Todos tenemos la misma inteligencia, pero no todos tenemos la voluntad. Entonces necesitamos motivarnos por donde estamos buscando y que alguien nos diga ´bien por este lado´.

-Hay que incentivar la curiosidad.

-Pero hoy la curiosidad está mal vista. ´Quedate quieto´, ´no molestes, no preguntes más´, eso se les dice a los chicos. Y también eso de hay que ´enseñarles a...´ y yo me pregunto, ¿enseñarles qué cosa? Tienen que aprender en áreas que les sirvan en la vida cotidiana y eso que aprendan se va a realzar en la vida cotidiana. De qué me sirve a mí saber una fórmula química que jamás voy a usar. Quizás algún chico que le guste mucho esa materia, lo va a aplicar y le va a interesar, pero hay que achicar el contenido de las materias para dar el contenido fundamental, así los chicos sean el día de mañana chicos empoderados y creativos y que ellos mismos descubran sus habilidades. No que sean los grandes quienes las descubren. Ellos tienen que autodescubrirse.

-¿Podés determinar alguna diferencia entre las generaciones con las que venís trabajando, desde los 90 a estos años?

-Diferencias no veo. Me angustia ver cómo algunos se van quebrando, no en el caso mío porque toda la gente que pasó por nuestros equipos es gente muy empoderada. Y son sumamente muy agradecidos por haber vivido y trabajado con adultos y tomado decisiones con adultos que los respetaban mucho. Y yo me encargué de que fueran respetados.

-Debería ser la norma crear en todo tipo de ámbito espacios de respeto y empoderamiento, en el nivel de los adultos también, que es algo que buscan los movimientos de mujeres actuales. ¿Qué opinás de estos movimientos?

-Creo que estamos en un momento interesante donde muchas cosas están saliendo a la luz. Quizás de una manera muy desprolija. En la charla, hablando de educación con otros expositores también surgían estas cosas. A veces las palabras que se eligen no son las correctas exactamente porque uno está como dolido y dice cosas no tan exactas. Y cuando uno está dolido dice cosas que al otro lo perturban.

-¿Algún ejemplo o nombre propio?

-No quiero ponerle nombre, pero los movimientos que hacen avanzar siempre tienen este tipo de estallidos que parecen violentos, pero a veces son necesarios. Como fue el movimiento gay que para algunos era violento porque era muy expresivo, salían a las calles con sus marchas. Pero ahora todo es muy natural y alabado sea Dios que nos estamos entendiendo entre todos.

-Como mujer ejecutiva y creativa, trabajando en ambientes masculinos...

-Siempre estoy en ambientes masculinos.

-¿Algunas veces sentiste no eras escuchada por ser mujer?

-Muchísimas veces, pero cada vez menos y ahora me encuentro con más personas como las de hoy. También cuando uno va elevando su nivel de conciencia van apareciendo las personas que estás esperando que aparezcan. A veces uno aprende que hay batallas que no hay que dar. Cuando uno es más joven y más impetuoso las da y ponés mucho el físico y el alma. Hay que elegir qué batallas dar y para cuáles guardarte e investigar profundamente para después darlas con más fuerza y seguridad.

-¿Te estás guardando para dar alguna batalla?

-Estoy trabajando en lo que me interesa, estoy con un aprendizaje permanente por eso estoy con mi librito a mano. En esta mesa de educación conocí a personas increíbles. Eso es crecer y para los chicos es lo mismo, es ponerlos en procesos de aprendizajes donde esta luz aparezca. Somos animales de aprendizaje, todo el tiempo queremos conocer más hasta que nos vamos. Por eso cuando no aprendemos, algo grave está pasando.

-¿Pasa que estamos bloqueados a otras realidades?

-O nos están bloqueando. Hay mucho interés en los gobiernos para que las cosas queden bloqueadas. Desde siempre. Es difícil manejar gente emprendedora todo el tiempo, aunque parezca mentira. No lo digo por nosotros, sino en el mundo entero.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios