CUBA llega a los 100 años fiel a sus principios y con cambios en estudio

La sede central de CUBA
La sede central de CUBA
Claudio Cerviño
Alejo Miranda
(0)
11 de mayo de 2018  

La vida social-familiar ha ido mutando con el paso de las décadas. Por costumbres, motivos presupuestarios, cambios de hábitos. Pero para quienes heredaron y cultivaron una esencia de club como lugar de formación complementaria del hogar, el espíritu se mantiene inalterable. Cuando se escucha repetidas veces "mi segunda casa" no se trata de una mera falta de originalidad a la hora de una descripción, sino que engloba un sentimiento inquebrantable.

Le pasa también a la mayoría de los 22.000 socios de CUBA que hoy viven un día muy especial. Se celebra nada menos que el primer siglo de vida de una institución que trascendió, creció y mantuvo sus principios desde la génesis, allá por el 11 de mayo de 1918 cuando 26 estudiantes universitarios decidieron poner una marcha una idea de alcances impredecibles. Alquilando luego un inmueble en la Avenida Corrientes al 300 como centro de encuentro y para la práctica de algunos pocos deportes.

Hoy CUBA es un gigante con 9 sedes y en el cual se practican 28 deportes. Desde Viamonte, pasando por Villa de Mayo, el embarcadero de Núñez, Palermo, Fátima y hasta en la base del Cerro Catedral, en Bariloche. Entidad que forjó sus principios en el amateurismo y los conserva a rajatabla. Entidad también marcada por controversias, como las limitantes a las mujeres a ser socias (lo son, pero en carácter de adherente) y poder participar de la vida política; una situación que en la actualidad se encuentra en estudio y que podría dar un vuelco este mismo año si se aprueba la moción.

Para celebrar el centenario del Club Universitario de Buenos Aires, la nacion reunió en la sede de Núñez a ocho socios-deportistas de diferentes escalas: desde los consagrados hasta los anónimos. Todos moldeados por la misma esencia: formación y transmisión de valores. Participaron de este encuentro Ignacio Corleto, Puma de Bronce en el Mundial 2007; Javier Conte, bronce olímpico en yachting en Sydney 2000; Matías Moroni, integrante de los Pumas y de Jaguares, campeón de la URBA 2014 y del Nacional de Clubes 2014; Isabel Martin, representante de hockey sobre céspedy campeona en 1995; Juan Fernández Ocampo, atleta paralímpico de yachting en Londres 2012 y Río 2016; el pelotari y rugbier Pablo de Ezcurra, el mayor del grupo con 79 años; el boxeador Enrique Martorell, uno de los cinco federados que tiene la entidad, y el futbolista Gonzalo Mayo, figura desde hace más de tres décadas en una disciplina con récord de practicantes.

Historias, recuerdos inolvidables de niñez y adolescencia. Con la influencia que la vida de club tuvo en su desarrollo, la relación con la gente, y el orgullo por hacer pasar de generación en generación esas enseñanzas. Como Bebel Martin, cuyos padres y socios adquirieron una propiedad enfrente de la sede de Villa de Mayo y hoy ella misma transfiere la experiencia cubana a sus cuatro hijos cada fin de semana. O como Pablo de Ezcurra lo hizo con sus seis hijos (4 varones y dos mujeres), dos de los cuales, Santiago y Nicolás, llegaron a la Primera de rugby. O Javier Conte, heredando el gen competitivo de sus padres, Jorge y Marisa, nadadores internacionales de aguas abiertas.

Entre los festejos, este sábado habrá actos en Villa de Mayo desde las 11.30, con el hockey sobre césped, y desde las 14, con el rugby, en la previa del encuentro que la Primera de CUBA sostendrán con San Martín por el torneo de la URBA. Para el 12 de junio está prevista una noche de gala en el Teatro Coliseo, que contará con la participación del cantante Gerónimo Rauch. A fin de año, habrá un evento general para los socios en Villa de Mayo.

CUBA llegó a los 100 años y los celebra. Fiel a sus principios y con cambios en estudio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.