Para los deportistas de CUBA es vital la reforma del estatuto y que las mujeres sean socias plenas

La reforma del estatuto podría permitir el acceso de las mujeres como socias plenas de CUBA
La reforma del estatuto podría permitir el acceso de las mujeres como socias plenas de CUBA
Claudio Cerviño
Alejo Miranda
(0)
11 de mayo de 2018  

El trato igualitario en CUBA ha tenido algunos guiños a través de la historia, pero sigue sin ser pleno para las mujeres: son socias adherentes, no pueden votar ni ser electas para cargos directivos y tampoco acceder a la sede de la calle Viamonte. Aunque esto puede cambiar en el curso del año: se está trabajando en la reforma del estatuto con un proyecto que contemple su incorporación como socias plenas.

¿Cuál es la mirada al respecto de los socios-deportistas convocados por LA NACION con motivo del centenario? Mayoritariamente en favor de la reforma del estatuto. Isabel Martin vive este momento "con mucha alegría. Me parece algo lindísimo lo que está ocurriendo en el club. No lo siento como una conquista de la mujer. Es algo que va acorde con nuestros días. Hoy los socios del club son las familias. Yo veo trabajar hombro con hombro a mujeres y varones en CUBA. La mujer forma parte del club. Tengo una familia, padre y madre, socios de CUBA de toda la vida. Nunca sentí rechazo, o que no pudiera hacer algo por ser mujer. Disfruté del club en todos los aspectos. Pero me encanta que mi club esté a la altura y le dé a la mujer el lugar que merece. No reclamo derechos. Sé que la mujer tiene ese lugar y me encanta que los hombres del club se lo den. Para mí es algo lindo, orgullo que los hombres propongan esto".

Una mirada parecida a la del yachtman Javier Conte. "La iniciativa es buena. La sociedad a lo largo de los años fue cambiando. Los estatutos de hace 100 años quizá no estaban fuera de contexto. En el siglo 21 la igualdad de género es una realidad y es una excelente medida que CUBA esté planteándose estos cambios para que las mujeres puedan ser socias plenas. Que de por sí desarrollan innumerables actividades. Creo que es adecuar un estatuto, poner en papel lo que ocurre en la práctica".

Otra visión tiene Pablo de Ezcurra, el mayor de los convocados. "Yo no soy partidario de que la mujer sea socia y de que participe en la Comisión Directiva del club. Porque este es un club de hombres y por otra parte, salvo de Viamonte, pueden utilizar todo lo que tiene el club sin problemas. Un día, cuando ya estaba este revuelo, se lo planteé a mi mujer, que falleció hace dos años: "¿A vos te gustaría ser socia, necesitás ser socia?" Y me contestó: "No, si yo puedo usar todos los servicios del club, ¿para qué quiero más". Ella era socia adherente. Mis dos hijas tampoco se quejan. Hay un grupito que quiere manejar el club. Mi impresión es que la medida no se va a aprobar. Si tengo que votar mañana mismo, voto en contra".

Para Gonzalo Mayo, "estoy de acuerdo con que se incorporen las mujeres, me parece lógico y natural. Cuando se construyó CUBA eran otras épocas, pero ahora es insólito que las mujeres no tengan los mismos derechos". Según Juan Fernández Ocampo, "sería algo muy positivo. Que a estas alturas sea un club orientado exclusivamente a derechos de hombres es raro". Una posición que comparten los rugbiers. "Estoy totalmente a favor de que las mujeres sean socias con total plenitud y de todo", dice Nani Corleto. "Estoy de acuerdo con que la mujer tenga su lugar en el club. Que tenga los mismos derechos que los hombres,y al tener los mismos derechos también las mismas obligaciones", enfatiza Tute Moroni.

El enfoque de Enrique Martorell es coincidente: "El club se creó hace mucho tiempo, en una época en la que a las mujeres no les interesaba en lo más mínimo formar parte. Afortunadamente, y gracias al empuje de sus socios y a la gestión de sus dirigentes, fue creciendo hasta lo que es hoy en día, un gran club, y sobre todo un club familiar, lo que es mucho más notorio en todas las sedes, salvo Viamonte. La verdad es que no veo cómo la equiparación entre hombres y mujeres pueda conllevar un riesgo o perjudicar al club o cada uno de nosotros. Y estoy a favor de que las mujeres tengan los mismos derechos y obligaciones que el resto de los socios. De hecho, las mujeres ya forman parte del club desde hace muchos años. En un futuro quiero que toda mi familia sea socia de este club. Con respecto a Viamonte, entiendo que por tradición debería seguir siendo una sede exclusivamente de hombres".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.