Elisa Carrió denunció que agilizaron los trámites jubilatorios de la jueza Servini contra su voluntad

Carrió radicó una denuncia para defender a Servini
Carrió radicó una denuncia para defender a Servini Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Maia Jastreblansky
(0)
9 de mayo de 2018  • 16:36

Elisa Carrió radicó una denuncia penal para defender la permanencia de la decana de Comodoro Py, la jueza federal María Servini . La diputada asegura que la jubilación de la magistrada fue agilizada en la Anses por el Consejo de la Magistratura a espaldas de la jueza, que nunca quiso solicitar la formalización de su pensión.

La diputada de Cambiemos apuntó contra el el prosecretario administrativo del Departamento de Previsión Social del Consejo de la Magistratura, Amilcar Menéndez Páez. El escrito de la denuncia indica que ese empleado elevó, en junio de 2017, una nota a la Anses requiriendo que se conceda el beneficio jubilatorio para Servini "a la mayor brevedad posible".

Carrió aseguró que Servini ignoraba la existencia de esa carta y que se enteró de la petición "de casualidad". "Servini, en pleno ejercicio de su cargo, tomó conocimiento que la jubilaron por decisión arbitraria del Departamento de Previsión Social del Consejo de la Magistratura, dependiente de la Dirección General de Recursos Humanos" dijo Carrió en la denuncia a la que accedió este medio. La denuncia recayó en el juzgado de Daniel Rafecas.

Servini inició los trámites de su jubilación en 2001. Sin embargo siempre tuvo la intención de seguir en funciones en su juzgado. De hecho, obtuvo una acción declarativa que la habilitó a continuar en su cargo a pesar de que tiene 81 años. Es decir años seis más que la edad fijada por la Corte para que se retiren los jueces.

En este contexto, semanas atrás se sorprendió al conocer que sus haberes jubilatorios ya estaban disponibles, a pesar de no tener la voluntad de hacer efectiva su pensión. Hace tiempo que Servini cree que la quieren "correr de la cancha".

Según pudo conocer LA NACION, el departamento de Recursos Humanos del Consejo de la Magistratura movió los papeles de Servini en la Anses como parte de una trámite de rutina para actualizar su expediente jubilatorio. Un procedimiento que no impediría que siga trabajando.

En paralelo a su denuncia penal, Carrió solicitó esta tarde en el Consejo de la Magistratura los sumarios administrativos de Menéndez Páez y el director general de Recursos Humanos del Consejo, Federico Arturo Vincent. El pleno del Consejo debería votar si hace lugar o no a iniciar actuaciones por este pedido de la diputada oficialista.

"La Unidad de Atención de Trámites Centralizados del Anses no tenía por qué presumir que el funcionario peticionante se encontraba actuando ilegalmente, avasallando los derechos de la magistrada, incurriendo así en un claro abuso de sus funciones", dijo Carrió en su escrito.

"La única causal para el apartamiento de su cargo de Jueza Federal ha de ser su pedido expreso y personalísimo de cesar en su cargo y acogerse a la jubilación. Estando expresamente prohibido por nuestra Carta Magna, cualquier otra causal de apartamiento o disminución de su remuneración", dijo en su denuncia.

Viejos cortocircuitos

Servini tiene en su escritorio una denuncia de Carrió contra el titular de la Corte, Ricardo Lorenzetti .

Pero ese no es el único cortocircuito: Servini arrastra su enojo desde que su hijo Juan Cubría dejó de ser administrador de la caja del Consejo de la Magistratura, tras largas tensiones con la Corte.

Luego, cuando la Corte Suprema restableció el límite de 75 años como la edad a la que deben jubilarse los magistrados, Servini lo tomo como algo personal. "Primero fue mi hijo y ahora soy yo, porque tengo una denuncia contra el doctor Lorenzetti y no la cerramos y necesitan cerrarla", dijo en ese entonces en una entrevista a Ámbito Financiero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.