"Empecé a diseñar estuches para poder llevar con onda mis materiales de dibujo"

Leonardo Mancuso viene del rubro de la confección de calzado, tuvo una marca, la dejó en stand by y ahora la relanza con un plus
Leonardo Mancuso viene del rubro de la confección de calzado, tuvo una marca, la dejó en stand by y ahora la relanza con un plus Fuente: LA NACION - Crédito: Inés Muguruza
Carola Birgin
(0)
10 de mayo de 2018  • 14:43

Su familia confecciona calzado desde siempre. Juan Mancuso hizo carrera en Boticelli y, hace 25 años, junto a su hijo Leonardo -quien por entonces tenía 18-, comenzó a fabricar zapatos de hombre en Trebbia SRL., planta que aún hoy conserva.

En 2009, Leonardo se independizó para fundar su propia marca, Céntrico. "Mi padre me impulsó a despegar del negocio familiar para plasmar mis intereses y generar productos desde una idea propia, donde pudieran interactuar arte, moda, diseño, viajes, amigos, experiencias. Empecé haciendo colecciones exclusivas de zapatos y accesorios de cuero". La identidad de la firma se apoyó, además de en los productos, en un estilo de consumo. En el sótano de la tienda de Palermo había una galería de arte contemporáneo con exhibición de obras de artistas jóvenes.

Volver a empezar

En agosto del 2015 cerró el local. La marca quedó en stand by hasta ahora. Asociado con quien era social media manager de la tienda, Timoteo Rojas, Leo relanzará Céntrico el 27 de mayo con una nueva apuesta. "Sigo con los zapatos, pero la novedad está en los productos funcionales para trasladar distintos objetos -cuenta-. La idea surgió en la necesidad de resolver cómo llevar materiales a los talleres de dibujo que voy. El tamaño de las hojas y blocks, los lápices, pinceles y acuarelas no se adaptan a los bolsos y las cartucheras disponibles no suelen venir en materiales de calidad. No había opciones con onda en el mercado".

La clave es la funcionalidad y los materiales en los estuches de diseño
La clave es la funcionalidad y los materiales en los estuches de diseño Fuente: LA NACION - Crédito: Inés Muguruza

Un tote que se hizo para él mismo sirvió de modelo para los desarrollos que siguieron y que se comercializan tanto online como en librerías especializadas.La herencia familiar aportó una pieza fundacional al proyecto que emprende a los 43 años: lo que sucede cotidianamente de la fábrica fue la fuente de inspiración. "Ahí, cada obrero se las arregla para facilitar su trabajo y cuidar sus herramientas, hace sus fundas para las cuchillas, martillos, piedras para afilar, protectores, parches para los delantales. Todo se realiza en cuero, que es lo que está al alcance de las manos". Pero, además, la experiencia junto a su familia trajo otro legado: "En los 25 años que estuve en la fábrica, aprendí a hacer productos de calidad, pero, especialmente, aprendí a darles importancia a los vínculos: a trabajar en equipo, a elegir trabajar con buenas personas, desde los socios hasta los empleados, clientes y proveedores. Las relaciones humanas son todo", concluye Mancuso. En la fábrica de mi familia aprendí a trabajar en equipo, a elegir trabajar con buenas personas, desde los socios hasta los empleados, clientes y proveedores. Las relaciones humanas son todo".

Más información: www.instagram.com/centrico_a/

PRODUCCIÓN: Nancy Milrud. Asistente de producción: Paula Russo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.