srcset

Adrián Iaies y su fanatismo por Estudiantes

Diego Zwengler
(0)
9 de mayo de 2018  

¿Cuál es la identidad pincha?

Estudiantes es como ser del signo de Escorpio. Si no sos pincha difícilmente despiertes una simpatía, seguro tenés un problema con nosotros. Nos distingue que nadie usa tanto el resultado como bandera. El fútbol se juega por dinero y a ganar. Lo importantes es eso y los hinchas de Estudiantes no tenemos paladar negro, aunque tuvimos grandes equipos.

Tu bío de WhatsApp dice: "El bidón no se mancha". ¿Ese tipo de hechos son característicos de Estudiantes?

Quedarse con la anécdota del bidón es muy chiquito. Lo que sí inventó Estudiantes fue tener planificado cada detalle -incluido lo del bidón- y para mí es lícito. Yo no tengo ningún problema con eso, en todo caso fue falta de planificación del técnico contrario que no les avisó a sus jugadores. Es como cuando tu mamá te decía de chico que no tomes nada de una botella que ya venga abierta. Esa planificación nació con Zubeldía y después lo perfeccionó Bilardo y eso sí nos ha caracterizado y nos ha estigmatizado.

¿Cómo surgió la canción que le hiciste al ex arquero "Chiquito" Bossio?

Estaba con mi hijo Martín en la cancha de Racing el día que "Chiquito" hizo el gol de cabeza en el descuento. Cuando llegué a casa compuse el tema, que se llama "Arco chico". Lo estrenamos al otro día en el ciclo Jazzología que organiza Carlos Inzillo, fana de Racing. Quedó como una cargada histórica.

Fanático de Estudiantes, el pianista programa sus conciertos viendo el fixture del pincha.
Fanático de Estudiantes, el pianista programa sus conciertos viendo el fixture del pincha. Fuente: Brando - Crédito: Gonza Rodríguez

A tu hijo le dejaste además un regalo muy especial

Cuando Martín estaba terminando la escuela nos pidieron que les regalemos algo muy preciado, un legado. Yo le di mi primer cuaderno de música y una foto del Estudiantes campeón del mundo firmada por varios jugadores. Esa foto me la había regalado mi tío que me hizo pincha, así que imaginate lo que valía. Cuando cumplí 50 mis hijos me regalaron esa misma foto ampliada.

¿De chico soñabas con jugar en la Primera de Estudiantes?

Juego desde los 4 años. Para poder salir a jugar en el potrero, en Haedo, primero mi vieja me obligaba a estudiar piano. A los 10 era al revés, me echaba para que deje el piano y salga a jugar. Era muy habilidoso y jugaba de lo que sea. Mi tío me quería probar en Estudiantes, pero mi viejo no quiso saber nada. Nunca me quise parecer a jugadores de otros equipos. Sólo tuve y tengo ojos para Estudiantes.

¿Es verdad que armás tus fechas de conciertos de acuerdo al fixture?

Totalmente, trato de no tocar si juega Estudiantes. Una vez en Notorious hice esperar media hora al público porque jugábamos contra Independiente un partido importante. Y si no puedo cancelar dejo el celular dentro del piano y mi hijo me va pasando data del partido. No podría estar tocando y concentrarme sin saber nada.

COMPLETÁ LA FRASE

Jugar lindo es: ganar. Luego si se te llenan los ojos mejor. Pero ganar 2 a 0 para no estar sufriendo por si te embocan es jugar lindo.

La cábala es: veo los partidos con mi hijo en la misma posición y no aceptamos verlo con otra gente.

Volver a la cancha de 1 y 57 sería: volver a casa. Somos un equipo en la diáspora. Como los judíos antes del Estado de Israel.

Cuando veo un partido del pincha sufro: Siempre, no disfruto ver a Estudiantes. Los partidos se sufren, por eso no veo amistosos, porque no se juega por nada .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.